Eukid tras Hernández y Genis

  • Raúl Torres Salmerón

Una vez terminadas las campañas, reconocidos los triunfos, el poder estatal en vías de asentamiento ---otra vez---  reinicia la cacería de marinistas.

Eukid Castañón, otro inefable personaje del morenovallismo, nombrado recientemente al frente de la Contraloría del Estado, tiene ya todo listo actuar en contra del hijo del ilustre líder de la Conferencia Regional Obrero Mexicana (CROM), el ya fallecido don Antonio J. Hernández.

Fuentes bien informadas de la Contraloría señalan a Eukid de tener listo el andamiaje jurídico para ir en contra de Antonio Hernández y Genis, quien se desempeñó como director del Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Puebla, comúnmente conocido como Conalep.

Hernández y Genis tiene que solventar en una audiencia en la SEP estatal antes del fin de mes, gastos por 4 millones 513 mil 620 pesos, que según las actuaciones hechas en el Conalep, no justificó durante su desempeño en el sexenio del gobernador Mario Marín.

Para hacer las solventaciones requeridas por la Contraloría, puede ir acompañado de un abogado y en caso de no hacerlo, le serán aplicadas las penas que señala el Código de Defensa Social y de Procedimientos, que van desde amonestación, reparación del daño y prisión.

El voluminoso expediente tiene fecha de 14 de mayo de 2013 y se llama Expediente Administrativo de Determinación de Responsabilidades, bajo el número 22/2011 y al parecer ya se notificó legalmente el inicio del procedimiento administrativo de determinación de responsabilidades.

Las revisiones administrativas financieras que tiene que comprobar el político priista son por no cumplir aspectos de revisiones de obra, recursos financieros y plantilla de personal en el periodo de enero  a diciembre de 2010.

Se le señalan pagos con exceso por 279 mil 265 pesos; de ejercer indebidamente recursos del presupuesto de egresos 2010 por 745 mil 60 pesos en el ramo Capacitación; en ese mismo rubro no se documentó la suma de 138 mil 841 pesos.

También –dice el largo escrito-- hubo exceso de pagos por 192 mil 202 pesos y pagó fuera de contrato 97 mil 816 pesos a la empresa Empresarios de Oriente en Recursos Humanos; hay otros pagos improcedentes por 816 mil 466 pesos y por 536 mil 124 pesos. También hubo pagos no autorizados por la Junta Directiva por 113 mil 309 pesos y otro por 167 mil 32 pesos a personas contratadas por la empresa mencionada.

En el expediente se menciona que hubo pagos indebidos por concepto de estímulo de productividad y eficiencia a 24 empleados del Conalep por un millón 427 mil 500 pesos.

Todo parece indicar que el gobierno del estado reinicia la cacería de marinistas.

Es muy probable que Antonio Hernández y Genis tenga la documentación comprobatoria, pero según la rumorología política, estaba trabajando en la Ciudad de México a últimas fechas.

Ya desde el mes de julio de 2012, hace un año, en algunos medios se habló de que la Comisión Inspectora del Congreso había detectado irregularidades por 21 millones 826 mil pesos en la gestión de Hernández y Genis al frente del Conalep. En ese entonces Gerardo Mejía Ramírez, diputado local del PRI, salió en su defensa y afirmó que el ex funcionario es "una persona honorable".

Las cifras de la contraloría no cuadran con las del antiguo Orfise, pero eso no importa cuando se ordenan las venganzas políticas y se ponen en marcha. Las deficiencias administrativas encontradas en la cuenta pública de Hernández y Genis suman 8 millones 182 mil pesos, mientras que el daño patrimonial es de 13 millones 644 mil pesos, que en total representan presuntas irregularidades por 21 millones 826 mil pesos.

Por ahora es una acusación directa del Poder Ejecutivo. Siguen firmes las venganzas y los enconos en contra de los políticos.

HERNÁNDEZ Y GENIS

Antonio Hernández y Genis nació en Atlixco, Puebla, el 10 de Marzo de 1959. Es licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de las Américas y tiene una maestría en Historia.

