El desnudo en el arte: Un Artista con libertad absoluta

  • Olivia Carrera Cabrera
El maestro Aurelio Leonor Solís, un orgullo Poblano.

Reciban un saludo desde esta su columna “Notas a la carrera”. El día de Hoy dedicaremos este breve espacio para hablar sobre 2 temas: 1 el desnudo en el arte y 2 conoceremos la mirada de uno de los pintores poblanos más destacados, el maestro Aurelio Leonor Solís, uno de los artistas más relevantes de los últimos años en nuestra identidad poblana.

El desnudo en el arte tiene mucha importancia; ya que es todo un reto para los artistas dominar ese tema. Y no es para menos, ya que una de las imágenes más difíciles de retratar es precisamente la anatomía humana. Pintar manos, pies y hasta un torso, es bastante complicado y cuando decimos complicado, nos referimos al conocimiento sobre la técnica y la práctica que debe tener el artista.
 

Desde los grandes iniciadores del arte griego hasta el resto de las diferentes civilizaciones, han tenido como reto desarrollar las técnicas para mejorar el desnudo. El gran genio de todos los tiempos como lo fue Leonardo Da Vinci, tuvo que exhumar cadáveres para conocer las estructuras óseas y proponer técnicas de anatomía, mismas que son la base de un bello cuerpo humano.

 Conocer las grandes diferencias entre un cráneo de hombre y mujer es todo un reto, en algunas pinturas antiguas, por ejemplo: en obras renacentistas, algunos ángeles se ven un tanto extraños, se pueden apreciar con rostros malévolos (o rostros de señores), esto se debe a que el modelo craneal con el que se trabajó, se basa en cráneos de adultos, es decir; en esa época estaban aún en desarrollo las técnicas que precisarán el conocimiento sobre los cánones (medidas) con las que actualmente trabajan los artistas. En la época renacentista, por ejemplo; el conocimiento sobre la anatomía estaba lejos de la realidad. Si hablamos en lo profundo, el estudio del cráneo nos permite saber que no es igual un cráneo de niño que el de un adulto y obvio es que esto da como resultado un rostro extraño. Ejemplos son muchos los que podemos analizar, después de todo cada quien tiene su cultura y cada ser humano tiene una visión diferente y la plasma de diversas formas, inclusive mucho se ha investigado sobre los artistas y sus obras, así como la influencia que tienen sobre sus defectos ópticos.

 Recordemos, existió un artista que se dice padecía de un problema visual y por eso pintaba figuras largas de las cuales surgen distintos mitos, pero de aquí nació su estilo claro y definido, nos referimos al de: “EL GRECO”.

 

 Las famosas obras neoclasicistas de GOYA como: “LA MAJA VESTIDA” y “LA MAJA DESNUDA ”, muy  atrevidas para su época, ya que fue la primera pintura en mostrar el vello púbico de una dama.
Hoy puede ser una de las más famosas obras pictóricas del mundo, precisamente por ese sencillo detalle. Fue tal el escándalo, que el mismo FERNANDO VII, la confiscó al primer dueño que fue don MANUEL GODOY. Por ser tan atrevida esta pintura, GOYA fue enjuiciado y después absuelto por petición y apoyo del CARDENAL DON LUIS MARÍA DE BORBÓN Y VALLABRIGA.

 Investigadores del arte aseguran que esta obra se hizo muy conocida por la probable relación íntima entre GOYA y la duquesa de Alba MARÍA DEL PILAR TERESA CAYETANA DE SILVA Y ÁLVAREZ DE TOLEDO. Recordemos que los artistas plásticos tienen una cámara en los ojos y memoria fotográfica.

Para nuestro estudio de hoy y conociendo a nuestros artistas locales dedicaremos este espacio a uno de los artistas poblanos más relevantes de los últimos años en nuestra identidad.

Y es que los temas artísticos y culturales en Puebla están aletargados. La reivindicación artística está en juego.  Desde la época del Mtro. Héctor Azar quien hizo un brillante papel como secretario de Cultura en época de Don Manuel Bartlett y hasta el día de hoy, los que nos dedicamos a la tarea de ser promotores culturales, no hemos vivido momentos como esos en Puebla. Después vino la cultura muy “light” en la época moreno vallista. Puebla no ha logrado un despunte importante y no creo que se logre porque las “autoridades” tienen la idea, pero no saben “el cómo hacerlo”, tampoco se los vamos a decir finalmente para eso les pagan.

Dentro de esta obscuridad cultural en la que encontramos en nuestro hermoso estado, aparece en el escenario plástico la figura de un artista, un hombre sencillo…sencillo, con la grandeza que solo la sencillez pura le puede dar a una gran persona, nos referimos al Mtro.  Aurelio Leonor Solís. En su destacada carrera como artista local de Puebla.  Reconocemos el valioso impulso que él le da al “barrio del artista” y a otros grupos de pintores.

 El “barrio del artista” es un refugio de talentos y bohemios, en donde el arte tiene eco. No olvidemos que aquel magnifico espacio es un orgullo del arte virreinal en la Puebla colonial y es desde ese maravilloso lugar, en donde se han dado cita las expresiones más intensas de los amantes de la pintura y a los seguidores de estas. El maestro tiene una importante trayectoria como retratista y ha logrado robar el alma de sus modelos, las plasma desde el ser.

El maestro Leonor Retrata el rostro, pero también retrata el alma. Gracias a muchas de sus obras podemos conocer la indumentaria de los indígenas poblanos en contraste con el garbo de los descendientes españoles. Por su paleta han pasado muchos personajes: religiosos, presidentes y personajes interesantes de la vida del México cultural. 

Para el maestro Aurelio Leonor existen 2 grandes tesoros en su historia: la vida y la libertad, una no puede dejar de prescindir de la otra, - “se es artista para ser libre y cuando eres libre amas y valoras la vida- Así lo expresó el maestro…

El maestro Aurelio Leonor es un enamorado de Puebla, ama desde las grandes urbes hasta los más pequeños rincones de nuestra amada identidad.

Crítica poética al pintor Aurelio Leonor Solís.

El artista Aurelio Leonor es un ser comprometido con su espacio y libertad.

Nuestro artista es un retratista nato, esta enlazado por las bellas líneas de la composición extrasensorial. En sus obras no solo refleja la carne; si no logra traspasar el alma de sus modelos desde los más ínfimos recovecos de su ser.

Puebla renace de manera ontológica para convertirse en la bella esperanza de manufactura artística. Nuestro pintor convierte a la gloriosa entidad cubierta de laureles y ángeles, en un bello museo en cada una de sus pinturas, en donde desborda ese inagotable amor con el que nutre y fomenta, su impecable labor plástica, robándole su esencia peregrina a cada uno de los rincones mágicos para desbordarla con su inagotable pincel.

Aurelio Leonor Solís derrocha tu talento, convierte las artesanías, tus paredes y paisajes en la máxima expresión de tu sentir. En tu paleta está presente la cercanía y la lontananza de tu alma. Inunda el espacio con la fina magia de tu cerdamen. 

Atte. Olivia Carrera Cabrera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Opinion para Interiores: 

Visitas: 646
Versión para impresión

Anteriores

Olivia Carrera Cabrera

Profesora, abogada, política, crítico de arte, incansable promotora cultural con una amplia experiencia en los medios de comunicación, Madre de Ángel Carlos y Eleonora Soledad Isabel. Incursionó en Teatro Experimental