La soberbia de la dirigencia panista

  • Humberto Fernández de Lara Cajica
Reactivar el turismo

Pareciera ser que el PRI y el PAN con sus respectivos dirigentes en el estado se encuentran jugando “gallo – gallina”; aquel juego de la infancia que definía al ganador con la tarea de decidir o actuar primero para ponerle fin a la disputa y hacer la relación más justa, de tal forma que el ejercicio se deja a la suerte de quien alcance primero al otro con el zapato o el pie, ¿se llegara al pisotón? 

Néstor Camarillo Medina está en la mejor disposición, mientras la dirigente del PAN se hace la difícil. Hace apenas unos días, el dirigente priista declaró que la unión entre priistas y panistas está viciada por soberbia e incongruencia por parte de los dirigentes azules tanto de orden nacional como local. 

La situación está en el estire y afloje, pues por el bien de un frente en común para ser opción competitiva en las próximas elecciones, ojalá la liga no se rompa, porque de algo está seguro el panismo, en especial el poblano: no cederán fácilmente candidaturas en común luego que su percepción los mantiene en las alturas, lo que no les permite ver a fondo que necesitaran unirse con otras fuerzas políticas. Esta soberbia panista los puede llevar a las ruinas electorales y por eso deben ser más humildes, con cierta sensibilidad sin ingenuidad por supuesto.  

El panismo nació en el seno de la oposición y pareciera ser que su destino inmediato es estar fuera de la jugada. En esta institución existen cuadros honrados y capaces, sin embargo, bajo el yugo de la dinámica dominante de su presidenta local no les permitirá a los panistas tener un desenlace honroso, porque la maquinaria morenista federal y local va directo con ellos, se ha vuelto un tema personal, y no precisamente porque los azules han sido una oposición responsable, sino que algunos se hacen valer de artimañas perversas para descalificar. 

La lideresa panista se ha esmerado en hacer política vulgar y en consecuencia se ha hecho de muchos rivales. En días anteriores la han descalificado con guerra sucia, exhibiendo su patrimonio dudoso, entre otros actos que la han dejado en ridículo. Ante esta situación, la presidenta de “acción nacional” decidió presentar una solicitud de amparo. 

En ese tenor, mi abuelo decía: el que nada debe nada teme y de lo que deberían estar seguros muchos panistas respetables de cepa es que hay fuego amigo en su partido, porque la dirigente representa un riesgo hasta para su propia casa, porque además de ser impulsiva, no sabe qué en política forma es fondo. 

En medio de lo mencionado, entre los ánimos de soberbia y la supuesta corrupción de las cúpulas panistas, ¿será prudente que el priismo y otras fuerzas políticas le rueguen al pan poblano?, por supuesto que no. En el pan deben replantearse y entre ellos darse el beneficio de la duda para valorar el trabajo de su presidenta, quien no solo se pelea con el gobierno por ser “oposición”, sino con sus propios correligionarios. 

Aunado a lo anterior, si no me creen pregúntele a Eduardo Rivera Pérez, otra presa de la dirigente, quien lo acusó por supuestos nexos con el gobierno en turno. Vaya que le gusta fabricar historias en perjuicio de los suyos, pues José Antonio Gali Fayad tampoco fue la excepción. 

Tampoco quiero generalizar, porque también ha tratado bien a ciertos personajes como es el caso de su supuesta pareja sentimental (de acuerdo a diversos medios de comunicación), que lo envió como representante del PAN ante el IEE. 

Con estas posturas despóticas no se puede entablar una comunicación sincera o formal, ni mucho menos formular una plataforma electoral en común, porque si a los panistas no le convienen estos liderazgos, mucho menos a otras fuerzas políticas. 

La soberbia no lleva a las personas a ningún sitio favorable y eso lo saben los dirigentes partidistas como Néstor Camarillo Medina. Insisto, ojalá se serene la situación para hablar con altura política y por el bien de frentes comunes.  

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

Reactivar el turismo 

 

El turismo es una actividad que debe ponerse en práctica para la reactivación económica. Esta lógica la tiene a bien el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, pues finalmente una organización de oposición le apuesta a la promoción turística. No se necesita ser economista para destacar la importancia de esta área, por sentido común, la derrama económica y el oxígeno monetario que implica, se manifiestan en bolsillos de comercios, trabajadores, empresarios y hasta para el sistema público. 

México tiene mucho que ofrecer en este sentido y una de las omisiones del gobierno federal ha sido la falta de cuidado e impulso al turismo. Ninguna corriente política de derecha o izquierda debe apropiarse del turismo, así como tampoco declarase incompetente, al contrario, debe regir en cualquier orden para el beneficio de la nación en plena era de globalización y desarrollo para la apertura de fronteras. 

Los recortes presupuestales y el desinterés por parte del gobierno, son justificados por una supuesta política social de beneficio a las clases más necesitadas en el país, pero se ha ignorado que la reactivación del ramo podrá mejorar las condiciones sociales ofreciendo más de cuatro millones de empleos directos e indirectos. La administración pública federal eliminó cerca del cuarenta por ciento del presupuesto, despidiendo al Consejo Nacional de Promoción Turística, entre otros programas, presupuestos y políticas. 

Nuestros recursos naturales, culturales y arquitectónicos, convierten a México en una potencia, es por ello que nuestro país debe estar a la altura, pero para eso se requiere una promoción inteligente, con beneficios y condiciones atractivas para los turistas locales, y en su momento extranjeros.  El partido tricolor ha ofrecido una línea de acción con ejes centrales, de los cuales destacan los siguientes: 

Pueblos Mágicos. Hay miles de municipios atractivos y los pueblos mágicos en promedio le hacen tributo a la denominación de magia. Se propone promover un programa para la difusión de destinos nacionales.

Promoción al Turismo Sustentable. La creación del Consejo con la consigna citada, buscará convertir a México en un punto clave para la sustentabilidad. Las circunstancias y las políticas de vanguardia deben sujetarse a la protección del medio ambiente y México no debe ser la excepción para estar a la altura mundial.   

Fondo de Rescate para las Mipymes Turísticas. El objetivo de esta propuesta es crear un fondo para rescatar a las empresas, especialmente de las que se nutren directamente del turismo.

En ese sentido, las tres propuestas son centrales, sin embargo, la última tiene gran relevancia por las pérdidas generadas a consecuencia de la pandemia. Desde antes de la pandemia, el gobierno federal no mostró interés en el turismo, causando que el índice turístico en México disminuyera considerablemente. Encima del abandono al ramo, el COVID-19 llegó para rematar el fracaso de las empresas y por ende de los trabajadores, causando un desplome económico serio.  

No será fácil reactivar la economía a través del turismo, pero de lo que debemos estar convencidos es que la actividad turística ofrece bondades a la economía de los mexicanos. 

¿Qué hacer en un episodio complejo frente a una epidemia latente y una crisis economía? 

El contexto es difícil. Países como Estados Unidos a través de sus gobiernos, han sugerido a sus habitantes no viajar a México por las implicaciones de riesgo, la inseguridad pública y por nuestro status mundial en la pandemia. Con estas posturas se complica la reactivación del turismo internacional, no obstante, debemos fomentar los destinos atractivos para la demanda local. 

Hay una línea muy delgada entre no viajar (cuidarse) y recrearse en diversos sitios del país. Por lo anterior, desde ahora debemos trabajar en cualquier orden a favor del turismo nacional y paulatinamente por lo demás. Es momento de fijar bases y proponer, de tal suerte que haya una mejor planeación y aportación en la presente crisis. 

Sin duda es el peor momento para el turismo mundial y las tareas se volverán más complejas. Ante esta situación, considero que, con voluntad y esmero, sí podremos superar los logros pasados cuando fuimos el séptimo país más visitado del mundo. Pero si el gobierno federal o local y los ciudadanos no hacen lo propio, no llegaremos ni a los primeros diez países más visitados del mundo. 

humberto_fernandez_de_lara@hotmail.com 

Opinion para Interiores: 

Visitas: 773
Versión para impresión

Anteriores

Humberto Fernández de Lara Cajica

Licenciado en Derecho Ibero Puebla. Maestro en Gobierno y Administración BUAP. Es Notario Público Auxiliar. Presidente de la Fundación Colosio en el Estado de Puebla