• Municipios

Realizan un hallazgo más en Plazuela de la Danza en Atlixco

  • Angelina Bueno
Pese a que es el tercer descubrimiento de vestigios prehispánicos, siguen las labores de remodelación
.

El pasado 16 de septiembre durante una visita a la plazuela de la danza e- consulta fue testigo del descubrimiento de los remanentes de un muro de piedra hallado debajo del escenario actual de las danzas, el cual podría pertenecer a una estructura ovalada con un diámetro mayor a los 10 metros; estos vestigios podrían indicar la existencia de un altar o templo.

 

En su momento el arqueólogo Miguel Medina Jaen, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) solicitó discreción respecto a este hallazgo, hasta informar a sus superiores y se hicieran las investigaciones correspondientes para determinar su autenticidad y antigüedad.

 

Este jueves el INAH dio a conocer que se trataba de restos arqueológicos que ayudan a confirmar que la terraza natural que hoy es conocida como la plazuela de la danza fue desde tiempos ancestrales un centro ceremonial de gran importancia en la región de Atlixco.

 

Debido a esto el alcalde Guillermo Velázquez Gutiérrez anunció que el nombre de este escenario cambiaría, a Centro ceremonial, será así a partir del 20 de diciembre próximo después de que se realice el evento protocolario de conmemoración de los 55 años del nacimiento del Huey Atlixcáyotl, evento que además suplirá la fiesta que no se realizó este mes de septiembre debido la pandemia.

 

Cabe señalar que es muy probable que la estructura recientemente descubierta por los trabajos de demolición sea prehispánica, aunque está visiblemente afectada por la construcción que se realizó en los años 60 para crear lo que hoy se está demoliendo.

 Miguel Medina, señaló que es algo común y natural en la historia de la humanidad, cuando construyeron la plazuela de la danza en 1965 destruyeron lo anterior y esa otra explanada destruyó lo que estaba antes, al igual que como ahora se está modificando lo existente para la remodelación, es un ciclo natural.

Ahora lo que corresponde a los investigadores es indagar sobre sus características, función, estado de conservación y futura preservación en el contexto de las obras constructivas que se realizan, las cuales la han expuesto luego de permanecer varios siglos sepultada, muy posiblemente se cree ahí otra ventana arqueológica para que la gente pueda apreciarlo.

Pese a ello, y considerando la ritualidad que siempre ha acompañado al Macuilxochiltépetl o cerro de San Miguel, el arqueólogo Medina Jaen, destacó que esta terraza, en específico, siempre ha tenido el mismo sentido en el uso, es decir: “Imagina el simbolismo de saber que un espacio que hoy se usa para la danza ceremonial, se ubica sobre una construcción antigua que también se dedicó al baile y la ritualidad”.

Visitas: 154

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: