• Salud

La doctora Lourdes pasa 9 meses sin casa fija por atender Covid-19

  • Karen Meza
Ha sido obligada a cambiar en cinco ocasiones de domicilio al enterarse sus arrendadores de que está en contacto con enfermos del virus
.

Lourdes Salomón lleva 9 meses lejos de su familia y ha sido obligada a cambiar en cinco ocasiones de domicilio pues se ha convertido en un castigo su profesión: ser médico y dedicarse a atender a pacientes de Covid-19.

La doctora salió este martes con paso lento por el estacionamiento del ISSSTE y aunque estaba con temor por las reacciones que podría generarle la vacuna de prevención al virus de SARS-CoV-2, que le habían aplicado, relató a e-consulta lo que ha significado su trabajo en esta pandemia.

“Me fue bien (en la aplicación de la vacuna), pero se sintieron muchos nervios. Ya llevamos 9 meses con estrés constante por estar viendo a pacientes en el área critica del Covid”.

El Covid-19 cambió su vida y para no contagiar a sus seres queridos ha tenido que buscar espacios para rentar, incluso, hospedándose en hoteles.

“Mi familia está 100% resguardada, yo me tuve que salir de mi casa y cambiarme 5 veces de lugar (…), me fui a hoteles, en otros casos traté de estabilizarme más porque esto va para largo”, relató al afirmar que hubo sitios donde no le permitieron su estancia por ser médico Covid.

Sin Navidad y Año Nuevo

Lourdes Salomón pasó por primera vez sola la Navidad y el Año Nuevo extrañando a sus padres y hermanos porque no puede exponerlos a contagios de Covid-19.

Se siente horrible, te hace falta mamá, papá, hermanos, todos. El 24 de diciembre y el 1 de enero completamente sola, no puedo exponerlos, y bendito Dios ahorita ninguno se ha contagiado”, comentó.

Además, aprovechó para pedirle a la ciudadanía extreme los cuidados y en caso de estar contagiado ser honesto para no exponer a los médicos.

“No hay compromiso, en México hay cero compromisos ciudadanos, por eso tenemos altos niveles de mortalidad”.

“Todos hemos tenido Covid psicológico”

En el área de terapia intensiva, Lourdes Salomón ha visto pasar cada día pacientes muy graves y pasar todo el tiempo en ese lugar le ha generado a ella y sus compañeros el Covid psicológico.

“Estamos con la angustia de que ya nos dio, estamos, más bien le decimos: el Covid psicológico. La verdad para nosotros la llegada de la vacuna es un gran aliento”, dijo.

En terapia intensiva no necesariamente llegan personas de la tercera edad o con comorbilidades como diabetes e hipertensión. “Ver a jóvenes nos da mucho dolor y tristeza para nosotros”, agregó.

Los ánimos también han decaído cuando conocen de colegas o conocidos que caen en cama o pierden la batalla al virus de SARS-CoV-2 y reprocha la indiferencia ciudadana para no cuidarse, así como la omisión de las autoridades para no hacer valer las medidas de seguridad sanitarias. “Da coraje”, recrimina.

Lourdes trabaja en el ISSSTE por la mañana y por la tarde-noche en el IMSS, por lo que refrendó su compromiso con sus pacientes.

“A correr porque la vida sigue”, concluyó.

Visitas: 168

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: