Contra la corrupción

  • Víctor Reynoso
Mexicanos Contra la Corrupción reveló irregularidades de dos cercanos colaboradores de AMLO

Los días 9 y 10 del presente mes la asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) hizo pública información que implica en presuntas irregularidades a dos de los más cercanos colaboradores del presidente de la República: Alejandro Esquer Verdugo, su secretario particular, y Jesús Ramírez Cuevas, su Coordinador de Comunicación Social y Vocero.

Las notas son precisas: presentan nombres propios de empresas y personas, así como las fechas y los hechos que pudieran implicar violaciones a la ley.

De Esquer se dice que contrató a empresas fantasmas cuando era secretario de Finanzas de Morena, durante la campaña electoral de 2018. Este año (2020) el SAT publicó sendas resoluciones que identifican a las dos empresas contratadas por Esquer como simuladoras de operaciones.

De Ramírez Cuevas algo similar: que pagó a una empresa fantasma por la publicación del periódico Regeneración, órgano de difusión de Morena. También el SAT la declaró a la empresa contratada “fantasma”. Está a nombre de una ciudadana oaxaqueña que ni idea tenía de su existencia.

Lo publicado por MCCI da la impresión de ser información seria y fundamentada. Como ya mencioné, da nombres de empresas y personas, fechas, lugares, instituciones. Pero no es prueba concluyente de nada.

Se esperaba, obviamente, una respuesta de los implicados. La asociación civil, según dice, ha solicitado entrevistas con Esquer y con Ramírez Cuevas, pero ninguno ha respondido.

Quien sí respondió fue el presidente de la República.

Pero en lugar de mencionar los hechos y las personas denunciados, se fue contra Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Amenazó con investigarla. Ver de dónde obtiene su dinero. Mencionó nombre de empresas y personas.

Se discute si la libertad de expresión del presidente es la misma que la de cualquier ciudadano. Quienes dicen que no lo es, argumentan que lo dicho por el presidente tiene un peso que no tiene lo dicho por nadie más. Por su acceso a tiempos privilegiados puede expresarse mucho más, y hacer llegar su expresión mucho más lejos.

Por ser depositario de varios poderes sus referencias pueden ser percibidas como amenazas. Por tener influencia en millones de seguidores sus críticas pueden poner en riesgo a sus adversarios criticados.

Uno de sus lemas de campaña, en referencia al combate a la corrupción, fue que “las escaleras se barren de arriba hacia abajo”. No parece ser este el caso. Han sido una asociación civil, la prensa y el SAT quienes han puesto en cuestión a personas que ocupan los lugares más altos del aparato estatal.

Opinion para Interiores: 

Visitas: 215
Versión para impresión

Anteriores

Víctor Reynoso

El profesor universitario en la Universidad de las Américas - Puebla. Es licenciado en sociología por la UNAM y doctor en Ciencia Social con especialidad en Sociología por El Colegio de México.