Las rupturas morenistas y la sucesión presidencial

  • Juan de Dios Andrade

Comentarios: confinespoliticos@gmail.com

Twitter: @confinespol

Facebook: Confines Políticos

Sitio: https://www.confinespoliticos.com/

 

Un sistema de salud que venía mal desde hace décadas y que lo poco que estaba medianamente funcionando, fue desmantelado en los primeros meses del actual gobierno y vino la pandemia. Una estrategia de seguridad inexistente que terminó transitando en el mismo cauce de la militarización mal disimulada y, hoy, los cárteles de la droga desafían a las autoridades a la hora que les place y con el ‘culiacanazo’ quedó claro el mensaje y la realidad imperante. Un cambio de paradigma geopolítico global y un presidente que parece no entender el escenario internacional, lo que equivale a decir que carece de una visión geoestratégica y acaba de entrar en vigor el T-MEC. Una serie de mensajes de diversas instancias nacionales e internacionales, en el sentido de que el complicado panorama económico de México cabalga a medio camino entre la recesión global y algunos disparates presidenciales que han abonado a la desconfianza y, en lugar de corregir, sigue la tanda de ocurrencias y la fuga de capitales. Sumado a los efectos sociales y económicos del COVID-19 y al nivel de endeudamiento, el escenario está como para quitarle el sueño a cualquiera. Podría mencionar más cosas, pero con lo anterior basta para ilustrar…

Pero lo inquietante estriba en que, mientras los asuntos graves del país exigen abocarse a resolverlos, el presidente está más ocupado en montar escenas distractoras para atenuarlos. Basta ver lo hecho a la llegada de Emilio Lozoya para tratar, primero, de ocultar y, luego, de justificar el que no haya sido ingresado a la cárcel ni puesto a disposición de la autoridad competente…

Si Andrés Manuel desea procesar a alguien como Enrique Peña Nieto, me temo que la Constitución indica claramente por cuáles delitos se podría hacer y los presuntamente cometidos por Emilio Lozoya no parecen encuadrarse ahí. Hay tres caminos: intentar enjuiciar al expresidente y terminar haciendo el ridículo en tribunales, proceder con un linchamiento mediático sin mayores consecuencias y culpar al sistema judicial (lo que podría traer consecuencias para el tabasqueño en la opinión pública) o irse contra otros, sobre todo del PRI y del PAN…

El INE y la lucha de facciones morenistas

Por si no bastase, tenemos las maniobras de los diputados petistas y morenistas tratando de tumbar las quintetas para designar a los consejeros del INE y, en medio del forcejeo, olvidaron que la primera característica de alguien independiente es serlo ante el que detenta el poder. Es decir: del presidente y su partido.  Claro que tampoco se enteraron de que la Cámara de Diputados no está facultada para ‘devolver’ las quintetas recibidas y, en caso de impugnación, la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación dice que en ningún caso las impugnaciones previstas en dicha Ley producirán efectos suspensivos sobre lo impugnado (Título Segundo, Capítulo I, Art. 6, Punto 2). Es decir: ni se puede ‘devolver’ ni se puede ‘suspender’, lo que equivale a decir que quienes secundaron la idea no sabían lo que decían e impugnar implica demostrar que se violentó el procedimiento, cosa que no parece que haya ocurrido…

¿Y todo para qué? Al final, Mario Delgado, coordinador de diputados federales de MORENA, dio su respaldo a las quintetas en cuestión, dejando ‘colgados de la brocha’ a Gerardo Fernández Noroña y a Dolores Padierna, así como a John Ackerman, que, además, viene envuelto en una serie de conflictos y polémicas, que incluyen descalificar al mismísimo Ricardo Monreal y vean la respuesta que le dio Alejandro Armenta. Indudablemente, existe una purga en proceso al interior de las filas morenistas…

Hay una facción que pretende una autoridad electoral a modo. ¿Para qué? Podríamos pensar que para consolidar y ampliar el margen de maniobra del presidente y de sus aliados, pero también para modificar la Constitución e imponer una dictadura personal o de partido, o ambas a la vez…

Asimismo, hay otra en torno a Monreal que trata de recuperar terreno ante Marcelo Ebrard en pos de la candidatura presidencial de 2024. Para un ‘viejo lobo de mar’ como el senador, no pasa inadvertido que la visita a Trump podría traer malas consecuencias para los promotores, entre ellos el canciller: Todas las encuestas indican una desventaja de Donald Trump frente a Joe Biden, aunque nada está escrito en materia de elecciones y les recuerdo el doble sistema electoral que tienen en Estados Unidos. En las votaciones anteriores, Hillary Clinton ganó en el voto popular, pero perdió en el Colegio Electoral…

De perder Trump la reelección, López Obrador no sería bien visto por Biden y alguien tendría que pagar por ello, lo que mermaría los bonos de Ebrard para 2024 y sería la oportunidad esperada por Ricardo Monreal, aunque, claro, Andrés Manuel también cuenta con Claudia Sheinbaum para la sucesión presidencial…

Se tejen y destejen alianzas camino a la sucesión presidencial y ocurre en medio de un escenario inestable política y económicamente hablando, lo que divide las opiniones de los expertos: mientras unos creen que México está cerca del colapso financiero, otros piensan que el país aguantará, pero el precio será muy alto…

Aparatos de inteligencia e incoherencia sistémica

El presidente parece no evaluar correctamente que algunos de sus pronunciamientos y decisiones conducen a la incoherencia sistémica de su gobierno, como lo acabamos de ver en la filtración de que Jiménez Espriú habría presentado su renuncia a la SCT y su relevo sería Lázaro Cárdenas, luego de las críticas hechas hacia el secretario por parte del gobernador Jaime Bonilla (por el control de la plaza de cobro de la carretera Tijuana-Playas de Rosarito) y de la decisión presidencial de entregar puertos y aduanas a la SEMAR. La falta de confirmación inmediata por parte del Gobierno federal se tomó como señal de los desacuerdos y tensiones entre el presidente y parte de su gabinete. Como si careciese de asesores que elaboren una hoja de ruta o tal vez no les hace caso…

Pero entre lo más delicado de esa incoherencia, están dos puntos relacionados con labores de inteligencia: una es la pugna entre el fiscal Alejandro Gertz Manero y Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, especialmente por los casos de Rosario Robles, Genaro García Luna y Emilio Lozoya, lo que ameritó la intervención pública de López Obrador pidiéndoles hacer las paces. El segundo caso es la disputa entre Alfonso Durazo y el General Audomaro Martínez Zapata por el control del Centro Nacional de Inteligencia, lo que ha llevado a una especie de ‘vendetta’ y purgas que podrían convertirse en un dolor de cabeza…

Los expertos en transiciones dicen que la persistencia de un régimen se decide por la coherencia, porque de ello depende la estabilidad y la capacidad de previsión, de tal modo que la incoherencia facilita el que no puedas anticipar el futuro, afecta tu capacidad de decisiones y genera inestabilidad. ¿Se imaginan todo eso en medio de escaladas desestabilizadoras de la delincuencia organizada y de la lucha por el poder al interior de los aparatos de inteligencia? A veces sólo hace falta un video para poner a las autoridades a temblar, como lo acabamos de ver, al grado de optar por descalificarlo por ‘montaje’, en lugar de dar una respuesta clara y contundente…

 

Hasta entonces…

Opinion para Interiores: 

Visitas: 644
Versión para impresión

Anteriores

Juan de Dios Andrade

Politólogo. Analista político y asesor. Especializado en historia y política mexicana, geopolítica y geoestrategia, Historia de las ideas políticas, teoría política y análisis de escenarios. Autor de la columna Confines Políticos