Gobierno corrupto

  • Elmer Ancona Dorantes
Porque es algo que se lleva en el ADN, en las venas, en la mente, en el alma

El gobierno del morenista Miguel Barbosa Huerta es corrupto. No me cabe la menor duda. No han pasado ni tres meses de su administración cuando ya le comenzaron a detectar las transas ocultas que hacen sus principales funcionarios públicos.

¿Por qué? Porque es algo que se lleva en el ADN, en las venas, en la mente, en el alma (¿tendrán alma?). Aunque lo quieran negar, su pasado priista los delata. Arrastran esos vicios desde su cuna política.

Tampoco sorprende que sus principales asesores políticos no tengan la menor idea de cómo manejar una situación no de crisis, sino de vergüenza pública e inmoralidad por la forma en que se comportan sus “servidores públicos”.

Hace unos días, de acuerdo con la versión oficial del propio gobierno, José de Jesús Vázquez García, director general de Delegaciones de la Secretaría de Gobernación estatal, presentó su renuncia -no lo despidieron- porque lo cacharon (e-consulta) en actos de corrupción.

El pobre funcionario público que apenas puede pronunciar el español (hay que escuchar el audio para imaginar semejante ignorancia), pidió a pobladores de Amozoc una cuota del 30 por ciento sobre los apoyos que recibirán del gobierno del estado.

Por supuesto que ningún director general, de cualquier gobierno, se maneja en solitario; siempre llevan órdenes precisas y directas de sus superiores, cuando se trata de pasar la charola en las comunidades que gobiernan.

¿Quién lo contrató? ¿Por qué aceptan a políticos desaseados para puestos de grandísimo nivel? ¿Por qué no hubo filtros para detener su ingreso? ¿Por qué lo defiende y protege tanto el Subsecretario de Desarrollo Político, David Méndez Márquez?

Ahora no nos pueden salir a decir el Subsecretario y mucho menos el propio Miguel Barbosa Huerta, que desconocían los antecedentes, las mañas, lo torcido de su hombre de confianza.

¿Acaso creen que los ciudadanos nos chupamos el dedo? ¿Creen que nos pueden ver la cara de tontos tan fácilmente? ¿Por qué quieren seguir presumiendo su política anticorrupción, cuando lo que hacen es todo lo contrario?

Y todavía se atreven a ondear pañuelos blancos en las “mañaneras” para decir que la corrupción en México “ya se acabó” ¡Por Dios! Que alguien les diga que tanta idiotez es insoportable.

Para terminarla de joder, el Subsecretario de Desarrollo Político tuvo el desatino de informar, públicamente, que “Desde el día de ayer el propio licenciado José de Jesús Vázquez García ha presentado su renuncia voluntaria al gobernador Miguel Barbosa, la cual ha sido aceptada”.

Aparte de la pésima redacción que denota falta de preparación académica -característica de Morena-, dijo a los poblanos que el director general corrupto no fue despedido, no fue echado a la calle por órdenes del gobierno del estado, sino que presentó su renuncia voluntaria.

¿Acaso no ameritaba que este incorruptible gobierno sacara a patadas al director general de gobernación, apenas se enteró de sus chanchullos contra la gente humilde? ¿Qué ameritaba más, ser despedido o pedirle su renuncia?

David Méndez, con el afán de defenderse, advirtió que esosrumores” tienen la intención de desestabilizar al gobierno estatal, por lo que rechazó que exista alguna relación que apunte hacia algún acto de corrupción, como solicitar dinero a cambio de ser beneficiario de algún programa.

Defendió que la posible solicitud de dinero a cambio de apoyos sociales, “pudo deberse a las reglas de operación de los programas con los que cuenta la Secretaría de Bienestar”.

En verdad que para justificar sus transas y tapar sus fechorías, los funcionarios públicos de este gobierno morenista hacen lo imposible para defender hasta el más indefendible de sus compañeros de fila.

Todo parece apuntar que los gobiernos del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) van en picada no tanto por su ignorancia y falta de experiencia para gobernar, sino por sus inocultables mentiras y corruptelas. No hay sociedad que resista tantas sirvengüenzadas. Tiempo al tiempo.

@elmerando

Opinion para Interiores: 

Visitas: 471
Versión para impresión

Anteriores

Elmer Ancona Dorantes

Periodista y analista político de profesión; estudió la Licenciatura en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y la Maestría en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; ha sido catedrático en diversas universidades.

Ha colaborado en diversos medios de comunicación: Campaigns & Elections (articulista); Radio Fórmula (El Punto Crítico); Periódico Reforma (fundador y editor de política); Agencia de Noticias del Estado Mexicano–Notimex (Director Editorial); Milenio Yucatán y Milenio Puebla (columnista); Grupo Editorial Expansión (editor y articulista).

En medios digitales ha sido Director y Fundador de  generaccion21.com y de la Alianza Periodística Estratégica (APE).

En áreas de Comunicación Social ha participado en el H. Ayuntamiento de Puebla (Director de Análisis Estratégico) y en el Gobierno del Estado de Yucatán (Director General del Diario del Sureste).