El legado 2020

  • Oscar Gómez Cruz
La revista Time ha catalogado a este año 2020 como el peor de la historia

La pandemia del SARS-CoV-2 paralizó al planeta. Como si se tratara de una película de ciencia ficción, todo cerró: restaurantes, centros comerciales, gimnasios, parques públicos, cines, comercio no esencial para la supervivencia humana. Todo cerrado, calles vacías y hospitales llenos.

Este virus de fácil propagación y contagio, de larga supervivencia en cualquier tipo de ambiente, clima y superficie, es el sueño de todo virus. Demasiado perfecto para ser natural, dicen muchos fanáticos de las teorías de la conspiración.

El virus ataca al organismo e inflama diversos sistemas. Cada persona reacciona de manera distinta, dependiendo de su sistema inmune y padecimientos previos En realidad, las explicaciones que dan los médicos, a veces parece que obedecen más a una presión por dar respuestas, que a un real conocimiento de lo que está pasando.

Este virus y este 2020 será recordado ciertamente como un año que modificó la forma de vida a la que estábamos acostumbrados, porque aunque la solución está a punto de llegar en la forma de una vacuna, aún falta mucho tiempo para poder decir que este virus ha sido controlado, mucho menos erradicado.

La tecnología de las comunicaciones e información, el Internet, el comercio electrónico y la capacidad de adaptación de muchas empresas, lograron que las personas pudieran seguir consumiendo desde sus hogares. Las compras en línea se dispararon, lo mismo el uso de plataformas para reuniones virtuales, como Google Meet y Zoom. 

El ser humano se adapta y evoluciona. Esta pandemia no ha sido la excepción, como personas adaptamos nuestras vidas a una nueva realidad, no sin reticencia, molestia y en muchos casos, sólo obligados por sanciones determinadas por la autoridad, para proteger el bien común y la salud de la mayoría de la población.

Sí, 2020 ha sido un año difícil, pero al mismo tiempo es una visión de lo que hasta 2019 se conceptualizaba como el futuro. Hoy es una realidad.

Se estima que para el final de este año, las acciones de empresas como Amazon crecerán 51.5%, Google 5.5%, Apple 20.7%, y en contrapartida vemos edificios de oficinas vacíos, porque las personas están trabajando desde su casa. La cultura laboral deberá cambiar para ser más efectivos. De nada sirven hoy las reuniones presenciales a costa de pagos de viáticos de empleados, renta de salones y pago de hoteles, si se pueden arreglar las cosas desde una reunión virtual.

El turismo está sufriendo y así continuará, hasta no contar con una vacuna efectiva ya aplicada a dos terceras partes de la población global, como mínimo. 

Las condiciones de los servicios de salud públicos y privados han quedado expuestas en su realidad. Y sin importar el país, la lección aprendida es que tienen que ser fortalecidos, su personal mejor remunerado y la burocracia revisada.

Este 2020 costó millones de vidas, alejó familias, quebró negocios. Pero dejó una gran lección: no sobrevive el más fuerte, ni el más rápido, sino el que mejor se adapta.

 

https://www.facebook.com/GomezCruzOscar/

https://es-la.facebook.com/2Tres15/

https://www.instagram.com/2tres15/

https://twitter.com/DosTresQuince

 

Opinion para Interiores: 

Visitas: 243
Versión para impresión

Anteriores

Oscar Gómez Cruz

Maestro en Asuntos Internacionales de Negocios Universidad de Columbia. Maestro en Administración Pública INAP. Egresado de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard. Es presidente de 2TRES15