Publicado en e-consulta.com (http://nfh3.e-consulta.com)

Chile despertó y se rebeló

Raymundo Alfaro Pérez
October 21, 2019 06:58:48 AM
Visitas: 225
Fue así que se introdujo la lógica de mercado

Curiosamente Chile fue el primer país del Continente Latinoamericano donde se establecieron las  medidas neoliberales en la década de los setentas. Fue así que se introdujo la lógica de mercado no sólo en lo económico, sino que también en lo laboral, educacional, en materia de salud, de pensiones, entre otros. Hubo que aplicarlo en Chile porque se germino en un momento único para hacerlo, sacar adelante a una dictadura que permitiría introducir sus políticas, y favorecer a un colectivo de economistas formados en Estados Unidos por Milton Friedman, ideólogo del libre mercado, quienes ocuparían los cargos técnicos para posibilitar su ejecución en la patria de Bernardo O'Higgins, iniciándose así la era de la tecnocracia.

Esta novedosa realidad económica, política y social, orquestada desde los Organismos Financieros Internacionales le entregaba la conducción de un Estado, a los agentes privados, quienes desde ese momento tomarían las decisiones eficientes para asignar los recursos, y por tanto diseñar las políticas públicas del Estado Chileno. De los sindicatos recomendarían que estos debieran reducirse a su máxima expresión, puesto que son ineficientes o interrumpen la aplicación eficaz del libre mercado. Estas ideas que se pusieron en práctica a costa del adelgazamiento de los beneficios de los derechos sociales, se volvieron hegemónicas en el debate de las ideas políticas. El neoliberalismo logró capturar así, el sentido común, en detrimento del humanismo y del Estado Social de Derecho.

Hoy los chilenos se han manifestado  contra el modelo económico y político del gobierno de Sebastián Piñera, exigiendo la restitución de la patria, la cual ha sido secuestrada por una pandilla dueña del poder económico, y por una clase política que se alejó de los principios democráticos, a cambio de consentir a los ideólogos del neoliberalismo, dañando seriamente las condiciones socioeconómicas del pueblo chileno desde hace varias décadas. El pueblo de Chile se cansó, se hartó y ahora ningún Estado de Emergencia o Toque de Queda los detendrá para defender junto a sus estudiantes, trabajadores, pensionados y pueblo en general la dignidad que les fue arrebatada poco a poco con medidas ofensivas para sus Derechos Humanos.

Fue así que la protesta social se hizo presente en las calles de la capital chilena, Santiago extendiéndose en los últimos días en ciudades como Valparaíso y Concepción. El gobierno, entonces, decretó Estado de Emergencia y Toque de Queda, lo que significó el despliegue de los militares, lo que ha provocado represión, detenciones y muertes de manifestantes. Lo que iniciaron los jóvenes estudiantes a manera de protesta, se ha ido convirtiendo en un gran movimiento popular. El gobierno de Piñera respondió criminalizando y reprimiendo. Durante las jornadas de las movilizaciones. Y ante la irritación de los chilenos tuvo que suspender el aumento del pasaje del metro, pero aun así, el rechazo a su gobierno se acrecienta, y lo que se espera en los próximos días es que la crisis chilena reoriente el rumbo del despertar de un pueblo que tiene todo para recuperar sus derechos robados y que de ninguna manera son vándalos como los ha acusado el gobierno de Sebastián Piñera.