La agenda de la nueva jueza Amy Coney Barret

  • Marcelina Romero
Mi afiliación religiosa no interferirían con mis obligaciones como jueza dijo Barret

Amy Coney Barret (48), la nominada por el presidente Donald Trump, es la nueva jueza de la Corte Suprema de Justicia. Festejan muchos estadounidenses religiosos y conservadores, la configuración del máximo ente jurisdiccional del país consolida la mayoría republicana.

La estudiante ejemplar Coney Barret que se graduó en el Rhodes College con distinción académica en Literatura Inglesa, quien además se graduó de abogada y fue la mejor estudiante de su clase (1997) en la Universidad de Notre Dame. Llegó a ser la editora ejecutiva de la revista jurídica de la Escuela de Derecho, “Notre Dame Law Review”. Barret, lo hizo, está noche llegó al punto más alto del Poder Judicial de los Estados Unidos.

Aunque en la audiencia haya evitado responder sobre el aborto. Se avecinan cambios en la atención médica. Barrett ha sido confirmada hoy 26 octubre, pasaron tan solo 38 días después de la muerte de Ruth Bader Ginsburg, y a semana antes de las elecciones generales del 3 de noviembre.

¿Cuáles serán los temas que estarán en juego? La lista es larga: el acceso a la atención médica, el futuro la Ley de Atención Médica Asequible también conocida como Obamacare, y los derechos reproductivos de las mujeres, Barret es una devota católica que se opone al aborto, ya se conoce su postura contra Roe v. Wade, el fallo histórico que promulgó el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo -interrupción voluntaria del embarazo-, Barret en el año 2013 afirmó “La vida comienza con la concepción”.

Preocupa además, la reforma migratoria, la protección de los beneficiarios del DACA y la derechos de los LGBTQ, vale mencionar que Amy Barret fue directiva de escuelas cristianas privadas, las cuales prohibían la admisión de hijos de parejas del mismo sexo.

"Mi afiliación religiosa personal o mis creencias religiosas no interferirían con el cumplimiento de mis obligaciones como jueza”, respondió Barrett en la audiencia para su ratificación, ahora deberá demostrarlo. Los miembros de la Corte son elegidos de por vida, la Carta Magna norteamericana establece que los jueces durarán en su cargo “mientras conserven un buen comportamiento”, ellos -los elegidos- decidirán la fecha de su retiro. las decisiones tomadas por la Corte serán determinantes en la construcción o destrucción de derechos de las mujeres.

Las nominaciones a la Corte Suprema de Justicia fueron realizadas por distintos presidentes a lo largo de estos años: el presidente George W. Bush nominó a John G. Roberts, Jr y Samuel Anthony Alito; Jr, el presidente George H. W. Bush a Clarence Thomas; el presidente Bill Clinton nominó a Stephen G. Breyer y Ruth Bader Ginsburg; a quien hoy reemplaza Amy Coney Barret nominada por el presidente Donald Trump; Sonia Sotomayor y Elena Kagan fueron nominadas por el presidente Barack Obama,  Neil Gorsuch fue designado por el presidente Donald Trump así como el controversial Brett M. Kavanaugh.

 

 

 

Opinion para Interiores: 

Visitas: 168
Versión para impresión

Anteriores

Marcelina Romero

Politóloga y Comunicadora feminista reside en U.S, corresponsal medios nacionales e internacionales. 

Master en Comunicación Política y Gobernanza Estratégica, George Washington University, miembro de la Red de Politólogas. Fundadora Radio Radar