• Deportes

Rafa mantiene la esencia y escala a cuartos en Wimbledon

  • Edwin G
Tejió tres sets a fuego bajo, solo una sorpresa del rival, pero el dominio del español se mantuvo en cada punto, en cada set
.

Solidez y ataque, dos armas letales de Rafael Nadal que le dieron este lunes el anhelado boleto para la siguiente ronda en Wimbledon al vencer sin mucho agite al neerlandés Botic van de Zandschulp. Tres sets corridos, sin contratiempos y un ligero susto en el tercer capítulo fue lo que registró la cancha central del All England Club, así como un marcador final de 6-4, 6-2 y 7(8)-6(6).

Solo hasta el final fue que Rafa cedió apenas una ligereza de terreno. En definitivo no dejó que le arrebataran el set y, en cambio, libró una actuación de cátedra para eliminar a un Botic que en septiembre pasado no figuraba siquiera entre los primeros 100 del ranking ATP.

El balear tiene ya 36 años de edad y se exigió todavía más que su rival (26 años) para ofrecer su mejor tenis, no importando que tuviera las cosas bajo control. Este fue uno de sus mejores y más convincentes espectáculos sobre césped, una superficie que no es su favorita y sin embargo comienza ya a candidatearse como uno de los fuertes aspirantes el título.

Ataca cuando huele oportunidad quizás como un sello de la casa, así también logró quedarse con la primera manga. El set lo cocinó lento y al esforzarse en conservar su saque hasta que, con 5-4 en el marcador, logró percibir la debilidad del rival al servicio y fue por él hasta quebrarle: ¿el resultado?, un 6-4 largo, pero contundente.

 

Sorpresa incluida

Para el segundo capítulo llegó el premio, las mejores jugadas y golpes del español. El buen ritmo acompañado de añoranza porque hacían ya tres años que no competía sobre la hierba inglesa. Un pasante de revés logrado con un giro de muñeca casi imposible hizo que el público y el mismo Rafa celebraran por todo lo alto, pues fue con esa nueva rotura que se puso el segundo set en el bolsillo.

Para el desenlace en la tercera manga pudimos esperar un escenario similar y así fue, con un Nadal que comandó ritmo y se puso rápidamente 5-2 arriba, para librar el resto como juego de trámite. Pero llegó la sorpresa, lo que pocos ahí esperaban. El gigante neerlandés, sin mucho que perder, hizo valer aquellas voces que dan por fiables los cuentos de hadas: llevó a Rafa hasta el tie break para que no todo fueran sonrisas.

Botic logró llevar el partido hasta el juego de desempate, donde el manacorí necesitó hasta cuatro puntos de partido para acabar de dibujar una victoria que, dicho de otro modo, nunca se vio lejana.

Ahora en la antepenúltima ronda librará un partido entretenidísimo debido a que va contra un rival de mal recuerdo, el estadounidense Taylor Fritz, quien logró abatirlo este mismo año en la final de Indian Wells.

Foto: Twitter

Tags: 

Comentarios de Facebook: