“El Presidente de los gobernadores…”

  • Juan de Dios Andrade
.

Cerrado el capítulo electoral y quedando pendientes tres elecciones extraordinarias, don Máximo se enfila hacia la siguiente etapa de su proyecto político rumbo a Los Pinos. Por la manera en que jugó sus cartas y el modo en que sacó de su estrategia a los que no desea cerca, aclaró quiénes le van a acompañar en el tramo que viene. No cabe duda que mandó un mensaje puntual, hacia dentro y hacia afuera, de que no es fácil ni engañarlo ni encajonarlo. Ha demostrado que cuando se le cree vencido, siempre “guarda un as bajo la manga”. Buscando un resultado contundente con diferencia de dos dígitos, movió sus piezas con tal precisión que logró sus objetivos y se deshizo de los que no entraban en sus planes. Se trató de una operación “quirúrgica”…

Estamos a unos cuantos días para que don Máximo asuma la presidencia de la CONAGO, antecedido por su aplastante triunfo en las elecciones pasadas. Aunque se trata de un cargo entre pares, resulta obvio que servirá para montar todo un escenario político y mediático que lo consolide en el ámbito nacional. Desde ahí deberá impulsar el tema energético y hacendario, así como diseñar la propuesta presupuestal para 2014…

De manera ingenua, hace unos cuantos días se decía que estaba en proceso un acuerdo para entregar la Capital a cambio del asunto de la CONAGO y un trato privilegiado, pero los resultados electorales y lo que se acerca, indica que don Máximo apostó por todo: ganar las elecciones de manera apabullante y encabezar la Conferencia mencionada…

Considerando las diferencias, será una forma de irse “midiendo” la Silla presidencial y si todo le resultase bien, habrá dado otro paso importante en la consecución de su anhelo de ganar la Presidencia. Aunque toda lucha por el poder se decide mediante una competencia, lo cierto es que don Máximo no va con el ánimo de liarse a golpes con Peña Nieto, sino a disputarle el liderazgo entre la amplia gama de gobernadores. Se trata de demostrar quién hace mejor las cosas y hasta empuja para que sean las propias delegaciones federales las que se encarguen de capacitar a las autoridades electas en todos los estados donde hubo comicios el 7 de julio…

“Un poder presidencial dislocado…”

Durante el proceso electoral, las relaciones entre Peña Nieto y los gobernadores fueron accidentadas. Con Osorio Chong, sobre todos los de cuño priísta, terminaron mal. Doce años del PAN en Los Pinos generaron una elite de gobernantes que se acostumbraron a actuar sin que un presidente emanado de su propio partido los tuviese “con la bota en el cuello”. Por conveniencia o por los motivos que gusten, son los propios gobernadores del PRI los que no desean volver al sistema de antaño, aunque en algunos casos conservan ciertas costumbres no democráticas…

Esta férrea oposición al poder presidencial podría conducir a que los integrantes de la CONAGO, especialmente los de extracción priísta, se aglutinen en torno a don Máximo para lograr sus propósitos, aunque implique llevarlo a la Presidencia en 2018…

No se trata simplemente de repetir en 2015, 2016 y 2018 la alianza electoral que tanto le ha redituado. En la CONAGO, don Máximo buscará sellar otros acuerdos con los que gobiernan las entidades del país, incluyendo a los del PRI, para conquistar la Presidencia. Todo ello en una situación en la cual el mexiquense parece desdibujarse. Mientras los análisis serios señalan que los mexicanos seguimos esperando resultados y que nos acercamos a un momento en el cual varios aspectos de los planes del Presidente podrían venirse abajo, el reciente sondeo de GEA-ISA (10-VII-2013) registra que Peña Nieto cayó del 55 al 45% en popularidad y que, salvo la detención de la Maestra, los ciudadanos no perciben algo importante…

