• Deportes

Regiomontano, a nada de cumplir un mes viviendo en Pico de Orizaba

  • Edwin G
De acuerdo con sus posts en Instagram, David Villarreal lleva ya 28 días en la cima del volcán activo
.

David Villarreal es un atleta de 23 años que desde el inicio de octubre se alojó en la cima del Pico de Orizaba con la intención de permanecer ahí un mes entero. Luego de arribar el pasado 1° de octubre, hoy se encuentra a nada de lograr el reto que compartió a través de sus redes sociales.

De acuerdo con información alojada en su cuenta de Instagram, el joven oriundo de Monterrey, Nuevo León, ya había visitado este volcán activo desde el pasado mes de septiembre, visita que lo cautivó por la majestuosidad de la montaña y que lo habría motivado a “vivir” allí por un mes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

GRACIAS. La montaña mas majestuosa que eh conocido hasta ahora.

Una publicación compartida de David Villarreal (@davidevilla97) el

David, quien se describe a sí mismo como “amante de la naturaleza”, suma ya 28 días en la cima de la montaña ubicada entre los límites territoriales de Puebla y Veracruz, la cual es considerada como la más alta de México.

Pero subir hasta ese punto no es una labor sencilla, pues se encuentra a una altura de 5 mil 636 metros sobre el nivel del mar. Desde su llegada, el joven atleta subió gradualmente las cosas que necesita para subsistir hasta el al campamento donde se encuentra actualmente. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ayer fué día de superar barreras mentales. Salí a hacer cumbre, y entrando a la zona del glaciar comencé a sentir signos de mal de montaña. Pienso que me sucedió porque los dos días anteriores subí a donde estoy acampando a paso fuerte y con peso extra que normalmente no cargo. Lo único que quedaba por hacer era dar mi mejor esfuerzo. Como a 1/3 del camino se me cayó el anfora en una sección empinada y se fué lejos. Por lo tanto, el resto del camino tuve que comer hielo y derretirlo en mi boca para hidratarme. Subir el glaciar con mal de montaña es de las cosas mas duras que eh hecho. Cada cierto tiempo me detenía a respirar porque el pulso cardiaco se elevava mucho. Haber ganado la batalla mental es de las mayores satisfacciones, eso, combinado con las vistas y el terreno, no hay palabras para describir lo que se siente. El sol a estas alturas quema mas de lo normal porque la capa atmosferica es menor. En cierto punto del glaciar se quitaron las nubes y salió el sol, por lo tanto a pesar de tener bloqueador decidí ponerme mangas y camisa para evitar quemaduras y seguirla pasando bien.

Una publicación compartida de David Villarreal (@davidevilla97) el

Fue el pasado 1° de octubre cuando salió de su ciudad natal a las cinco de la madrugada para llegar a la cara norte del Pico de Orizaba, aproximadamente a las cinco de la tarde, y subir más de 5 mil metros cargando varios kilogramos de equipo y comida. 

“En la montaña se viven muchas cosas bonitas, paisajes, aire limpio, conexión con uno mismo y el entorno, de vez en cuando conocer gente montañista, entre otras cosas pero también retos como la altura”, publica.

Visitas: 147

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: