Los Pequeños Detalles

  • Barbara Lora
Hoy a las 12 del día miro con desconfianza a todo el mundo.

Barbara Lora

 

El sábado fui a SAMS y por primera vez, en la entrada le pedían a todo el mundo que mostrara su tarjeta de membrecía. Al llegar a la caja pregunte al cajero porqué lo hacían y con toda naturalidad me explico que así se aseguraban que la gente que entraba iba a comprar y no a robar, ya que en otras tiendas habían reportado constantes robos a los clientes, de gente que sustraía dinero o tarjetas de las bolsas de los clientes.

Esta semana un periodista (otro más) publicó en su cuenta de twitter que fue víctima de un asalto.

Todos los días nos enteramos que algún conocido fue víctima de algún delito en Puebla.

En el transporte público los asaltos son de un día si y por la tarde también.

¿Qué carajos está pasando en mi estado?

Yo recuerdo con que tranquilidad podía salir a las 2 de la mañana a comprar tacos, cigarros  o lo que se me viniera en gana; es más me iba caminando al Oxxo en la madrugada por un chocolatito sin problemas. Hoy a las 12 del día miro con desconfianza a todo el mundo.

 Hace tiempo, mi pareja vivió dos ejemplos de lo que antes era cosa común. Olvido su cartera en un taxi y el chofer lo buscó por todo el centro de Puebla para devolverla, como no lo encontró fue hasta donde lo recogió y dejo la cartera en la casa. Olvidamos una laptop en un restaurante y la guardaron hasta el día siguiente. Olvide mi celular en otro restaurante y cuando regresé el mesero me lo había guardado.

Esos pequeños detalles hacían que me sintiera orgullosa de ser poblana.

¿En qué momento cambiaron las cosas? ¿Cuándo nos convertimos en referente del crimen?

Ya basta de soportar delincuentes en las rutas de transporte, basta de feminicidios, ni un linchamiento más, que se terminen los huachicoleros, los asaltos, los cobros de derecho de piso, los robos a casa habitación. Carajo, ¿quién nos va a regresar la tranquilidad a Puebla?

El primer candidato que me garantice que Puebla regresará a ser un estado tranquilo, pujante, seguro, PIPOPE, ese candidato o candidata contará con mi voto, mientras tanto, los que están de encargados de despacho, de interinos o como quieran decirles, pónganse a trabajar, acaben con la delincuencia y si no pueden, dennos armas y leyes para que seamos nosotros lo que pongamos orden.

Dejen de defender a los delincuentes y de victimizar a las víctimas o este estado se va a convertir en una muy mala película del oeste.

Estamos hasta la madre de que las autoridades sean cómplices o simples comparsas de los delincuentes, si no pueden, váyanse al rancho de YSQ.

Ayer domingo se realizaron elecciones en juntas auxiliares y fue un desastre. El ayuntamiento de Puebla y la SGG se pelean vía twiter por declaraciones sobre quién debe proporcionar la información, cuándo lo que debiera preocuparles es que dichas elecciones se celebren en paz y tranquilidad para sus habitantes. Si no pueden con eso pues mejor renuncien.

El gobierno de la república, el gobierno del estado y los gobiernos municipales tienen por obligación darnos seguridad, servicios y otras necesidades de todo habitante de un país, estado, municipio pero si ni eso pueden darnos pues mejor renuncien. No hay peor corrupción que aceptar un puesto y no tener capacidad para cumplirlo con éxito. Es más, ser incapaz es peor que robar.

Son esos los pequeños detalles que dan a nuestra vida en sociedad la paz, la felicidad y tranquilidad de vivir al que todos tenemos derecho.

Opinion para Interiores: 

Visitas: 649
Versión para impresión

Anteriores

Barbara Lora
Guerrera, femenina, irreverente y más poblana que la talavera. Me conocen como "La Lora".  En Intolerancia llevé Sociales. Columnista en diversos medios. Conductora del programa de radio "Grandota 3-60"