¿Qué pasaría si frente a un sexenio, que parece tornarse gris, se le plantase don Máximo encabezando a los gobernadores para sacar adelante las reformas con éxito? ¿Iría Peña Nieto a encararlo y disputarle el liderazgo o se apoyaría en el secretario de Gobernación, cuya estrategia fue arrollada por la del poblano el 7 de julio? El panorama para el Presidente se antoja complicado…

“Se fracturaron los ejes del poder…”

El resultado en Puebla y en Baja California, así como en otras partes, pusieron en entredicho la maquinaria electoral del PRI. Al mismo tiempo se vinieron abajo los planes de Osorio Chong, del grupo Atlacomulco y de Manlio Fabio, cuyo “delfín” (Fernando Castro Trenti) perdió ante “Kiko” Vega…

El PRI parece desarticulado frente a don Máximo, hoy convertido en poderoso imán. En política nada está predeterminado y falta un buen tramo para llegar a 2018, pero si fuese el líder de los gobernadores, sería el interlocutor ante el Presidente y tendría a la mano un trampolín de dimensión nacional…

Tampoco debemos ignorar los problemas del PRD tanto por el resultado electoral como por la disputa entre Ebrard y Mancera, en la cual ya metió la mano López Obrador…

“Los ejes del otro poder…”

La disputa por la dirigencia nacional del PAN sigue su curso. Ante los buenos resultados que esgrime Madero, no faltan los que dicen que no le alcanzan para permanecer al frente y que mejor debe aprovecharlos para irse bien. Otros señalan que tampoco es conveniente Cordero como relevo. Se acordó la mediación de Luis Felipe Bravo Mena, mientras se percibe una maniobra para que el primero apoye a Creel y el segundo a Gil o a Margarita, pero podría ser una trampa para mermar la fuerza adquirida por el PAN. Larios y Romero Hicks tienen buen cartel pero los números no les alcanzan. Queda la opción de Juan Manuel Oliva. Si los de en medio no pudiesen ser, sólo restaría decidir entre Madero y Oliva. Con cualquiera de los dos puede llegar a un acuerdo don Máximo…

En Puebla, don Máximo perfila su sistema de poder. Con los legisladores entrantes, empezando por Manzanilla, tendrá el control legislativo, de las cuentas públicas, los recursos, las iniciativas y auditorías. Con Maldonado, garantiza el manejo de la política interior y del gabinete. Con Eukid Castañón, mantendrá en orden el uso de los recursos por parte del gobierno estatal y de las auditorías que le correspondan. La dupla Micalco-Gordillo, desde ángulos distintos, le mantiene el control del PAN, candidaturas y alianzas. Asimismo, es obvio que Toni Gali buscará reproducir lo de la CONAGO pero en las asociaciones de alcaldes y municipios. El PRD, PANAL y demás partidos, no están locos como para abandonar el esquema de las alianzas. Don Máximo podría estar en condiciones de poner candidatos en todos los partidos, incluyendo al PRI y al PVEM…

“Contra toda esperanza…”

Sería injusto no mencionar el inesperado triunfo de Rocío Aguilar en el distrito 23 con cabecera en Acatlán de Osorio. Originaria de Tehuitzingo y siendo panista adherente, fue candidata de la alianza vía PANAL en una zona totalmente priísta. Se la dieron porque iba a perder y pese al apoyo modesto, logró imponerse contra toda esperanza y ya es diputada electa. Rocío demostró que para ganar también hace falta corazón y convirtió lo imposible en historia…

Fue un resultado muy merecido y ella sabe quiénes la apoyaron de verdad. Nadie había logrado derrotar al PRI en la región y lo acaba de hacer Rocío Aguilar Nava en unas elecciones realmente memorables…

Hasta entonces…

Comentarios: confinespoliticos@yahoo.com

Opinion para Interiores: 

Visitas: 4,674
Versión para impresión

Anteriores

Juan de Dios Andrade

Politólogo. Analista político y asesor. Especializado en historia y política mexicana, geopolítica y geoestrategia, Historia de las ideas políticas, teoría política y análisis de escenarios. Autor de la columna Confines Políticos