LA PLATAFROMA DE AUDI SE INTERPONE EN LAS ASPIRACIONES DE GALI

  • Atilio Peralta Merino
El contrato de referencia, cuyo monto asciende a más de 2 mil millones de pesos...

La Auditoria Superior de la legislatura del estado de Puebla, ha radicado la promoción presentada en junio  pasado por el Ciudadano José Guillermo Medina Álvarez, mediante la cual se denuncia  la asignación directa, sin que al respecto hubiese mediado el procedimiento de licitación ordenado por la ley de la materia, del contrato de obra concerniente a la edificación de la plataforma de la planta de la automotriz alemana AUDI en la demarcación municipal de San José Chiapa; asignando a la indagatoria de fiscalización de cuentas en cuestión, el número de expediente : E.A./04-2019/ DJIC/ASP.

El contrato de referencia, cuyo monto asciende a más de 2 mil millones de pesos, incluyéndose en la referida cifra, el monto del impuesto al valor agregado,  que al efecto se causa por la operación de marras, fue en su oportunidad- 30 de noviembre del 2012- signado por el entonces secretario estatal de infraestructura, José Antonio Gali Fayad, quién, no sólo, se desempeñaría con posterioridad como titular del ejecutivo local en un período atípico de año ocho meses.

 Al unísono de que la Auditoría Superior del Estado notificaba al denunciante la radicación del expediente referido, el sujeto de a indagatoria en cuestión, José Antonio Gali Fayad, resulta señalado al momento en los estudios demoscópicos de opinión, como el político con mayor intención de voto al cargo de alcalde de la Ciudad de Puebla ( la expresión “Puebla Capital” fue acuñada por la ex alcaldesa Blanca Alcalá, resultando por demás evidente, que tomar a la ex alcaldesa como ejemplo de expresión idiomática es, a no dudarse, el más bajo nivel de degradación al que puede llegar un ser humano).

La instancia administrativa que ha radicado el procedimiento administrativo en marcha, puede, del resultado de la auditoría en cuestión, emprender las siguientes posibles acciones: el inició ante el propio congreso local de una demanda de juicio político, la denuncia ante la fiscalía anti corrupción de una denuncia por la presunta comisión de ilícitos penales, el inicio de acción por resarcimiento de daños al erario ante el tribunal de justicia administrativa de la entidad, o bien, eventualmente las tres acciones al unísono, situación que dría un matiz por demás pintoresco a la eventual pretensión de José Antonio Gali Fayad de aspirar a la nominación para presidente municipal de la Ciudad de Puebla.

Las acciones legales que al efecto han sido emprendidas por José Guillermo Medina Álvarez, han sido puestas en el conocimiento del Excelentísimo Señor Embajador de la República Federal Alemana en nuestro país, es de aclarase, que la legislación penal alemana castiga los actos de corrupción perpetrado por las firmas germanas en el extranjero como si fuesen efectuadas en su territorio, legislación que, por lo demás, contempla el principio denominado “notitia crimene”,  por medio del cual, el Embajador Peter  Temple se vería constreñido a dar vista de los hechos en cuestión a la fiscalía de la República Federal Alemana; por lo que el contrato de obra por 2 mil quince millones de pesos asignado de manera directa y sin mediar licitación a la compañía “construcciones Santa Fe” el 30 de noviembre de 2012, seguramente penderá sobre la cabeza del eventual aspirante a la presidencia municipal de la Ciudad de Puebla en 2021, José Antonio Gali Fayad.

albertoperalta1963@gmail.com

Opinion para Interiores: 

Visitas: 556
Versión para impresión

Anteriores

Atilio Peralta Merino

Nací en ésta ciudad, en la sala de maternidad “Covadonga” de la Beneficencia española, “tal vez un jueves como hoy de otoño”, dijera parafraseando a Cesar Vallejo, y de inmediato me trasladé a las islas del Caribe, entre brumas mi primer esbozo de recuerdo es el vapor de un barco que desembarcó en la Dominicana, Isla a la que jamás he vuelto y que no registro en la memoria consciente, desconozco si habríamos arribado a “Santo Domingo” o si todavía sería “Ciudad Trujillo” acababa de tener verificativo la invasión auspiciada por la OEA y, al decir de mi señora madre, era en ese momento el lugar más triste que habría sobre el planeta tierra.

Estudié orgullosamente con los jesuitas hecho que me obliga a solazarme en la lectura de james Joyce, y muy particularmente en “El Retrato del Artista Adolescente”, obra que conocí gracias a mi amigo y compañero de andanzas editoriales juveniles Pedro Ángel Palou García, y asimismo orgulloso me siento de mis estudios en leyes en la Escuela Libre de Derecho pese a los acres adjetivos que le endilga a la escuela José Vasconcelos en su “Breve Historia de México” al referirse a otro egresado de la “Libre” como lo fuera el presidente Emilio Portes Gil.

Crecí escuchando los relatos de mi abuelo sobre su incursión en los primeros años de su adolescencia en las filas del ejército constitucionalista, sus estudios de agronomía en “Chapingo” junto a los Merino Fernández, su participación en la “Guerra Cristera” al frente de cuadrillas armadas bajo la indicaciones del General Adrián Castrejón quién años después crearía los servicios de inteligencia militar y se convertiría en el gran cazador de espías nazis durante los años de la conflagración mundial, y por supuesto, de los días aciagos del avilacamchismo de cuyo régimen perdería el favor dadas las intrigas que suscitarían su parentesco con el líder obrero Manuel Rivera Anaya.

Mi padre por su parte, llegaría a éste país mitad en vieja de estudios, mitad exiliado, habría corrido a su cargo el discurso que en representación de los jóvenes fuese pronunciado ante la multitud reunida en Caracas el 23 de enero de 1958 con motivo de la caída de la Dictadura de Marcos Pérez Jiménez, suceso al que alude Gabriel García Márquez en “El Otoño del Patriarca, matriculándose en la entonces Escuela Nacional de Economía que, muy pocos después, se transformaría en la “facultad” gracias a la brillante intervención de la maestra Ifigenia Martínez.

“Soy todas las cosas por las que voy pasando”, he tenido en suerte el haber colaborado, o convivido de alguna manera con hombres cuya actuación ha resultado clave en la historia reciente del país, mencionaré a manera de ejemplo y obligado por la más elemental de las gratitudes a los senador José Ángel Conchello y Humberto Hernández Haddad así como y mi entrañable maestro el constitucionalista Elisur Artega Nava ; transformación que conduce por un lado , a darle cabal cumplimiento al deber bíblico de dar testimonio de los sucesos que corren en el siglo, y por la otra a convertirse en un hombre sencillo como dijera Borges: “ que aprecia el sabor del agua, el caminar pausado y la conversación con los amigos”.