• Deportes

Argentina: furor por álbum del Mundial provoca intervención del gobierno

  • Edwin G
Los kiosqueros de la entidad sudamericana acusan a Panini por no haberles distribuido de forma leal el producto, lo que ha generado una ola de protestas
.

La euforia que desató el álbum del Mundial de Catar 2022 en Argentina generó incluso la intervención del gobierno de ese país ante la acusación establecimientos locales conocidos como “kioskos”, quienes señalaron competencia desleal dado que las estampas no llegaron a sus puestos.

Cada cuatro años la editorial Panini pone a la venta el álbum oficial de la justa mundialista avalada por FIFA, aunque en esta ocasión toda la atención se centró en el país sudamericano.

“Segunda semana sin figuritas y álbumes, es una vergüenza que los kioskeros de la República Argentina todavía no tengamos la mercancía para vender”, señalaron algunos usuarios a través de redes sociales luego de que este álbum se pusiera a la venta desde el pasado 24 de agosto.

 

Escasez de figuras

El álbum del Mundial 2022 alusivo a la justa catarí ha implicado todo un reto para el público en Argentina al no poder encontrar con facilidad los sobres o incluso los propios álbumes, mismos que necesitan un total de 670 estampas para llenarlo completamente.

Ante las repetidas quejas, la Secretaría de Comercio convocó a los representantes de la empresa New Rita S.A. (que tienen la licencia para comercializar los productos Panini) y la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) a una junta extraordinaria para mediar la situación.

“Comenzó la reunión para evaluar la situación del mercado de figuritas del Mundial. Abrimos un canal de diálogo entre la Unión de Kioskeros y Panini, poniendo a disposición nuestros equipos legales y técnicos para colaborar en la búsqueda de posibles soluciones”, señalaron en su cuenta de Twitter.

El tema que dio pie a la reunión fue la molestia de los comerciantes, quienes acusan directamente a la comercializadora por la falta de productos, así como de no haber respetado una tradición de años en la que los kiosqueros han quedado apartados.

La problemática también radica en que Panini les dio prioridad a las cadenas de supermercados, gasolinerías y aplicaciones móviles como Amazon para llevarles el producto y ponerlo a la venta, lo que generó afectaciones en los puestos minoritarios.

 

Abusos y desazones

Una vez que se pusieron a la venta los productos Panini, la demanda excedió por completo la disponibilidad de estos, por lo que solo tuvieron que pasar algunas horas para que la mercaancía se agotara, lo que también favoreció a la intervención del mercado negro.

A esto se deben añadir los distintos reportes y denuncias sobre los distribuidores locales, quienes habrían fijado precios por encima de los 150 pesos argentinos (poco más de un dólar), lo que rebasa el valor establecido para cada sobre.

“Panini creó un monstruo”, advirtió la BBC en un artículo dedicado a estos productos dada la sensación por coleccionar el álbum rumbo a Catar 2022, a lo que sumaron el toque de dramatismo tras citar la historia de Rodrigo Condori, un niño argentino de 10 años de edad.

“Todos mis compañeros están juntando figuritas y las cambiamos en la escuela”, comentó al medio británico. No obstante, el padre del menor compartió la complicada travesía que resulta conseguir los sobres, pues incluso han llegado a formarse por tres horas solo para comprar la caja que contiene 104 sobres.

Dicho sea de paso, no se ha hecho público el acuerdo entre los involucrados, donde el Gobierno de Argentina sólo ha intervenido como mediador del conflicto entre Panini y la Ukra.

Foto: Twitter

Tags: 

Comentarios de Facebook: