• Entretenimiento

¿Por qué la gastronomía mexicana es patrimonio cultural de la humanidad?

  • Beto Fong
En 2010, la UNESCO declaró la cocina mexicana como Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad
.

La gastronomía mexicana es una de las más reconocidas a nivel internacional, pues es extravagante y llena de matices.

México es uno de los países más enaltecidos en materia cultural, pues no sólo su historia y tradiciones son bastante diversas, sino que también su gastronomía es peculiar.

A lo largo de todo México, la gastronomía mexicana es diversa y basta: desde el sur hasta el norte, existe una gran cantidad de platillos que engalanan la cultura nacional.

La gastronomía mexicana es tan basta que muchos de sus platillos han sido considerados patrimonio cultural de la humanidad.

Y es que en toda la república la comida es tan amplia que, en algunos estados, hasta se hacen ferias. Por ejemplo, existe la feria del mole poblano, del taco, de la barbacoa, del taco de canasta, de las gorditas, entre otros.

Pero ¿por qué y cómo la gastronomía mexicana fue considerada como tal?

Fue en 2010 que la gastronomía mexicana se declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La UNESCO determinó que en la gastronomía mexicana es un elemento crucial de identidad nacional, debido a su historia, creatividad, diversidad y trascendencia.

“La cocina tradicional mejicana es un modelo cultural completo que comprende actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias y costumbres y modos de comportamiento comunitarios ancestrales. Esto ha llegado a ser posible gracias a la participación de la colectividad en toda la cadena alimentaria tradicional: desde la siembra y recogida de las cosechas hasta la preparación culinaria y degustación de los manjares”, mencionó la UNESCO en un comunicado.

Fueron dos intentos los que hizo México por hacer de la gastronomía nacional un patrimonio ante la UNESCO. El primer intento fue en 2005 y usó al maíz justificación; sin embargo, no se contaban con los requisitos necesarios.

Hasta 2010 se logró el objetivo gracias a que se describió la importancia de los pueblos indígenas en el conocimiento culinario, así como del maíz, frijol y chile en la cocina mexicana, y la relación que existen con otras cocinas de otros estados.

De esta manera, se buscó delimitar y buscar una cocina específica que contara con los requisitos, intentos de preservación e historia, por lo que se optó por la michoacana.

“Los elementos básicos del sistema son: el maíz, los fríjoles y el chile; métodos de cultivo únicos en su género, como la milpa (cultivo por rotación del maíz y otras plantas, con roza y quema del terreno) y la chinampa (islote artificial de cultivo en zonas lacustres); procedimientos de preparación culinaria como la nixtamalización (descascarillado del maíz con agua de cal para aumentar su valor nutritivo); y utensilios especiales como metates y morteros de piedra. A los productos alimentarios básicos se añaden ingredientes autóctonos como tomates de variedades diversas, calabazas, aguacates, cacao y vainilla”, dijo la UNESCO.

De acuerdo con la UNESCO, la cocina mexicana está llena de símbolos y técnicas ancestrales. Gracias a esto, se puede consolidar una identidad nacional y una idiosincrasia típica de México.

“En el Estado de Michoacán y en todo México se pueden encontrar agrupaciones de cocineras y de otras personas practicantes de las tradiciones culinarias que se dedican a la mejora de los cultivos y de la cocina tradicional. Sus conocimientos y técnicas son una expresión de la identidad comunitaria y permiten fortalecer los vínculos sociales y consolidar el sentimiento de identidad a nivel nacional, regional y local. Los esfuerzos realizados en Michoacán para preservar la cocina tradicional destacan también la importancia que ésta tiene como medio de desarrollo sostenible”.

La gastronomía mexicana, entonces, es un título que debe ser honrado y al cual se le deben sumar esfuerzos para preservarlo.

Ante esta situación, en 2015, se firmaron la Política de Fomento a la Gastronomía Nacional con la finalidad de elevar la productividad de la industria de producción de alimentos en el país.

La UNESCO destacó la importancia del maíz en la cultura mexicana e, incluso, el papel fundamental que juega la gastronomía mexicana en días simbólicos nacionales, como el Día de Muertos.

“El arte culinario mexicano es muy elaborado y está cargado de símbolos: las tortillas y los tamales consumidos diariamente forman también parte de las ofrendas realizadas el Día de Muertos”.

Visitas: 113

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: