COVID-19 afecta menos a niños y jóvenes

  • José Ramón Eguibar Cuenca
La baja tasa de infección no implica que no sean transmisores del coronavirus

En un estudio publicado en la revista Science los autores Snape y Viner muestran que los niños y adolescentes entre los 12 y los 18 años se infectan en menor proporción por el coronavirus SARS-CoV-2 que los adultos y adultos mayores. De hecho, el número de casos fatales en niños hospitalizados es de tan solo el 1% respecto al 27% en todas las edades.

Un aspecto importante es que la baja tasa de infección o de enfermedad COVID-19 severa en los niños y en los adolescentes no implica que no sean capaces de transmitir el coronavirus a otros, por ejemplo, que desde la escuela se infecten y padezcan un cuadro leve, pero lo transmitan en el hogar a sus familiares, en particular a población vulnerable como son los ancianos. Debido al confinamiento en todo el mundo no se han podido sistematizar qué factores favorecen la propagación del coronavirus en un salón de clases pero en base a lo aprendido en otros espacios cerrados se considera que en un salón de clases típico, esto es de 1.1 a 1.3 metros cuadrados, por lo que se ha calculado  se deban tener aforos máximos de 35 estudiantes, favorecer la ventilación natural, y no usar el aire acondicionado, poner barreras de acrílico entre los pupitres y establecer el uso de cubrebocas todo el tiempo para evitar la transmisión. Un aspecto que deberá ser considerado es que en espacios de uso frecuente como son los baños deberán de desinfectarse frecuentemente para evitar que el virus se propague. Lo antes dicho es relevante porque es urgente que se puedan ir recuperando progresivamente las clases desde preescolar hasta el nivel de posgrado ya que el valor de la educación es fundamental como el motor que genera desarrollo y crecimiento económico. Se ha estimado que la pérdida de habilidades generales, sociales, psicológicas y de actitud debido al encierro en casa; aunado a las específicas debidas a una educación diferente mediante el uso de herramientas digitales podrían generar la pérdida de millones de dólares para mediados de está década. Es por esto que es importante que sigamos las medidas de higiene todo el tiempo y poder transitar hacia el semáforo verde y regresar de manera ordenada a las actividades presenciales. 

Opinion para Interiores: 

Visitas: 179
Versión para impresión

Anteriores

José Ramón Eguibar Cuenca

Director General de Investigación de la Vicerrectoría de Investigación y estudios de Posgrado BUAP, médico de profesión y doctor en neurociencias. Es miembro del SNI y la Academia Nacional de Medicina