• Municipios

Demetria rescata alfarería prehispánica con barro de Zapotitlán

  • Andrea Castillo
La mujer originaria de Los Reyes Metzontla realiza estas artesanías que son herencia de las culturas popoloca y N'giwa
.

Durante centenares de años, la comunidad de Los Reyes Metzontla, en Zapotitlán Salinas, Puebla, ha practicado la alfarería, pero lo que hace única a esta labor es que es prehispánica. Los antepasados Popolocas o N'giwa fabricaban utensilios con este material. En excavaciones arqueológicas se ha hallado infinidad de artículos de este tipo.

La mayoría de las familias en la localidad se dedican a elaborar piezas de barro y familias completas dependen de la venta de estos artículos, pero son principalmente las mujeres las que han apostado por seguir preservando esta actividad.

Su entereza, decisión, coraje y organización han hecho posible que la alfarería de barro prehispánico continúe dando de qué hablar y aunque el trabajo es un largo y pesado proceso, todo vale la pena, desde el inicio de la búsqueda de barro hasta que el cliente paga lo justo por su labor.

Todo se con la búsqueda de la materia prima, que  es difícil de hallar, pues en ocasiones son necesarias horas y horas de camino debido a que no se va en busca de un solo color. A veces se buscan hasta cuatro tonalidades diferentes: rojo, marrón, café y negro, éste último el más caro, porque casi no hay.

En esta ocasión el equipo de e-consulta acompañó a Demetria Díaz Bautista, una mujer alfarera que se ha dedicado a elaborar piezas de barro desde hace varios años. Ella debe caminar un buen tramo desde los Reyes Metzontla. Una vez que llega al sitio, hace uso de sus herramientas de trabajo. Cuando encuentra su objetivo llena un pequeño costal para después, con ayuda de otros compañeros, subirlo en un burrito.

Llegando a la casa, el barro debe extenderse sobre un costal o petate a los rayos del sol. Ahí permanecerá por cinco días, después se pondrá a remojar y poco a poco el agua será absorbida y quedará una mezcla tipo plastilina.

Ahora todo está listo para para empezar a amasar la materia, lo cual debe hacerse con un componente llamado talco o harina, que es una especie de tierra muy fina, por lo cual es importante resaltar que este ingrediente se cuida muy celosamente, pues ya se está extinguiendo. La mina en donde se encuentra este material permanece cerrada para evitar que la sigan explotando. Solo una vez al año lo pueden comprar y la media cuesta unos 500 pesos.

Luego Demetria Díaz dará forma a las vasijas que dan fama a Los Reyes Metzontla. De ese proceso tendremos detalles en una segunda entrega.

Visitas: 84

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: