• Entretenimiento

Atlixco: conoce más de este pueblo mágico

  • Beto Fong
Un pueblo lleno de flores.
.

Los pueblos mágicos son lugares llenos de historia y cultura. En el estado de Puebla hay varios de estos pueblos mágicos que vale la pena conocer; sin embargo, el día de hoy solo hablaremos de uno: Atlixco, una pequeña ciudad llena de tesoros turísticos.

Atlixco se ubica a 30 km de la ciudad de Puebla, capital del Estado, y cuenta con dos vías de acceso: la Carretera Federal 190 y la Autopista Vía Atlixcáyotl. Su nombre significa “Lugar del valle de agua”.

Actualmente, es una moderna ciudad con más de cien mil habitantes que ha logrado armonizar su desarrollo urbano con el majestuoso legado de arquitectura colonial que dejaron sus fundadores (1579), y que hoy es uno de los principales atractivos turísticos de este municipio. Es una ciudad mundialmente conocida por su buen clima, la actividad florística, comercial y turística que le valieron haber sido llamada Atlixco de las Flores y Granero de la Nueva España durante la época virreinal.

Breve historia

Hacia el año 1100 d. C. el valle de Atlixco se hallaba ocupado por pobladores de origen teochichimeca, chichimeca y xicalancas que bajo el dominio de la gran Tenochtitlan se asentaron primeramente al poniente del cerro de San Miguel, hoy Solares Grandes. Estos primeros pueblos fundaron así Quauhquechollan (Águila que huye y tiempo después llamaron Acapetlahuacan, "Lugar de división del señorío".

Con la llegada de los españoles a la zona, sobre todo al crecer la comunidad española, se realizaron las gestiones necesarias ante la Corona para que se les autorizará la fundación de la Villa de CarriónDon Pedro del Castillo Maldonado y Cristóbal Ruiz Cabrera fundaron la Villa de Carrión, hoy Atlixco, pasando a ser los primeros Alcaldes Ordinarios como consta en la Primera Acta de Cabildo del 22 de septiembre de 1579. En 1632, la cabecera fue designada independiente de Huejotzingo con 11 poblaciones a su cargo, y el 13 de marzo de 1706 se convirtió en una especie de señorío. Fue concedido por Felipe II en su Real cédula, expedida en Barcelona el 29 de septiembre de 1579.

La fertilidad del Valle hizo que la Villa de Carrión pronto fuera una importante zona agrícola, convirtiéndose ya para principios de siglo XVII en el primer granero de la Nueva España, lo que llamó la atención de órdenes religiosas como la de los franciscanos, agustinos, carmelitas, mercedarios, juaninos y la de las monjas clarisas, que llegaron hasta el valle para edificar sus conventos. Atlixco ascendería a la categoría de ciudad el 14 de febrero de 1843 cuando por decreto del entonces presidente general Nicolás Bravo le reconoció su participación en el proceso de Independencia y la declaró ciudad con el nombre de Atlixco. El 26 de noviembre de 1998 el H. Congreso del Estado declaró Heroica a la Ciudad de Atlixco.

Atractivos turísticos

Zócalo

Un paseo por el zócalo es una experiencia cultural y culinaria, platillos y postres como helados y sorbetes, la cecina atlixquense, el guacamole, el consomé atlixquense, o las truchas en sus diferentes modalidades. A tan solo una cuadra del centro, en el mercado encontrarás tortillas hechas a mano, expendios de cecina, tlacoyos, quesos frescos de la región o si eres de “gustoso paladar”, podrás comer los originales chapulines fritos con sal y limón.

Mural de los Danzantes del Atlixcáyotl

Obra de los reconocidos muralistas de Atlixco, Manuel y Miguel Martínez Caltenco y del colectivo Tlacuilo, plasmaron en los 87 escalones que conforman la conocida “escalera ancha”, un enorme mural de La China y el charro de pie, personajes representativos del folklor del pueblo mágico, durante su participación en septiembre con el Atlixcáyotl y el Huey Atlixcáyotl.

Edificios Coloniales

El paisaje arquitectónico de Atlixco es hermoso. Debes conocer el Hospital Municipal de San Juan de Dios y su Pinacoteca, el Ex Convento e Iglesia de La Merced, la Iglesia de la Soledad, el Ex Convento e Iglesia de San Agustín, el Palacio Municipal, el Ex Convento e Iglesia del Carmen, el Convento de San Francisco, la Iglesia de Santa María de La Natividad y la Casa de la Ciencia.

Villa iluminada

Cada año Atlixco se ilumina con una decoración navideña llena de luces de colores. Es un recorrido de aproximadamente un kilómetro y medio, entre sus calles y su zócalo, lleno de impresionantes figuras navideñas, la gran mayoría de ellas diseñadas y armadas por artesanos atlixquenses.

Visitas: 87

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: