• Cultura

¡Era una sinfonía de gritos! Relatos del 2 de octubre de 1968

  • Andrea Domínguez
Se cumplen 54 años desde la Masacre de Tlatelolco, episodio en el que perdieron la vida más de 300 estudiantes a manos del Ejército Mexicano
.

Este domingo 2 de octubre se cumplen 54 años desde la Matanza o Masacre de Tlatelolco, episodio que dejó la muerte de cientos de estudiantes y civiles mexicanos que se estaban manifestando por la represión política que encabezaba el gobierno priísta de Gustavo Díaz Ordaz.

La memoria colectiva de los mexicanos, así como la de aquellos sobrevivientes no olvida la manera en que cientos de estudiantes fueron asesinados por francotiradores de los que aún no se conoce su paradero de manera oficial.  

“Empezaron a volar unos helicópteros sobre la Plaza y los ruidos de las aspas de los helicópteros suenan como ametralladoras […] Aparece el maldito helicóptero que lanza una luz verde más o menos a esa altura y entonces empiezan los primeros disparos”, cuentan sobrevivientes de este suceso en el documental “Masacre de Tlatelolco”.

A continuación, algunos de los relatos sobre lo que sería uno de los genocidios más impactantes que ha vivido México en el último siglo:

Relato de Humberto Musacchio, miembro de Movimiento Estudiantil del 68

Era un correr para todos lados. Era una sinfonía ahí de llantos, gritos, horror. Todos trabábamos de meternos debajo de los demás. Yo recuerdo que estaba encima de otros cuerpos que yo mismo tenía encima a otra gente. Recuerdo que tenía la corva de una chica en mi cuello que me impedía levantarme y así estábamos, todos lloraban, sobre todo las mujeres, nosotros las consolábamos, aunque no las conocíamos”.

Corta su relato mientras los ojos se le llenan de lágrimas.

Relato de Fausto Trejo, profesor universitario

La multitud corre, pero no tenía para dónde correr porque entra el ejército por ahí y por acá. En las azoteas del Edificio Chihuahua aparecieron bastantes metralletas para dispararle al contingente que estábamos aquí […] Era una cosa terrible que la gente corría para todos lados, caían muertos por todos lados, la gente tropezaba con los muertos. Yo quedé precisamente allí, debajo de esa asta. No me pude levantar, las piernas se me doblaban y un muchacho se acerca y me dice: ‘¡Maestro, vámonos porque si lo ven lo matan!’ Y el muchacho se puso delante de mí y una maldita bala le atraviesa la cabeza”.

Asimismo, Trejo, termina su narración tras cubrirse el rostro con un pañuelo, pues lo inhunda el llanto.

Pese a las más de cinco décadas, los hechos acontecidos el 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas de la Ciudad de México aún no han sido aclarados por parte del Gobierno de México. Se estima que hubo más de 300 muertos a manos del Ejército Mexicano.

Tags: 

Comentarios de Facebook: