Para Zacatlán, Javier del Valle, el hombre ideal

  • Xavier Gutiérrez
Un personaje notable en la vida de este singular girón de la sierra norte poblana

Fuera de Puebla capital, muy probablemente Zacatlán es el municipio poblano con mejor imagen en el país y con alcances en otras latitudes. Quizá Cuetzalan también va  por ese sendero.

Innumerables ocasiones he tenido la oportunidad de recorrer las calles y tratar con la gente de esa ciudad serrana, y confirmar con ello que se trata de una población con un perfil y nivel cultural digno siempre de un destino superior.

Es como otros pueblos del estado, pero este tiene mayores elementos que armonizados le dan un relieve auténticamente mágico como es la categoría en que se encuentra por sus atractivos turísticos.

Su gente, en general, es muy hospitalaria, abierta, te brinda confianza, es servicial y afectuosa.

Abundan entre sus habitantes personajes creativos, emprendedores, inversionistas, que están a la cacería de abrir siempre nuevas oportunidades para crecer en su economía personal y en beneficio de la región.

En varios giros comerciales, pero sobre todo en materia  de hospedaje, restaurantes, venta de comida y bebidas y artesanías, casi no pasa mes sin que haya novedades en sus calles y pueblos cercanos, además de los sitios que cuentan con atractivos naturales francamente envidiables.

La naturaleza ha dotado a esta región que tiene a Zacatlán como eje, de bellezas propias que la convierten en un polo de atracción excepcional. Pero sus habitantes, de todos los ámbitos, suman su propio quehacer para proyectar un lugar vivo, colorido, risueño, agradable, progresista, luchador, inquieto y seductor.

Zacatlán -como el resto de municipios del estado- está por cambiar autoridades municipales.

Y en este lugar, como es lógico, han brotado aspirantes y ya candidatos en ciernes de los distintos partidos. En el caso del PRI, contienden internamente dos o tres. Uno de ellos es Javier del Valle, un inquieto empresario del ramo hotelero, que en la administración que termina ha sido Director de Turismo.

Hago referencia a él porque lo conozco.

 Se trata de un personaje con los suficientes atributos que, si la contienda política actual fuera inspirada y guiada por el sentido común, racional y nobleza respecto del auténtico beneficio social, podría ser postulado con dignidad y orgullo por cualquiera o todos los partidos que buscan el poder municipal.

La singularidad de este hombre es que la única pila que lo mueve es el amor a su tierra.

Con cargo o sin cargo, de tiempo atrás y ahora mismo, da la impresión que vive y actúa para hacer algo cada día en favor de su tierra.

Es hombre de profundas raíces zacatecas, los conocen y conoce todos los rincones del municipio, visita las juntas auxiliares, conversa con la gente del interior y de la cabecera, tiende la mano desde una función pública o a partir del bolsillo propio.

Es común, inclusive, que algunas  o múltiples tareas inherentes a su responsabilidad, sean sufragadas con su propio peculio, lo cual lo pinta de cuerpo entero acerca de la nobleza que inspira sus pasos. En su naturaleza no es, no ha sido, un trepador de la vida política, no la ve como un trampolín para el beneficio personal.

El afán de servicio, auténticamente, ha sido la motivación y lo que está detrás de esa sonrisa y espejuelos que lo caracterizan entre sus paisanos.

He visto reiteradas muestras de su incansable capacidad creativa y espíritu promotor: organiza reuniones, exposiciones, concursos, festivales, ferias, conferencias, programas o actividades culturales, se mueve en tianguis turísticos en el estado o en el país, busca funcionarios, entidades o empresarios que inviertan allá.

Es un promotor nato e incansable. Y honesto en toda la extensión de la palabra.

He tenido oportunidad de conocer la vida de muchísimos pueblos del estado, como periodista, funcionario o visitante, y muy pocos poblanos he visto con las cualidades de Javier del Valle.

Desde mi modesto juicio, porque me encanta Zacatlán, porque  amo esta hermosa tierra de la sierra que me seduce como si tuviera un imán, me parece que Javier haría un extraordinario papel como presidente municipal de este hermoso lugar.

Ojalá, ojalá los partidos, el PRI en este caso, tuviera la elemental sensibilidad para pegar el oído en el deseo y corazón de los zacatecos, para tomar una decisión inteligente en favor de este notable serrano.

Ello sería obrar con sentido común, con buen juicio, y la mira puesta en el beneficio de este maravilloso y bello pueblo de nuestra sierra poblana.

xgt49@yahoo.com.mx

 

 

 

 

Opinion para Interiores: 

Visitas: 385
Versión para impresión

Anteriores

Xavier Gutiérrez

Reportero y director de medios impresos, conductor en radio y televisión. Articulista, columnista, comentarista y caricaturista. Desempeñó cargos públicos en áreas de comunicación. Autor del libro “Ideas Para la Vida”. Conduce el programa “Te lo Digo Juan…Para que lo Escuches Pedro”.