No es otra tonta columna sobre coronavirus

  • Rafael Reyes Ruiz

Sí, sí existe. No, no es un invento del gobierno. No, tampoco es invento de los doctores para robar el líquido de las rodillas. Mucho menos es creación de una élite oscura para lograr control mental de masas e implementar el nuevo orden mundial.

El virus SARS-CoV-2, conocido como covid19 o coronavirus es real, tristemente real. En México, el martes 21 de julio se superaron las 40 mil defunciones, y no es solo un número, son 40 mil personas con nombre y apellido, con familias, con historias, 40 mil personas víctimas de este virus que sí existe.

Por ser un virus nuevo, se conoce poco de la enfermedad, pero de lo poco que se conoce hay algo muy certero y veras, un remedio altamente efectivo para evitar el contagio: quedarse en casa. De acuerdo, no todos podemos hacerlo, pero si por alguna razón necesaria se tiene que salir, sigamos tres claves fundamentales: uso de cubre bocas, lavado frecuente de manos y sana distancia.

De verdad, no pasa nada si no se celebra un cumpleaños, no habrá una catástrofe si no tenemos reuniones sociales, ningún cataclismo vendrá por no estar físicamente con familiares y amigos, incluso perder un año de escuela no es tan grave como perder una vida; lo sé, es triste no ver a personas queridas, pero sería más triste saber que no se volverán a ver jamás.

La economía debe reactivarse, y así será. Solo que antes de eso, debemos esperar que pasen las etapas críticas de la pandemia, después, aprender a vivir en la nueva normalidad, que de normalidad tiene muy poco; así, nos iremos recuperando en todos los aspectos. Siempre pensamos en hacer un mundo mejor, hoy creo que la manera de lograrlo es siguiendo las normas de seguridad sanitaria e higiene establecidas, y en la medida de lo posible, quedándonos en casa. Que en los futuros tiempos nos recuerden como la generación que supo enfrentar una pandemia, que hizo lo necesario a pesar de los sacrificios, y que el día en que nos volvimos a abrazar, lo hicimos con el corazón.

Rescoldos

Sí, tal vez sí fue otra tonta columna sobre coronavirus, pero de verdad, vale la pena repetirlo una y otra vez: cuidémonos, cuidemos a los demás, usemos cubre bocas, lavémonos las manos constantemente, mantengamos sana distancia y en la medida de lo posible, quedémonos en casa. Por cierto, el cubre bocas no va bajo la nariz, ni en la papada, menos en el cuello.

 

Rafael Reyes Ruiz

@RafaActivista

rafaactivista@gmail.com

Opinion para Interiores: 

Visitas: 792
Versión para impresión

Anteriores

Rafael Reyes Ruiz

Activista social. Emprendimiento. Escribidor.

Apasionado de las letras enamorado de la vida, y viceversa.