Sergio Vergara, el secretario huauchinanguense

  • Antonio Madrid
Un mantel oloroso a pólvora, a encuentros y afectos para celebrar el libro de Miguel Ángel Andrade

Una invitación surge del WhatsApp. Es de Miguel Ángel Andrade Rivera, autor de la novela histórica “Un mantel oloroso a pólvora”. Lo acompaño con gusto. Con nosotros va otro gran amigo, Alejandro Barrios, columnista de La Pasarela Noticias. En la Secretaría de Cultura en la ciudad de Puebla, nos recibe el propio secretario, el huauchinanguense, Sergio Vergara Berdejo.

Nos saludamos como paisanos que somos. Amable, sencillo, platica anécdotas de su patria chica con quien esto escribe. También habla de su libro “Cuauchinanco” y de cómo narra los placeres gastronómicos de su tierra, como son las enchiladas y los tamales de Cuacuila, pero también de las reinas de la Feria de las Flores y de los políticos y del códice de Cuaxicala.

Antes ha comentado el libro de Miguel Ángel. Ha elogiado el trabajo del oriundo de Chicontla. El poeta Enrique Pimentel ha hecho una pulcra presentación de la obra. Miguel Ángel está exultante.

En el evento también nos hemos encontrado a la talentosa, Alva Jocabed Florentino Lira, exdirectora de Cultura en Huauchinango; a don Ricardo Pérez Gómez, acucioso cronista de Huauchinango; al escritor y periodista, Xavier Gutiérrez; al periodista Martín Márquez.
Leslie Bain y cronistas de diversas latitudes del Estado también se han congregado para aplaudir la obra de Miguel Ángel Andrade.

Luego nos vamos a compartir el pan y la sal. Ahí nos alcanza, Pedro Mauro Ramos Vázquez, secretario general del Consejo Estatal de la Crónica; Javier Gómez Marín, coordinador general del proyecto literario; y la hipnotizante, Jenny del Carmen Nava Díaz, coordinadora editorial. También la familia del autor y los dueños del restaurante “Pepe Pollo”. Están también Fermín Galicia Carriedo, cronista de Mazapiltepec; Eattan Von Hettman y el joven cronista de Tetela, José Antonio Pérez Posadas.

Las anécdotas varias surgen espontáneas. Hay gozo, hay jubilo. Habemus literatura.

*

Just do it!

En Huauchinango hay dos proyectos que se hicieron realidad. Y los dos tienen que ver con turismo. El primero es la puesta en marcha del tianguis navideño. Modesto, hay que decirlo, pero no por eso deja de ser ambicioso. Es la primera vez y en las primeras veces todo es más complicado. Pero el Recinto Ferial deja ver un nuevo rostro. El de los árboles navideños, el de las nochebuenas, el de los puestos de comida, el de los juegos mecánicos.

El otro proyecto va de la mano. La puesta en marcha de la policía turística. Seis elementos que seguirán tres rutas: Tenango de las Flores, Venta Grande y Venta Chica y el centro de la ciudad. Son bilingües. Y su misión es proteger al turismo y hacerlo sentirse seguro en su visita a Huauchinango. El presidente Rogelio López se ve contento. Me dice que son proyectos que no podían esperar. No es que se tenga que hacer perfectas las cosas. Sencillamente hay que hacerlas. Just do it!

*

Un regidor de a de veras

Ante dos humeantes tazas de café, converso con el recién nombrado regidor de Desarrollo Rural de Huauchinango, el abogado, Claudio Leyva Bustos. Tiene planes, tiene proyectos. Durante la reunión, me platica también de su familia, de su madre, de sus hermanos, de sus hijos. Dice que leyeron la columna de un servidor en tierras veracruzanas y se enteraron de la inminencia de su cargo. Aún no llegaba. Lo anunciamos antes que nadie. La próxima reunión tiene un destino lejano. Muy cerca del rinconcito donde hacen sus nidos las olas del mar.

*

Lupita Vargas, la lucha sigue

Lupita Vargas, la alcaldesa de Xicotepec no ha sido ajena a la discriminación de género. Lo dijo en el evento de conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Y es que ella, pocos lo saben, sufrió de ataques directos e indirectos, la primera vez que salió a la palestra política. Que si era joven, que si era hija de… que si no tenía trayectoria, que si era mujer…

Mucho le costó a la hoy alcaldesa por segunda ocasión forjarse un nombre propio. En un círculo dominado aún por varones, la lucha no fue fácil. Una vez me confió su sentir acerca de los ataques que en las redes sociales se hacían hacia ella. Pero hoy está empoderada. Y por eso creo, entiende a las mujeres que a diario sufren de violencia de cualquier tipo, la verbal, la psicológica, la laboral, la física. La lucha sigue.

Opinion para Interiores: 

Anteriores

Antonio Madrid

Comunicador y periodista. Reportero, corresponsal y columnista (La Pasarela) en diversos medios poblanos. Ha ejercido su labor reporteril en radio, televisión y prensa escrita en medios de Huauchinango y Xicotepec.