• Ciudad

Exceso de cascajo en barrancas de Puebla crea zonas de infección

  • Elizabeth Román
La responsabilidad de la limpieza y el mantenimiento de estos espacios naturales corresponde a la Conagua
.

Las barrancas del municipio de Puebla se convirtieron en un foco de infección y en un riesgo sanitario para sus habitantes debido a que son empleadas como repositorios de distintos desechos entre los que se encuentran el cascajo, el material para construcción y el plástico.

La contaminación de estas zonas afecta a gran parte del municipio y se ha generado con el paso de los años, por lo que en la actualidad se tienen que realizar campañas de limpieza que ayuden a evitar la propagación de infecciones y enfermedades.

La importancia de las barrancas radica en que son zonas de infiltración natural de agua, sin embargo, con el aumento de residuos de construcción se generan tapones que hacen más lento este proceso.

Además, la gran cantidad de basura que contienen estos lugares provoca que el agua que se logra infiltrar contenga una gran cantidad de caltratos o residuos del material de construcción, que a largo plazo pueden ocasionar daños a la salud.

Aunado a esto, las autoridades responsables del mantenimiento y cuidado de estas reservas naturales, en este caso, la Comisión Nacional del Agua (Conagua ), han abandonado estas zonas propiciando la creación de tiraderos a cielo abierto sin control ni regulación.

Por tal motivo, gran parte de las barrancas que se encuentran en el municipio de Puebla concentra altos índices de contaminación, como son los casos de las barrancas de Xonacatepec, de Tlapacoya, Barranca honda, de Temaxcala, de Manzanilla, de San Antonio y/o San Sebastián,  de El Conde,  de Xalpatiac y la barranca Guadalupe.

En un recorrido realizado por e-consulta, se pudo constatar que tan solo en la barranca de Bosques de San Sebastián existe un tiradero de escombro o cascajo clandestino, que afecta el recorrido del río Alseseca.

El conflicto por la contaminación de este río afecta tanto al municipio de Puebla como al de Amozoc, sin embargo, las autoridades municipales no pueden detener esta situación debido a que no cuentan con la facultad para otorgar permisos de tiro de escombro en bancos oficiales.

Así lo explicó Mariana Rivera, habitante de la colonia Flor del bosque, quien en cuatro ocasiones ha denunciado ante el ayuntamiento el tiro clandestino de desechos en la zona de la barranca de esta misma colonia.  

“Fui a buscar a los del ayuntamiento para que se dieran cuenta del problema que estamos viviendo, pero lamentablemente me comentaron que ellos solo pueden pedirle a la persona responsable, en caso de que se ubique, que retire sus desechos y los mande a un lugar destinado para esto, pero no pueden hacer mucho más”.

Agregó que esta problemática lleva años existiendo y que su familia se ha visto afectada por la lentitud con la que la barranca absorbe el agua de las lluvias:

“El agua se estanca en la barranca y sale un olor horrible, es muy molesto tener que vivir eso cada vez que hay una lluvia fuerte”.

Por otra parte, expuso que son los mismos vecinos quienes se organizan para retirar algunos de los desechos, pero esto no es suficiente para limpiar toda la zona, pues cada vez llegan nuevos volteos a tirar escombros y residuos de construcción y este tipo de material no se puede tirar en cualquier parte.

Por si fuera poco,  el permiso para tirar estos desechos no lo puede otorgar el ayuntamiento, por lo tanto, el gobierno del Estado es el responsable de dar respuesta a las solicitudes, pero el procedimiento puede tardar más de 2 meses por lo que la mayoría de la población opta por deshacerse del cascajo en bancos de tiro clandestinos.

Visitas: 427

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: