¿Y el patrimonio Apá?

  • Barbara Lora
Cientos de ambulantes de todos los tipos, colores y sabores atacaron el Centro Histórico

Puebla Ciudad Capital, hermosa, bella, majestuosa y patrimonial ciudad está siendo golpeada por las peores huestes que pudieran existir. Cientos de ambulantes de todos los tipos, colores y sabores atacaron el Centro Histórico, zócalo incluido, con cualquier cantidad de puestos, puestitos y puestotes de comida, con sus respectivos y super seguros tanques de gas y cuanto mugrero en venta puedan imaginarse.

No están para saberlo, pero yo si estoy para contarles, que la semana pasada varios personajes vinieron de visita y a supervisar como andan las cosas en Puebla. Visitaron nuestra patrimonial ciudad, de manera discreta y sin avisarle a nadie y con nadie me refiero a gente del gobierno municipal, y para su información, estas visitas eran personalidades de ICOMOS.

Personas de ICOMOS México y de ICOMOS España, recorrieron y vieron de primera mano las condiciones en que se encontraba el Centro Histórico, a solicitud de un grupo de ciudadanos que se quejaron amargamente por los pendones colocados en el pasaje del Ayuntamiento y se encontraron con la novedad de que estábamos invadidos por ambulantes.

Puebla, es Patrimonio Cultural de la Humanidad nombramiento dado por la UNESCO. Eso quiere decir, para aquellos que no saben, que la ciudad NO le pertenece a ningún poblano en particular y sobre todo no le pertenece a los que se encuentran al frente del gobierno municipal. O sea, es de los poblanos en general y del mundo mundial.

A todas luces y fuera de toda normatividad, el ayuntamiento poblano permitió la invasión de ambulantes al corazón de nuestra patrimonial ciudad, maltratando tanto las lajas del zócalo como las de la calle 5 de mayo, las de la cercanía de Santo Domingo y demás alrededores, para horror de todos los que amamos nuestro Patrimonio, clavaron y pusieron cables para sus techos e hicieron sendos hoyos en las patrimoniales lajas del zócalo.

Moneda de cambio (votos x espacios) con líderes de varias organizaciones, el municipio entregó las calles, sin importarles nuestro nombramiento y la regulación que tanto el INAH como la UNESCO marcan para las ciudades patrimonio.

Si para estas personas, o sea, la Presidenta Municipal y sus secuaces, perdón, funcionarios, la cultura no es importante y no les interesa el nombramiento, pues vámonos todos y el último, por favor, que cierre la puerta y apague la luz.

Los nombramientos de Pueblo Mágico los da, sin importar el color o sabor, quien sea que se encuentre en la secretaría de Turismo Federal y como ahora gobierna ya sabes quién pues pueden nombrar Pueblo Mágico a “La Chingada” el ranchito del elemento de Macuspana.

Pero los nombramientos de Cuidad Patrimonio los otorga la UNESCO, que depende de la ONU. Y ya lo único que falta es que salgan con la embajada de que la ONU es “fifi”, o que pertenece a la mafia del poder, se equivocan. La ONU NO ES FIFÍ, ni parte de la mafia del poder internacional.

Seamos serios los nombramientos de Ciudad Patrimonio no retoñan, no puedes mandar a hacer una consulta a modo, ni mucho menos exigirle a la UNESCO que haga voto por voto o casilla por casilla o que haga solamente un millón de boletas de un universo de casi 90 millones de votantes.

En vez de aprender como disfrazarse de catrinas, estudien el COREMUN, los reglamentos de INAH y los lineamientos y regulaciones que marca la UNESCO a las Ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Puebla Ciudad merece ser amada, admirada, cuidada y si solo nos quejamos por la terracitis agudis que últimamente nos ha dado no resuelve las cosas. Hay que cuidar cada uno de los edificios catalogados, de los tres mil treinta y cuatro monumentos históricos que existen en Puebla, construcciones que abarcan una poligonal de 6.9 kilómetros cuadrados y es la de mayor extensión en su categoría en toda América Latina y eso incluye mantener hermosas las calles, no poner basura o pendones colgando. Cuidar sus calles, no tender cables y varios detallitos más que ocupan un largo capítulo del COREMUN y que por lo que se puede apreciar le importan un soberano churupo a los responsables de cuidar nuestro patrimonio.

Les recuerdo que yo no tengo enemigos, solo fans confundidos.

Pueden seguirme en mis redes sociales y por las calles de Puebla y Cholula.

Opinion para Interiores: 

Visitas: 440
Versión para impresión

Anteriores

Barbara Lora

Guerrera, femenina, irreverente y más poblana que la talavera. Por las buenas, lo que quieran; por las malas también. Por eso me conocen como "La Lora". Escribo lo que quiero, vivo como quiero.

Como todos saben, cualquiera que se dedique al periodismo le tiene que gustar el chisme, así que desde hace mucho tiempo, por andar de chismosa con Enrique Núñez empecé a escribir la sección de sociales cuando se fundó el periódico Intolerancia. También por andar de chismosa hice un programa de radio en SICOM, ya le cambiaron de nombre, ahora se llama Puebla TV. Por cierto este programa era sobre sexo, mucho sexo. He escrito columnas en diversos medios, que no voy a enumerar para no aburrirlos. He sido conductora de varios programas de radio. El último se llamaba "Grandota 3-60".

Ahora inicio esta nueva aventura en e-consulta.

Si no quieres que hable de ti, no te pongas de pechito.

Mi frase favorita: "Carpe diem".

Arranco y termino mi día con Filipenses 4: 13.