Los malos momentos del gobernador Barbosa

  • Miguel Ángel de la Rosa
Solo habían pasado unos minutos del sospechoso accidente donde perdió la vida la gobernadora

Desde el pasado 24 de diciembre del 2018 el gobernador Barbosa y su equipo, han realizado una serie de desaciertos públicos que rompen con los atributos de gente buena. Lo anterior parafraseando al gobernador, que en el pasado decía que: “entre más poder se tenga. este tenía que convertir a los políticos en mejores personas”. Aquí se demuestra lo contrario. Hagamos un pequeño recuento de estos hechos. 

Solo habían pasado unos minutos del sospechoso accidente donde perdió la vida la gobernadora de Puebla Martha Érika Alonso, el Senador Rafael Moreno Valle y tres ocupantes del helicóptero Agusta, cuando a decir del diputado José Juan Espinoza habló en forma telefónica con Miguel Barbosa y este le dio instrucciones de las acciones a seguir, sin mostrar ningún tipo de respeto o duelo por las víctimas. También José Juan dice que hablo con el también diputado y fuereño Gabriel Biestro, cuando este con inmensa alegría festejó aquel suceso trágico con un ¡NOS LOS CHINGAMOS!  Solo alguien con pocos argumentos para ser considerado gente de bien se atreve a realizar ese tipo de comentarios a minutos de una tragedia, además de que en cualquier lugar del mundo menos en Puebla, este tipo de afirmaciones se volverían parte de una línea de investigación de ese percance, ya que lo dicho por el diputado Biestro, lo hace sospechoso de las causas aun no esclarecidas del fatal acontecimiento. 

En la cena de navidad 24 de diciembre de ese fatídico 2018, se volvió una noche de festejo para algunos diputados locales, dicen que en una casa en el municipio de Tehuacán.

Otro hecho lamentable ocurrió el día 25 de diciembre de ese 2018 en la reunión de Miguel Barbosa y diputados locales en conocido hotel con el entonces subsecretario de gobernación federal Zoe Robledo, donde el ambiente era de victoria ante los hechos donde inclusive el subsecretario amenazó que de seguir ese ambiente en la reunión la abandonaría porque no veía nada bien el ánimo de los asistentes ante un hecho en el que se perdieron vidas. 

Verónica Vélez Macuil directora de comunicación social, deja abierta la imagen y el micrófono donde el gobernador Barbosa le da instrucciones para cesar a funcionarios de Puebla Comunicaciones, por un supuesto complot en su contra. Hecho totalmente ordinario y legal ya que esta dentro de sus facultades, lo criticable es la manera visceral y el lenguaje que se utiliza para definir el futuro laboral y profesional de los funcionarios.

En Huejotzingo en el primer informe de labores de la presidenta municipal Angélica Alvarado, el gobernador Barbosa realizó dos declaraciones desde mi punto de vista desafortunadas: la primera de ellas al señalar que para llegar a ser el titular del ejecutivo en Puebla pasaron 19 meses “y la lucha fue a machetazos” y la otra declaración fue que “el primero de julio yo gané, pero los castigó Dios” refiriéndose al desastre del helicóptero.

Hace unos días Luis Miguel Barbosa afirma que las ejecuciones en Puebla se deben a que seguro se portaron mal las víctimas, mostrando una total incapacidad hasta este momento para combatir la delincuencia y culpando al comportamiento del elevado índice delictivo.

En fin, este 2020 apenas comienza y el que esto escribe les desea un buen año, ojalá mejor que el 2019, en el cual se vivió de todo menos lo prometido de mejorar las condiciones de vida de los poblanos y los mexicanos.

 

Opinion para Interiores: 

Visitas: 942
Versión para impresión

Anteriores

Miguel Ángel de la Rosa

Contador público por la Universidad del Valle de Puebla, licenciado en Derecho por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), y maestro en Derecho empresarial y fiscal por la Universidad Iberoamericana (Golfo-Centro). Es especialista en auditorías con registros en el SAT y en la Auditoria Superior del Estado (ASE). Fue presidente del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de 2008 a 2011, entro otros encargos políticos.