La misma moneda

  • Moroni Pineda
De los primeros 100 días de Trump, la revolución de las gasolinas y los maravillosos acuerdos Videga

De los primeros 100 días de Trump, la revolución de las gasolinas y los maravillosos acue36rdos Videgarayescos.

México no aparece en los primeros 100 días de gobierno Trumpista. El vacío se llena con especulaciones y la incertidumbre nos mata. En los meses interminables de la transición aderezados por el uso frenético de twitter, Trump una y otra vez envía señales contradictorias. Pero frente al Presidente de la nación más poderosa del mundo tenemos dos ventajas que pasamos por alto.

La primera es que conocemos puntualmente sus formas y pensamientos, no por rumores o adivinanzas, sino porque él mismo se ha encargado de escribirlo en muchos de sus libros sobre negociación y el arte de hacerse rico (si hacerse rico se le puede llamar arte). No existe ideología o pensamiento hitleriano como queremos creer, existe un hombre que sabe que la negociación se basa en tener las cartas y en utilizarlas en el momento preciso. Haría bien el gobierno mexicano en distribuir copias gratuitas de la producción literaria del futuro presidente americano entre el respetable público que ahora vive nervioso.

La segunda es nuestra privilegiada ubicación. Diría don Porfirio que estamos muy lejos de Dios pero muy cerca de Estados Unidos. Lo que para el ilustre dictador parecía una desventaja se convierte hoy en nuestra mejor carta. ¿Qué importan los muros y las amenazas de renegociar el tratado cuando lo único inamovible es nuestra geografía?, a menos de que existan planes ultra-secretos para mover a todos los Mexicanos hacia Centroamérica, somos la carta estratégica más importante en el tablero de negociación geopolítica para los americanos. Durante años el gobierno mexicano ha dilapidado esta ventaja dejándose llevar por el espejismo de mano de obra barata que hoy nos hace vulnerables, sin embargo México puede y debe convertirse en el Corea del Sur latinoamericano y por lo tanto de gozar de los mismos beneficios. Aquella potencia mundial que tenga la firme intención de invertir en los próximos años poco más de un cuarto de trillón de dólares, asegurará nuestra lealtad y por ende el crecimiento económico anhelado de 4 puntos anuales por los mexicanos. 15 años bastarían para llegar a ser una potencia media sacando de la pobreza a más de 30 millones de mexicanos. Es la mejor carta pero tenemos que aprender a negociarla. En esta todos podemos salir ganando.  

La revolución de las gasolinas llegó, está aquí y no desaparecerá. Nuevamente la ciudadanía se siente traicionada y con justa razón. Nos presentan una tabla de precios en donde México aparece como los países que más gozan de mayor competitividad. En la verdad maquillada se equivocan. Descuidan las formas y el fondo, al compararnos con manzanas cuando en realidad somos peras. Entre los países productores de petróleo descubrimos que México es de los más caros en su precio de gasolina al público, o en otras palabras, los zapatos son más caros en la casa del zapatero. La pregunta es ¿por qué? Y la respuesta oficial viene aderezada en un extenso argot financiero que nadie comprende. La realidad es otra; años de corrupción e ineficiencia han lastimado a la industria nacional pero nadie apunta el dedo a los verdaderos culpables y, por lo tanto, los paganos somos todos. La verdadera reforma energética debió empezar ahí, en donde todos sabemos pero nadie quiere. Un régimen tóxico y sin mandato popular puede convertirse en un peligro para los mexicanos.

De golpe y porrazo Luis Videgaray se encuentra de regreso. Como clarividente, apostó su futuro político en ser el principal interlocutor con el amenazante gobierno Trumpista y le dio resultado. Nuevamente tiene un lugar en la mesa de los futuros candidatos a la presidencia. Si no se equivoca y logra un “acuerdo maravilloso” (hablando ahora del TLC) como ya lo señaló Trump en su momento al referirse a su persona, podría convertirse en el salvador de la economía nacional y por ende de su partido.

Es cuánto.

Muy agradecido con e-consulta por ser la nueva casa de La Misma Moneda. Gracias totales.

 

Opinion para Interiores: 

Visitas: 1,222
Versión para impresión

Anteriores

Moroni Pineda

Activista permanente. Participa en Consejos de educación estatales y municipales, Fundación Paisano, La iniciativa bilateral México-Estados Unidos, UNETE, Mexicanos Primero, Presidente del Consejo de Participación Social