El teleférico y el INAH

  • Raúl Torres Salmerón

En sendos desplegados publicados en los diarios Reforma y La Jornada del domingo, dirigidos al Presidente Enrique Peña Nieto, el pleno de delegados de D-II-IA-1, Sección 10 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que integran los profesores investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), hicieron público el rechazo al nombramiento de la nueva titular María Teresa Franco González Salas.

¿La Causa? Entre otras, la construcción del teleférico de Puebla. Advierten los investigadores del INAH que la presencia de la señora Franco recuerda las épocas más nefastas en la historia de la Institución, pues de 1992 al 2000 impulsó una política de comercialización del patrimonio arqueológico.

La señora Franco sustituyó el 8 de julio, por decisión del Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, a Sergio Raúl Arroyo, quien se opuso en los siete meses de su desempeño al frente del INAH a este tipo de obras.

Los investigadores del INAH exigen la cancelación del teleférico del Centro Histórico de Puebla, la suspensión de las obras del Museo del Cacao en Chichén Itzá, la protección de la zona arqueológica de Xochicalco afectada por un proyecto de construir una mina a cielo abierto y la cancelación de la techumbre del Claustro de la Merced en la ciudad de México.

De acuerdo a algunos analistas, la presión de los gobernadores de los estados donde pretenden construir estas obras que ponen en peligro del patrimonio cultural y arqueológico de México fue determinante para la destitución de Arroyo. Como mero dato informativo y por alguna extraña afinidad, el titular de la SEP se ha dedicado a elogiar en cuanta visita hace a Puebla la política educativa del mandatario Rafael Moreno Valle Rosas.

Los investigadores del INAH exigen respeto de los dictámenes científicos y las decisiones institucionales tomadas para protegerlos.

En el desplegado, los investigadores piden al titular de la SEP reconsiderar el nombramiento de la directora Franco y para buscar un reemplazo, se le dé oportunidad al sindicato de presentar una terna de candidatos emanados del propio organismo para dar mayor legitimidad a la designación.

Y lo anterior, sin tomar en cuenta que hay varios amparos promovidos por investigadores y académicos que se oponen al teleférico.

Como quien dice, los problemas y las protestas seguirán. Ya se modernizaron los fuertes de Loreto y Guadalupe. Afortunadamente las presiones de medios y de la sociedad, mandaron a la rueda de la fortuna, pomposamente llamada Estrella (?) de Observación  y ahora toca el turno al teleférico.

Pronto veremos quién gana el pleito: La determinación del INAH de suspender el teleférico y los amparos promovidos o el gobierno del estado en su empeño de comercializar el patrimonio cultural de Puebla y no atender los mínimos requerimientos populares en amplias zonas de la capital y del interior.

FRAILE, A LA POLÍTICA

Feliz de la vida, luego de entregar la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el pastor de los panistas, Francisco Fraile se pasea y convive con sus amigos en los portales del centro de Puebla capital.

Tras señalar que salió limpio de su encargo, pues versiones periodísticas poco serias señalaban que tenía un proceso por malversar fondos, entregó la semana pasada a Juan Carlos Gali Montiel la oficina, en calidad de encargado del despacho, a un primo de Antonio Gali, el presidente municipal electo de Puebla. ¡Cosas veredes, Mio Cid!

Fraile seguirá haciendo política pues se define como un político de vocación, sin genuflexiones, sin tener que doblar la cerviz ni aplaudir al que dirige.

El  nuevo encargado de la delegación Gali Montiel, ha laborado en el IMSS, desde hace más de una década, hecho que no deja de llamar la atención. El relevo fue atestiguado por David Palacios Hernández, titular de la Unidad de Evaluación de Delegaciones del IMSS.

Fraile presume el manejo con transparencia de los recursos del IMSS; estima que la delegación requiere de mayores recursos para afrontar necesidades y servicios, además de que Puebla es el primer lugar nacional en atención y servicio a los derechohabientes.

Fraile está pues de vuelta a la política partidista.

MBD Y LA DEFENSA DEL PETRÓLEO

Se escuchan ya muy cerca los tambores de guerra en la lucha por la defensa del petróleo mexicano, ante las amenazas de privatización por parte del gobierno federal.

Manuel Bartlett Díaz, ex gobernador del estado y actual Senador de la República por el Partido del Trabajo, está muy activo.

Asegura el político poblano que la única posibilidad de impedir que se privatice el petróleo y se entregue la renta petrolera a trasnacionales, como pretende el gobierno de Enrique Peña Nieto y el PAN, es con la movilización popular.

Censura la iniciativa del dirigente del PAN, Gustavo Madero, pues va  --según entrevista en el diario nacional La Jornada--  exactamente en la misma dirección de la que ya ha delineado Enrique Peña Nieto ante inversionistas extranjeros y en una entrevista a The Wall Street Journal.

Madero propone reformar los artículos 25, 27 y 28, para quitar de la Carta Magna los lineamientos en defensa de la riqueza petrolera nacional y que se puedan dar concesiones a las grandes corporaciones petroleras, con las que puedan explotar los hidrocarburos.

Tras calificar de cínico y de poca imaginación a Gustavo Madero, quien al igual que Peña Nieto, asegura que su propuesta no es privatizadora.

Insiste Bartlett en que nadie argumenta que van a vender Pemex y  lo que denuncia es que van a privatizar la explotación del petróleo, la renta petrolera. Van a concesionar partes del territorio a las empresas extranjeras y a pagarles con el petróleo que está en el subsuelo.

Sobre las motivaciones de Madero, al adelantarse a Peña Nieto y presentar la reforma energética, indica que hay quienes consideran que el panista está haciéndole un favor al PRI, por no haber impugnado la elección en Baja California, pero hay versiones también de que el albazo de la reforma energética tiene que ver con el Pacto por México.

Será sin duda una lucha política de largo alcance el asunto de las reformas constitucionales que pretenden efectuar el PRI y el PAN.

En fin, como dice la copla de la guerra franco española de 1808 a 1814:

Los fuertes aceros,

patricios, guerreros,

al punto empuñad:

marchad, sí, marchad.

Resuene el tambor,

veloces marchemos.

[email protected]

Opinion para Interiores: 

Anteriores

Raúl Torres Salmerón

Abogado. Periodista. Ex Director de La Voz y El Sol de Puebla, El Heraldo y El Popular. Ex Director de Comunicación Social del Gobierno Estatal y en dos Gobiernos Municipales.