Sobreviviendo a la alerta sísmica y a su ausencia

  • Barbara Lora
Necesario prevenir a la gente con alertas y capacitación.

Soy damnificada del terremoto de 1985, aunque ahora es más millenial ser damnificado del 19S/2017. Como damnificada, tuve que aprender, primero de manera forzada, qué hacer y qué no durante un sismo y después formalmente (cursos, congresos, diplomados) ya pasada la emergencia del ´85.

 

Para todos los que vivimos el ´85 en el Distrito Federal, no fue precisamente una perita en dulce lo que nos sucedió.

 

Aprender desde cero la cultura de prevención en materia de sismos es un asunto que no debe tomarse a la ligera y los diferentes gobiernos que han estado al frente de la ciudad de los palacios y ciudades que rodean a este valle tembloroso que es el centro del país, lo tendrían que considerar prioridad y es la impresión que dan ante los medios de comunicación.

 

Para gobierno y sociedad, parte de este aprendizaje son los simulacros y estar bien informado sobre dónde dirigirse, cómo mantener la calma en una evacuación, puntos de reunión, brigadas de protección civil y muchas cosas más de las que dependemos ante las devastadoras manifestaciones de la naturaleza.

 

Dicho esto, nos preparamos al #MacroSimulacro2018 del 19S yo, que he vivido los terremotos del 1985, 1999 y 2017 con todas las pérdidas dolorosas que nos han dejado, estaba más que preparada para el simulacro. Es decir, la noche previa al 19 de septiembre tome algunas medidas básicas. Verifiqué que el pijama no tenga hoyos, Dios nos libre de salir en la tele con el mameluco de Snoppy balaceado y obvio no hay nada más feo que salir con todos tus vecinos temblorosos y ver que algunos traen su playera campañera del partido perdedor, todos mis papeles hasta la hoja rosa en la mochila de supervivencia, incluido el sobre de carne de mi perrita, que tu celular tenga batería para inmediatamente checar el Twitter y café, mucho café porque después de un temblor nadie duerme. Una vez verificado todo lo anterior, me dije lista para lo que viniera.

 

Pero ¡¡¡Oh sorpresa!!! Se me ocurrió la simpática idea de organizar reunión en el portal de peregrinos de la milenaria Cholula, por lo que, a la hora del macro simulacro, yo pensé que sin mayores problemas nos levantaríamos y esperaríamos en la Plaza de la Concordia, el zócalo de San Pedro Cholula para aquellos que no tienen idea de cómo se llama.

 

En esas estábamos cuándo de repente salieron, como caballos desbocados, todos los empleados del ayuntamiento cholulteca a la plaza. Ajá!!! ¿Y la alerta? Las demás personalidades, incluida yo, que estábamos en los portales no comprendíamos si ya estaba empezando el simulacro o qué.

 

Resulta que solamente al interior del Ayuntamiento sonó la alarma. Los demás si no la tenían activada en su móvil, pues ni se enteraron de que había simulacro. Solo se veía a todos los trabajadores comandados por la presidenta municipal en medio de la plaza.

 

Pareciera que en las Cholulas no perdimos mucho patrimonio, ah no perdón, casi todas nuestras iglesias fueron dañadas por el sismo 19S, algunas de ellas, aun no se han podido terminar de restaurar. Pero no hubo un detalle, aunque sea, de poner unas patrullas con sirenas al momento del simulacro, ya de a perdis que contrataran un Minion que gritara: “wiro,wiro,wiro” para poder actuar conforme al tema que nos ocupaba.

 

Yo de chismosa, me tomé la libertad de preguntarle al comisionado de la policía de este milenario y mágico municipio por qué solamente hubo alarma en el ayuntamiento. La respuesta fue: Para no alarmar a la gente… ¡¡¡WTF!!!

Pues de eso se trata, de que la gente esté preparada para actuar.

 

¿O qué? Los fuegos artificiales y campanas no alarman a la gente, está bien; pero que empiece a sonar una alerta no, porque da susto.

No soy necia, sino de ideas fijas, así que volví a preguntar muy amablemente, si un simulacro no se trataba de preparar a la gente para circunstancias similares y la respuesta fue: no se debe alarmar a los turistas y a la gente y además no tenemos en Cholula alerta sísmica, porque es muy cara.  ¡¡¡What!!!

 

¿Entonces las alertas sísmicas son para las capitales? Uno se pone a pensar, qué para los gobernantes, la vida de las personas, en las grandes urbes son más importantes que la de las que viven en las pequeñas localidades, que si no tienes una App en tu celular no te enteras.

 

No quiero ver a presidentes o gobernadores haciendo campaña para ayudar a los damnificados, quiero verlos previniendo pérdidas de vidas con acciones reales de protección civil. No nos regalen cobijas, atunes y pañales cuando se caigan las casas, pongan alarmas sísmicas, capaciten a las autoridades, aunque sea pongan posters con los puntos de reunión, y acciones a tomar en un terremoto.

 

Y sí, Cholula es un sitio turístico, así que cuiden a los turistas y protejan a sus ciudadanos. Si la alerta sale muy cara, contraten a diputados desempleados, que usen botargas de minions y esos sí, que traigan su App de skyalert.

 

@grandotasoy   Siganme en Twitter, Facebook, Instagram y por las calles de Puebla y Cholula  

Opinion para Interiores: 

Visitas: 464
Versión para impresión

Anteriores

Barbara Lora
Guerrera, femenina, irreverente y más poblana que la talavera. Me conocen como "La Lora".  En Intolerancia llevé Sociales. Columnista en diversos medios. Conductora del programa de radio "Grandota 3-60"