Las reformas y la política exterior

  • Juan Pablo Piña
.

El año que terminó estuvo marcado por un estilo nuevo de hacer política, el pacto por México. Fue sin duda un año de transformación, no solo en contenidos sino también en continentes.

Las reformas emanadas del pacto son importantes tanto por su alcance, como por la manera en que se cabildearon, redactaron y aprobaron.

Ambas nociones van de la mano, de no haber sido “acordadas” antes de presentarse ante alguna de las Cámaras que conforman el Congreso de la Unión, posiblemente no se hubieran aprobado y seguramente su discusión hubiera sido mucho más larga y acalorada.

De ahí que las fuerzas políticas involucradas en su elaboración deben sentirse orgullosas de la manera en que fueron aprobadas. Son muestra de la transformación que sufre México y de madurez de la política mexicana.

No es ningún secreto que varias de las reformas tienen como finalidad la aceleración económica del país y junto con otras iniciativas presentadas por el Presidente Enrique Peña Nieto, pero aprobadas finalmente por partidos políticos distintos al PRI, van encaminadas a captar mayores inversiones extranjeras.

En política es importante tener una comunicación efectiva de las acciones de gobierno. De ahí que el gobierno federal inició una estrategia de comunicación global de los logros y la forma de hacer política en el México actual.

Por eso esta semana se lleva a cabo la XXV Reunión de Embajadores y Cónsules, con la finalidad de preparar a los representantes de nuestro país ante otros Estados para proyectar a México y colocarlo en los reflectores de la Comunidad Internacional.

Retomando la gran labor de los partidos políticos, el Congreso de la Unión y el Gobierno Federal, la Secretaría de Relaciones Exteriores busca que los diplomáticos mexicanos conozcan y puedan difundir las reformas, su contenido, sus alcances y sus beneficios.

Junto con las reformas secundarias, la estrategia de comunicación internacional es necesaria para hacer que los beneficios esperados sean una realidad. Se trata de una tarea ambiciosa que debe elogiarse.

Es momento de impulsar al país en la esfera internacional, empezando por retomar el liderazgo regional que siempre caracterizó a México y, posteriormente, con su posicionamiento como una economía creciente, que resulte atractiva para las inversiones con el ánimo de generar un círculo virtuoso que logre detonar el crecimiento del país en beneficio de todos.

Sin embargo, así como los beneficios, las obligaciones son de todos, gobiernos, congresos, empresarios, académicos y la sociedad en general. Es imprescindible hablar bien de México, y de sus avances democráticos para atraer esas codiciadas inversiones que estimulen el desarrollo económico del país. El trabajo que hagan los representantes de México en el extranjero será clave en este proceso, y si lo hacen bien, su aportación será fundamental.

Esperemos resultados.

Opinion para Interiores: 

Visitas: 2,360
Versión para impresión

Anteriores

Juan Pablo Piña

Juan Pablo Piña Kurczyn es poblano de nacimiento, licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana, Maestro en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y por la Universidad de París 2 (Panthéon-Assas).

Actualmente es Secretario General de la Fundación Colosio a nivel nacional.

Fue Visitador General de la CNDH, Secretario de Servicios Legales y Defensoría Pública en el Gobierno del Estado de Puebla y Consejero Jurídico para México y América Latina de Nokia.

Ha colaborado con diversos medios de comunicación como articulista y comentarista.