• Entretenimiento

La magia de Puebla

  • Beto Fong
Un gran pueblo mágico.
.

Cuetzalan se encuentra a 182 kilómetros de la capital poblana, de manera precisa en la parte alta de la Sierra Norte del estado. Con un clima tropical húmedo, posee una vegetación típica de bosque de niebla constituyendo un paisaje llamativo. 

El nombre de la población está formado por las raíces náhuatl «quetzalli» que significa cosa brillante y «lan» que puede entenderse como junto o cercano, en síntesis Cuetzalan significa: «Junto a las aves preciosas llamadas quetzal». Según los pobladores más ancianos cuentan que sus abuelos les decían acerca de la existencia de estas bellas aves, inclusive como se hace mención el pueblo de Cuetzalan, debía tributo al imperio Tenochca que consistía en plumas de quetzal. 

Cuetzalan comenzó su vida como pueblo cuando se convirtió en tributario de la Gran Tenochtitlan, en tiempos del emperador Axayácatl, desde 1475, era un centro recolector de tributos. Poco después de la Conquista, la región es entregada en encomienda a Jacinto Portillo y es hasta mediados del siglo XVI que se coloca oficialmente a Cuetzalan dentro de los registros demarcatorios de la Sierra Norte. Así, desde 1552, la zona es sometida por los españoles y catequizada por los franciscanos. En 1555 se le bautiza como San Francisco, debido a ser un área de influencia franciscana, junto con otros sitios como Zacapoaxtla, Jonotla y Nauzontla. En la época colonial, el poblado fue conocido como San Francisco Cuetzalan, y hasta 1863 fue renombrado Cuetzalan

En 1986 se eleva a ciudad y se declara como una ciudad típica y monumental. En el 2002 se integra al programa “Pueblos Mágicos”.

Una de las características principales de la ciudad es que sus calles tienen grandes y marcadas pendientes. Su valor turístico y cultural radica en el desarrollo de la vida indígena con gran número de habitantes que conservan sus costumbres y tradiciones, como el desarrollo de la radio indigenista para la zona, o el valor antropológico del extenso mercado que se levanta los domingos. Son escasos los servicios turísticos y los establecimientos de  consumo como restaurantes, establecimientos de artesanías, cafés, bares o antros.

Dentro de la gastronomía típica del lugar podemos encontrar: cecina ahumada con tlayoyos y hongos, acompañados con un vino de maracuyá o yolixpan, una gran variedad de dulces tradicionales, el pan de rodeo o una rica fruta como la macadamia o el maracuyá.

Cuetzalan se distingue por las prendas de algodón blanco, sobre todo de hilo de artisela y de lana, también por las elaboradas en telar de cintura como sarapes, chales, jorongos, cambayas, cortinas y rebozos. Trabajan la madera para crear muebles, cruces de cedro, tambores, teponaxtles, sonajas, flautas, violines y máscaras. El domingo se exhiben en el tianguis diversidad de objetos, desde sombreros y cestos hasta piezas de cerámica y miniaturas de madera y trapo. 

Atractivos turísticos:

Palacio Municipal: La construcción del actual edificio se inició en 1939, terminándose en 1941, su arquitectura es de estilo neoclásico rústico; semi réplica de la basílica de San Juan de Letrán en Roma. Dicho edificio cuenta con un pórtico tercial con columnas, un frontón recto y un escudo nacional al centro.

Iglesia de los Jarritos: de estilo barroco con reminiscencias neogóticas data de 1889, consagrándose en 1895. Su alta y esbelta torre tiene hilados de vasijas de barro, cuidadosamente ensartados y por este detalle, se le conoce popularmente como la «La Iglesia de los Jarritos».

Zona Arqueológica: En las afueras encontramos la Zona arqueológica de Yohualichan, la cual se encuentra a 7 km. al este de Cuetzalan, este sitio arqueológico constituye un eslabón importante dentro de la historia prehispánica de Puebla, ya que fue habitado por grupos otomíes y totonacas.

Visitas: 58

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: