Los tentáculos de Lozoya en Puebla

  • José Juan Espinosa Torres

El 2 de diciembre del 2012, el entonces Presidente Peña Nieto convocó a los líderes de los (entonces) tres principales partidos políticos PRI, PAN y PRD, a los Coordinadores Parlamentarios de ellos en las cámaras del Congreso de la Unión además de todos los gobernadores al Castillo de Chapultepec para firmar el famoso “Pacto por México”.

Ese día, quienes militamos en partidos de izquierda nos sentimos traicionados por el PRD, quien paso de ser el principal partido de las fuerzas progresistas, al hermano menor del Pacto por México. En toda esa maraña de corrupción, dos fueron los operadores del PRD, Guadalupe Acosta Naranjo por parte de los Diputados Federales y Luis Miguel Barbosa, quien exigiría la mesa directiva del senado a cambio de sumarse. 

El pacto fue un show, las votaciones estaban acordadas, las mayorías amarradas y las oposiciones del PRD y del PAN simuladas, así pasaron las mal llamadas, reforma educativa y hacendaria. La prueba mayor sería la energética, la cual necesitaría una gran reforma constitucional y por ende la aprobación de la mayoría de los Congreso Locales.

Al comenzar el año 2013, muchos pedimos licencia para competir por algún otro cargo de elección popular, en mi caso la Presidencia Municipal de Cholula. Coincidió que  el Tribunal Electoral confirmaba mi triunfo con la discusión en las cámaras federales de la reforma energética. No tenía intenciones de regresar al Congreso Local ya como Presidente Electo a terminar el mes de la LVIII legislatura, pero todo cambió cuando recibí instrucciones de la dirigencia nacional (de mi entonces partido) de asegurar el voto en contra de la reforma, dado que a nivel federal se estaban moviendo carretadas de dinero para comprar conciencias y asegurar que la reforma pasara en menos de una semana.

El miércoles 12 de diciembre de 2013 por la noche, los Diputados Federales aprobaron la Reforma Energética y en la madrugada del jueves 13 fue enviada a los congresos locales para ser aprobada por los 17 que se requieren. Entre esos votos a favor, se encuentran algunas y algunos personajes que hoy siguen vigentes en la política local. De los 18 diputados federales de puebla, solo una (Zuleima Huidobro) votó en contra de la reforma. Hoy muchos y muchas que ocupaban una curul federal ocupan una local, allá sus conciencias y sus chequeras.

El mismo día que la minuta fue notificada a la Comisión Permanente del Congreso del Estado de Puebla, se convocó a una sesión el sábado 16 a eso de las seis de la tarde, para discutir de urgencia dicho dictamen. Recuerdo que esa tarde, varios seguidores del obradorismo acudimos a las puertas del Congreso, varios diputados fueron golpeados para evitar que se reuniera el quorum, entre ellos mi suplente, que trató de entrar junto con Eric Cotoñeto.

Ustedes dirán, ¿qué tiene que ver Lozoya en todo esto?. Aquel sábado mis compañeros diputados tenían tal necesidad de ingresar al Congreso, como si de ello dependiera su vida. Juntaron 30 votos a favor, de entre los cuales se encuentra el del hoy secretario Guillermo Arechiga, Hugo Alejo o Mario Riestra. 

Esa misma noche, la minuta de aprobación fue enviada a la Cámara de Diputados y Puebla se convirtió en el Congreso 16 de los 17 necesarios para validar la reforma energética. 

A la mañana siguiente los tentáculos de Lozoya se manifestaron en el edificio de la 5 poniente 128, treinta diputados y diputadas, formados en la dirección administrativa esperando cobrar su premio por los actos de la tarde anterior.

Los nombres, me los reservo, todos sabemos quiénes son ellos y ellas. Sabemos de qué partidos son, la hipocresía es su marca, se dan golpes de pecho y se venden impolutos pero son los mismos de siempre.

dip.jose.espinosa@congresopuebla.gob.mx

Opinion para Interiores: 

Visitas: 7,365
Versión para impresión

Anteriores

José Juan Espinosa Torres

Administrador de empresas Ibero Puebla. Es Diputado local por el XX Distrito y exPresidente de la Mesa directiva LX Legislatura del Congreso del estado de Puebla PT. Ex Alcalde de San Pedro Cholula