México, desde la perspectiva de uno de los mejores Alcaldes del mundo

  • Alberto Pacheco Márquez
Polonia es un país fascinante, del que poco nos hablan los medios de comunicación

Amigas y amigos, es un placer como siempre, el que cada jueves y a través de este espacio tan plural e inclusivo que es e-consulta, me permitan llegar a ustedes.

Polonia es un país fascinante, del que poco nos hablan los medios de comunicación, del que pocos mexicanos se interesan en conocer, salvo por las circunstancias tan adversas que pasaron durante la segunda guerra mundial y que, en su mayoría, conocemos gracias a Hollywood.

Pocos mexicanos saben que Polonia es el país que en el menor tiempo transitó de un país pobre a una nación desarrollada (tan solo 20 años).

O que es el país con el crecimiento sostenido más alto de toda Europa durante los últimos 15 años.

Nadie nos habla, de que es reconocida por tener uno de los mejores sistemas educativos del mundo y que es el país más homogéneo de Europa, esto quiere decir, que es el país con la menor disparidad entre ricos y no ricos.

Ni mucho menos, nos dicen que es Polonia uno de los países más seguros del mundo, pese a tener alrededor de 40 millones de habitantes.

Por lo anterior, quiero compartir con todos ustedes, una serie de reflexiones que uno de los muchos arquitectos del “milagro polaco” me compartió alguna vez.

Cracovia ha sido gobernada por más de 15 años ininterrumpidos por el Dr. Jacek Majchrowski, quien ha ganado 4 reelecciones con diferencias abrumadoras casi sin hacer campaña política alguna, pues son los resultados concretos, tangibles, lo que, en sus palabras, son la mejor campaña que un político puede hacer.

Más de 15 libros publicados, multigalardonado a nivel mundial, co-presidente del consejo de municipalidades europeas, entre muchas otras distinciones, le dan la suficiente autoridad para hablar de nuestro país y al que conoce bastante bien.

Fue durante un partido de fútbol, que el Dr. Majchrowski hacía un repaso exquisito de la transición democrática de Polonia, de la globalización y del presente y futuro de la Unión Europea, sin embargo, también tomó su tiempo para emitir su opinión sobre nuestro país.

Sobrio, concreto, firme, ecuánime como todo polaco.

Habló de lo que, en su opinión, son las principales diferencias entre México y Polonia, desde la perspectiva del quehacer del Gobierno y puntual me dijo:

-La diferencia entre nuestros gobiernos y los de tú país, es que ustedes se enfocan en lo popular, lo que les da reflectores inmediatos y no en lo trascendental.

-Gastan cantidades de dinero vulgares en ceremonias hasta para entregar equipo táctico a sus policías, como si les hicieran un favor por dotarlos de lo mínimo necesario para ejercer sus funciones.

-Y cuando lo popular se les revierte, lo cual ocurre siempre, entonces recurren al papel de la victima perpetua, culpan al pasado, culpan a sus colegas, a los medios, a los críticos, a lo que no tienen, mientras de forma obscena despilfarran o roban lo que sí tienen.

-Carecen de disciplina y les sobran los pretextos.

-No incentivan el talento de sus colaboradores (al hablar de los funcionarios públicos). Incentivan los rumores, la opacidad, la zalamería, la intriga.

-Buscan fuera lo que jamás les ha interesado construir desde dentro.

-Ofrecen a sus ciudadanos, lo que no respetan desde sus estructuras internas.

-Apenas son electos y ya están preparando el salto a la siguiente posición no en función del mérito, sino de la capacidad de usar recursos púbicos y crear redes clientelares que les aseguren la supervivencia política.

-El valor que sus políticos le dan a la educación se reduce a la retórica y la parafernalia.

-Carecen de visión a largo plazo.

-Comienzan muchas cosas y las pocas que terminan, por lo regular carecen de calidad material y ética.

-Enfocados mucho más en generar escándalos que eclipsen su incapacidad administrativa, que en desplegar sus talentos en favor de sus ciudadanos.

-Más, sin embargo, tú país sigue siendo inmensamente rico en recursos, en historia, en cultura, su gente es carismática como ninguna otra y todos siempre seguiremos queriendo a México…

Quizá a muchos les parezca un análisis poco profundo, escueto, sin ideología...

Algunos dirán que es algo que todos sabemos y no necesitamos que nos lo diga un extranjero…

Sin embargo, precisamente en ello radica la magia de sus palabras…

Aquí sabemos mucho y poco lo reflejamos, quizá allá sepan menos, pero lo reflejan todo…

Aquí somos el país de la eterna desgracia y allá, un país que avanza pese a toda la desgracia que vivieron.

Aquí vivimos en el pasado, construyendo un futuro que no transita por el presente.

Allá respetan el pasado, construyen hoy, trascienden mañana.

Y mientras tanto…

Nos vemos cuando nos leamos.

Albertopm2711@gmail.com

Opinion para Interiores: 

Visitas: 264
Versión para impresión

Anteriores

Alberto Pacheco Márquez

Especialista en Desarrollo Regional y Gestión de Inversión Extranjera y Conferencista. Se desempeñó en el sector público y privado en México como en el extranjero. Dedicado a la vinculación entre México y Polonia