• Ciudad

Poblanos desbordan jugueterías tras permiso del gobierno estatal

  • Maribel Morillón
La IP considera que no recuperarán ventas; ambulantes aprovechan
.

La reapertura de jugueterías autorizada por el Gobierno del Estado provocó que miles de poblanos desbordaran los principales centros de distribución en Puebla para ayudar a los Reyes Magos a cumplir los deseos de los pequeños el próximo 6 de enero, olvidando la sana distancia y las medidas sanitarias contra el Covid-19.

Este lunes en conferencia de prensa la coordinadora de Protección Civil del Estado, Ana Lucía Hill, anunció que se permitirá la apertura de establecimientos dedicados a la venta de juguetes, de las 10:00 de la mañana a las 10:00 de la noche este 4 de enero, mientras que el martes 5 el horario será de las 10:00 de la mañana hasta las 2:00 del día siguiente. El mismo 6 de enero la apertura  será de las 10:00 a las 18:00 horas, con un aforo reducido del 20 por ciento.

Uno de los lugares con mayor afluencia ha sido la 16 Poniente, en la capital poblana, cuyos locales mantuvieron abiertas sus puertas desde el fin de semana, olvidándose de las medidas de sana distancia y tampoco han respetado el aforo máximo del 20 por ciento por local.

Esta situación fue aprovechada por ambulantes que también han ocupado las banquetas de esta zona para colocar sus puestos y ofrecer juguetes a los Reyes Magos y padres que los ayudan con las compras para este 6 de enero.

Los ambulantes también instalaron sus puestos sin ninguna medida sanitaria a pesar de que se encontraban vehículos del Ayuntamiento aparcados sobre la calle 5 de Mayo, lo que también contribuyó a una mayor concentración de personas.

Otros locales dedicados a la venta de juguetes en el Centro Histórico también aprovecharon para reabrir tras el anuncio del gobierno estatal, aunque a diferencia de la 16 Poniente la mayoría sí respeto el aforo y las medidas sanitarias.

Continúa clausura en Woolworth y Juguetrón 

El sábado por la noche personal del Ayuntamiento de Puebla clausuró la tienda departamental Woolworth ubicada en la calle 5 de Mayo, en el Centro Histórico de Puebla, luego de que a través de redes sociales se evidenció que el aforo estaba rebasado y no se estaban aplicando las medidas sanitarias.

Lo mismo ocurrió con el establecimiento Juguetrón, en el Bulevar 5 de Mayo, el cual fue clausurado el domingo 3 de enero luego de que decenas de poblanos acudieron a buscar los regalos a un negocio considerado no esencial.

Tras la aplicación de las clausuras por parte de la autoridad municipal, ambos establecimientos continuaron cerrados este lunes aún y cuando otras tiendas de la cadena Juguetrón ya reanudaron sus operaciones físicas y en línea.

Proponen ventas en línea 

Antes de que el gobierno permitiera la apertura física de los espacios, la Asociación de Centros Comerciales de Puebla (ACECOP) invitó a los Reyes Magos hacer sus compras bajo el protocolo “Shop&Go”, que consiste en realizar compras de juguetes por teléfono o en línea.

El sistema consiste en que una vez realizada la compra se  programa la fecha y hora de entrega dentro del estacionamiento del centro comercial, previniendo que los clientes no bajen de su automóvil.

La autorización de reapertura permitió que la "Expo Juguetes", en el Centro Expositor, opere de forma regular aunque durante todo el fin de semana se mantuvo su operación con estrictas medidas de regulación de aforo, toma de temperatura y aplicación de gel antibacterial.

IP ve más pérdidas que ganancias

Ante el panorama actual Marco Antonio Prósperi Calderón, presidente de la Cámara de Comercios, Servicios y Turismo (Canaco) y el dirigente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico de Puebla, José Juan Ayala Vázquez, coincidieron que la decisión del Gobierno del Estado de permitir la reapertura de jugueterías “llegó tarde”.

Señalaron que en tres días no podrán recuperar el 60 por ciento de las ventas que representa esta temporada para los establecimientos dedicados a comercialización de juguetes, aunque será un apoyo para desplazar un porcentaje de la mercancía y evitar cierre de establecimientos. 

Por su parte la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de Puebla (Canacope) dijo desconocer cuánta derrama económica esperan obtener sus agremiados, pues hace un año lograron mil 65 millones de pesos, de los cuales 840 millones fueron  para la capital poblana.

“No tenemos aún (cifra), las mismas disposiciones de gobierno nos han dificultado recolectar información, toda vez que pensamos que estarían cerrados estos giros”, dijo la representante de comunicación del organismo empresarial.

Visitas: 344

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: