Armenta, el actorazo

  • Antonio Madrid
De lengua me como dos tacos

Alejandro Armenta no se cansaba de decir que su candidatura iba en serio. Y hasta pidió licencia para dejar su curul en el Senado. Y dijo –lo recuerdo como si fuera antier- que fuera o no candidato a la gubernatura por Morena, no regresaría al Senado. Todavía retumbaba su dicho expresado durante conferencias de prensa hechas a lo largo del Estado, metido en su papel de  aspirante rebelde, cuando ya le estaban negando la candidatura para dársela como se preveía a Barbosa y –of course- él regresaba campante a retomar su curul –y su dieta- en la cámara alta, donde hoy no solamente lo ocupa, sino que busca presidir la mesa directiva y de ahí, fortalecerse para buscar de nuevo la candidatura en el 2024.

¿No cabe duda, Armenta es un actorazo. En que papel lo veremos en el 2024?

***

Dos casos ocurridos en Xicotepec y Huauchinango, hielan la sangre por la crudeza de los hechos. El primero ocurrió en Huauchinango, donde en la calle Matamoros, casi esquina con Degollado, en pleno centro de la ciudad, una familia fue despojada de su vehiculo, un Gol blanco de reciente modelo, con lujo de violencia. Los hampones huyeron con el automovil rumbo a la colonia Chapultepec, dejando a las victimas, entre las cuales se encontraban niños, en una crisis nerviosa pesadillezca. Dias después fue encontrado el coche en el camino a Puga.

El segundo caso ocurrió en Xicotepec, donde un chica que hacia ejercicicio en un paraje que conecta del camino a San Antonio a la avenida Universidad, fue ultgrajada, golpeada y casi degollada por sus atacantes.

¿Qué pasa en la Sierra?

¿Dónde quedó aquel “pueblito de Huauchinango, vergel florido de amores” hecho canción bajo la pluma de Mario Castelán e interpretado por el trio Tariacuri, que retrata una aldea idílica a manera de huapango?

¿Y aquel Xicotepec donde se podía caminar tranquilamente, casi a cualquier hora de la noche o del día?

Ahora que comienzan a brotar nuevamente los afectos por el terruño, producto de las pre campañas electorales, no estaría mal que nos dijeran quienes aspiran a las alcaldías, que tienen planeado para combatir la inseguridad.

Pero cosas serias, porque ya de ocurrencias tenemos varios costales llenos.

***

Una fuente del PRI estatal nos revela algo que podría ser cierto. 

Que, por alguna razón, amistosa o no, Carlos Barragán ha decidido bajarse del barco rumbo a la alcaldía, para enfilar sus afanes rumbo a la diputación federal.

De ser cierto esta hipótesis, estaría dejando el paso libre a Lupita Vargas rumbo a la elección, pues es bien sabido que la alcaldesa solamente puede reelegirse por el mismo partido que la postuló, en este caso el PRI.

Dicen que la negociación se dio vía su compadre –de Barragán- Ricardo Urzúa.

Ojalá y esa decisión no detenga el Barragán Fest, que después de la feria de primavera, parece ser el evento más esperado del año.

Porque las cheves ya llevan tiempo enfriándose.

***

¡Ring, ring! sonó el iPhone del Chatito Rodriguez, uno de los aspirantes más jóvenes a la alcaldía de Huauchinango, la mañana del viernes.

  • ¿Diga? –contesta él muy propio, detrás de su cubrebocas blanco.

  • Te invito a una reunión de trabajo con Erick Cotoñeto el domingo, Enrique –le dije desde su propio celular Julio Castillo-.

  • ¿Va, a que horas? 

  • A las once. En la Traviata. 

  • ¿Tema?

  • Será para respaldar el proyecto del Dr. Trinidad rumbo a la presidencia.

  • ¡Ah, chingá! –pensó para sus adentros el Chatito. ¿O sea, me invita para respaldar a otro aspirante?- Mmmm, okey, okey, ahí estaré, dijo ceremonioso el Chatito, fiel a su estilo ecuánime, tras reponerse de la sorpresa. Pero no fue y puso como pretexto que se le ponchó una llanta de su bicicleta.

Y es que para que chingaos me invitan, si ya está todo planchado, dicen que escupió el multicitado el día del evento, mientras desayunaba en su casa. Lo mismo dicen que le pasó a Joaquíncito Barrios. 

***

Llega Pancho Aguas Frescas y nos dice que la desbandada en Morena es un fenómeno que está comenzando a florecer primorosamente en Huauchinango.

Y es que a raíz de que se supo que Rogelio López, el sinaloense –¡ajúa!- lleva mano para la candidatura la alcaldía, la desilusión cundió entre los demás aspirantes. Tanto, que incluso piensan regresar al PRI, de donde nunca debieron haber salido y donde ahora domina ampliamente Zeferino Hernández, el único aspirante que tuvo el buen tino de no dejar el barco por esta vez.

  • ¿Y qué creen? –dice Pancho Aguas Frescas, quien, en esta ocasión, llega con un libro bajo el brazo: “La muerte de Artemio Cruz” de Carlos Fuentes-.

  • ¡¿Qué?! –contestamos todos a coro en la redacción.

  • En el cambio de dirigencia del PRI en Huauchinango, el buen Zefe es quien tendrá la última palabra.

  • ¿Nombres? –suplicamos- queremos nombres-.

Promete que en la próxima entrega los tendremos, mientras se retira burlándose a carcajadas de Miguel Márquez, el eterno dirigente del SME en Juan Galindo y que ahora quiere ser presidente de Huauchinango, por el duro golpe que le asestó el edil Gustavo Vargas, al requerirle que pague impuestos al municipio de parte de Fénix, la primera empresa privada en generar energía en México. El golpe fue tan duro, que hasta el director general de Fénix, Marcos Ramírez, se vio obligado a hablar telefónicamente con Gustavo Vargas, quien se sostuvo en su dicho, con el consabido enojo del empresario.

Se retira Pancho Aguas frescas. Artemio, el revolucionario lo espera desde su agonía.

Opinion para Interiores: 

Visitas: 1,417
Versión para impresión

Anteriores

Antonio Madrid

Comunicador y periodista. Reportero, corresponsal y columnista (La Pasarela) en diversos medios poblanos. Ha ejercido su labor reporteril en radio, televisión y prensa escrita en medios de Huauchinango y Xicotepec.