En las actividades partidistas en el PRI, se ha desempeñado como secretario de Divulgación Ideológica del CDE del PRI (1986); miembro de la Comisión Organizadora de la Corriente Crítica (1988 a 1989); secretario adjunto a la Presidencia del CDE de Puebla (1988); secretario de Capacitación Política del CDE de la CNOP (1990 a 1991); presidente de la Comisión Estatal para el Debate Político (1994); director de la Escuela Estatal de Cuadros (1995 a 1996).

Fue diputado local de 1984-1987, director de Prestaciones Sociales del Gobierno de Puebla (1987 a 1989); director de Análisis del CISEN (1992 a 1994); contralor Interno de Liconsa(1995 a 1997); director de Análisis de la Coordinación General de Política Social Sedesol (1997 a 1998); director Administrativo de la SEP de Puebla (1999 a 2001); secretario Técnico de Consejo Estatal de Población en el sexenio de Melquiades Morales y director del Conalep con Mario Marín.

Escribió el libro “La historia de Puebla a través de sus personajes” y tiene otros en preparación, incluyendo uno sobre su señor padre, quien fue seis veces diputado federal.

REFLEXIONES ELECTORALES

Vale la pena reflexionar, sobre todo los ganadores, la parte de Puebla de la columna escrita por el periodista Carlos Ramírez, sobre las elecciones estatales, bajo el título “Detrás de victorias, cifras reales”.

Escribió el periodista Ramírez:

“En la ciudad de Puebla hubo un fenómeno también singular, con miras a las elecciones de gobernador en el 2016: el fortalecimiento de la alianza PAN-PRD-chiquillería, aunque bajo el mando del gobernador Rafael Moreno Valle, ex priísta, aliancista y hoy jefe del PAN en el estado.

“El candidato aliancista a la alcaldía Antonio Gali acumuló 242 mil 675 votos, el 49.36% del total, con una baja de las cifras del 2010: la alianza ganó hace tres años, colgado de la victoria de Moreno Valle como gobernador, con 308 mil 697 votos, el 53.92% de los sufragios. En tres años, la alianza perdió 66 mil 22 votos y bajó 4.56 puntos porcentuales.

“En cambio, el candidato priísta Enrique Agüera perdió la elección con 198 mil 188 votos, el 40.31% del total, registrando una baja de apenas 2 mil 858 votos, aunque con el aumento de 5.23 puntos porcentuales. El mensaje de las cifras señala el dato del voto leal del PRI, contra una baja en el voto aliancista. Aunque no representa una tendencia estructural, sí fue un aviso a los problemas de gobernación del alcalde aliancista saliente Eduardo Rivera y su distanciamiento del gobernador Moreno Valle.

“A ello se agrega otro indicio: Gali es una posición del mandatario estatal y aun así la población de la capital ya no le extendió la revalidación de las cifras electorales de hace tres años”.

AGUILAR CHEDRAUI, DECEPCIÓN

En el punto de las elecciones, vale la pena otra reflexión. El priista José Doger Corte, quien fue contendiente por la alianza 5 de Mayo en contra del ex secretario de Salud Jorge Fouad Aguilar Chedraui de Puebla Unida por el distrito 15, es lapidario:

Palabras más, palabras menos, Doger comentó que hizo campaña de menos de dos meses y de acuerdo al Programa de Resultados Electorales Preliminares obtuvo 23 mil 196 votos.

En cambio Aguilar Chedraui con dos años de publicidad, reflectores y una campaña anticipada solamente logró 31 mil 306 votos. Como político, es una decepción y un fraude.

En fin, como escribió El Zord, en Caracas, Venezuela, en una poesía sobre la venganza:

Es la daga de la venganza,

la que te obliga a ponerte de pie.

Con ímpetu, con furia, con ira, rabia.

Miradas atónitas ante ti,

hipócritas, traidoras.

Me verán reír mientras

ustedes lloran, ardiendo en sus llamas.

Atestas el golpe, certero, calculado;

ahora es otro el que cae

mientras tú estás de pie.

[email protected]

Opinion para Interiores: 

Anteriores

Raúl Torres Salmerón

Abogado. Periodista. Ex Director de La Voz y El Sol de Puebla, El Heraldo y El Popular. Ex Director de Comunicación Social del Gobierno Estatal y en dos Gobiernos Municipales.