Capilla Sixtina región 4 maltrata nuestra catedral

  • Barbara Lora
¿El INAH no estaba enterado de lo que ahí sucedía?

La hermosa catedral de Puebla, majestuosa, emblemática, referente de la poblaneidad digna de presumirse, destino obligado para turistas nacionales y extranjeros está totalmente tapada con un mamostreto que se supone va a tener en su interior reproducciones (REPRODUCCIONES!!!) de la capilla Sixtina. Por si no lo saben, la Sixtina es una maravilla del renacimiento que está en Ciudad del Vaticano. No es cierto todos lo saben.

Pues resulta que un gigantesco adefesio que pesa 24 toneladas (no lo digo yo, me fue informado por un argentino que es el responsable de la obra) y que ha destrozado las lajas del atrio de Catedral y la visión maravillosa de la majestuosidad que es ver la Catedral desde su atrio con esa increíble portada, está casi listo.

Pero lo peor no es la destrucción de las lajas, o que tuvieron que romper el piso para mover las esculturas de Sebastián que obvio, estorbaban; sino que además muchas áreas del atrio se están sumiendo derivado de los trabajos realizados con la maquinaria pesada para montar el esperpento.

Luis Miguel Barbosa, gobernador y Víctor Sánchez, arzobispo de Puebla se juntaron a echar un café o una memela, vaya usted a saber y les pareció padrísimo traer este show a la Catedral, con un costo de 16 millones de pesos ($16´000,000.00) o eso dicen que cuesta. Y si es más o menos les agradeceré me corrijan, pagados claro está, por nuestros impuestos. El gobierno del estado va a pagar el costo total del show.

Se me metió la idea en mi hermosa, inteligente, sencilla y amada cabecita que por ahí se le ocurrió a alguno de los dos que esto serviría para ganar indulgencias y llegar derechito al cielo, por si alguno de ellos tiene pendientes “pecadillos” que se lo impidan. 

Varias son las leyes y reglamentos que deberían impedir que esto se hiciera; es más tan pronto se hizo mediático el tema, salió corre que te corre el INAH a clausurar la obra, pero poco nos duró el gusto, ese mismo día quitaron los sellos de clausura más rápido que un estornudo. Seguramente el arzobispo los amenazó con la excomunión y como buenos católicos temerosos del infierno, pues le hicieron caso.

Como anecdotario, yo sé que el rector de catedral pegaba un grito en el cielo y llamaba a la gerencia si veía una cuerda amarrada a las rejas que rodean el atrio. Una cuerda, neto, de veritas.

¿El INAH no estaba enterado de lo que ahí sucedía? ¿Nadie les pidió que supervisaran la instalación en un monumento patrimonio de la humanidad? Igual y estaban muy ocupados comiendo mole de caderas y no les dio tiempo de leer la noticia en los medios, porque en una pomposa conferencia de prensa el gobernador, el arzobispo, el secretario de cultura y toda la corte celestial e infernal  anunciaron con bombo y platillo que venía la capilla Sixtina; suponiendo sin conceder que pensaron que sería una exposición de fotos muy lindas montadas en caballetes en los pasillos de Catedral. O de plano el huashmole que comieron les daño las pupilas. La verdad, eso nos demuestra que ningún funcionario del INAH camina las calles del Centro Histórico y por supuesto no pasa enfrente de Catedral. O de plano algo está mal con ellos. Piensa mal y acertarás dice el dicho.

Esto aplica también a la gerencia del Centro Histórico, porque cuando fui a ver los destrozos, también encontré más de 30 obras a puerta cerrada, sin permisos y en la gerencia están sentados en su escritorio esperando que la gente vaya a verlos para darles prefactibilidades, permisos y autorizaciones. Nadie sabe nada, nadie se entera de nada. El Centro Histórico se cae a pedazos,  sin que se mueva un dedo para evitarlo.

En fin, el gobierno del estado realizó rápida llamadita al INAH, pues el show debe continuar. Nunca había visto tal rapidez en retirar sellos de clausura. Si en algún momento, cualquier ciudadano que esté realizando una obra sin permisos, le llega el INAH no veo porque le van a hacer caso. Cual credibilidad.

El gobierno, ya no sé si es laico o no, si la Constitución y las leyes que de ella emanan, la Ley de Monumentos del INAH, los lineamientos que para el Centro Histórico marca el COREMUN no son lo suficientemente  millenials ni progres. O de plano nadie las conoce y por eso no las aplican.

En fin,  sabrán que para la inauguración del magno evento, van a venir altas personalidades del Vaticano, el nuncio apostólico o como se llame, embajadores y funcionarios de súper primer nivel que no se la quieren perder. Y por supuesto seguramente ahí se van a reunir la crema y neta, perdón nata del gobierno,  aquellos que se dicen defensores del patrimonio, de los que forman las diferentes asociaciones del Centro Histórico y de la sociedad poblana que bajo ningún concepto quieren quedar fuera de la foto y para que puedan decir “cuando fui a Roma yo…” Obvio con selfie fifi.

Por  cierto estoy segura que yo no seré invitada.

Pero disfrazada de vendedora de molonqui, que dicen que es buenísimo para el pelo, estaré junto a la entrada para ver cuántos de los defensores del patrimonio  agregan su peso a todo lo que está ahí montado y dañan más nuestro patrimonio.

Ojo no estoy diciendo que no vaya a ser una experiencia increíble, estoy en contra  que lo hagan como conquistadores españoles sembrando iglesias sobre pirámides o en este caso montando una réplica encima de lajas con siglos de antigüedad arriesgando a que las vibraciones y peso de grúas, tubos, gente, etc., dañen la estructura.

Post data: Querido Julio Glockner, se hubieran evitado al INAH y a la Lora, si en vez de poner su Capilla Sixtina pirata región 4 en el atrio de Catedral, la hubieran colocado en el Museo Barroco, después de las luchas. ¿Por qué tapar la portada de Catedral? Mejor la hubieran puesto en vez de la ruedota y matan dos pájaros de un tiro. Qué ¿a nadie se le ocurrió? Neta…

 

¿O ustedes que piensan?

 

YO NO TENGO ENEMIGOS, SOLO FANS CONFUDIDOS

 

Recibo comentarios, quejas, felicitaciones y de todo en soygrandota@gmail.com.

Síganme en twitter e instagram @grandotasoy

P.D. No uso Messenger

Opinion para Interiores: 

Visitas: 856
Versión para impresión

Anteriores

Barbara Lora
Guerrera, femenina, irreverente y más poblana que la talavera. Me conocen como "La Lora".  En Intolerancia llevé Sociales. Columnista en diversos medios. Conductora del programa de radio "Grandota 3-60"