• Deportes

Nadal consuma el milagro: avanza a semis con descomunal remontada

  • Edwin G
Dos veces se vio superado por Fritz y en ambas volvió para remontarlo, llevar el partido a las últimas consecuencias y sellar su pase en Wimbledon
.

A la versión 2022 de Nadal no hay que creerle absolutamente nada. Los desenlaces de sus historias parecen predecibles, quizás anticipables -si es que la naturaleza del idioma me permite esa conjugación-, pero ya en los escenarios las variantes aparecen para añadir dramatismo puro y orgánico a los duelos que de verdad importan. Rafael Nadal se clasificó a las semifinales del torneo de Wimbledon 2022 no sin antes dejar todo lo anterior sobre la cancha central del All England Club.

Taylor Fritz se fue con la finta de lo que pasó en India Wells, sitio donde le rompió la racha de victorias al español y lo dejó sin la corona del desierto estadounidense. Pero la historia de Wimbledon no podía ser igual a pesar de tener a los mismos protagonistas, pues Rafa se quedó con el boleto a la antesala al poner los números 3-6, 7-5, 3-6, 7-5 y 7(10)-6(4) en su favor.

 

La velocidad y el ansia de Fritz le trajeron como resultado amarrar el primer set ante un Nadal que no esbozó su mejor tenis. De repente errático y en parte con poca sincronización, el manacorí tuvo que conformarse y tejer desde cero en el segundo capítulo.

Pero este, sin embargo, no pintó más sencillo. Hubo que llegar al 7-5 para decretar a un ganador debido a que Taylor también quería hilar sets, pero la máquina española respondió a tiempo para evitar una noche triste y con todo su arsenal consiguió un poco de calma.

La respuesta del oponente no abrumó a Fritz. El norteamericano volvió a pausar, fijarse bien en el centro de su cancha y comandar el juego para dar otra semigolpiza a Nadal y arrebatarle otro set en el mismo partido. La hazaña desdibujó por completo la tranquilidad del máximo ganador de Gran Slam al ser visitado por las molestias que le aquejan en el abdomen, por lo que la atención del fisio tuvo que ser necesaria e incluso se retiró al vestuario.

 

Aquí era salir y buscar la victoria en el quinto set. Ya no había otra escapatoria porque Taylor se adjudicó la primera y tercera manga, algo que no habría sido pronosticado ni por el mismo Fritz, pero que convenció demasiado e incluso puso a pensar a Rafa sobre sí volver a para culminar era buena o mala idea; su padre, por su parte, le pidió que se retirara.

Para alegría del recinto británico, Rafa volvió enérgico, con nueva cinta sobre la cabeza para que recogiera sus delgados cabellos que ya no lucen jóvenes. Tal como lo hizo su rival, el español repitió dosis y se llevó el cuarto capítulo por idéntico marcador al que arrebató antes.

La conclusión, en cambio, ya no tenía favoritos. Era matar o morir para los dos y el tie break fue necesario. Titubeos no hubo; calidad de juego, sí. Tras la maratónica revancha de cuatro horas y 20 minutos por lo sucedido en suelo estadounidense, y a pesar de que su padre insistió en que se retirara, Nadal avanzó a la siguiente ronda dejando su sello de maestro.

Pero no vaya a creerse que todas las sorpresas las vimos hoy: lo mejor está por venir. Rafa se medirá en la semifinal ante nada menos que Nick Kyrgios, un tenista que -expresamente- no es de su agrado y que tiene la inercia suficiente para tratar de firmar la hazaña, sobre todo cuando alcanzó por primera vez una semifinales en Wimbledon.

Tags: 

Comentarios de Facebook: