• Sociedad

Responsabilizan a INAH de vigilar daños en Catedral por la Capilla Sixtina

  • Maribel Morillón
Al menos 295 lajas del atrio de la Catedral de Puebla registraron daños por el peso de la estructura colocada a finales del año pasado
.

El Ayuntamiento de Puebla y la Arquidiócesis se deslindaron de los daños y reparación de las lajas afectadas por la instalación de la réplica de la Capilla Sixtina en el atrio de la Catedral de Puebla, y señalaron como responsable al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Ayer e-consulta publicó que al menos 295 lajas del atrio de la Catedral de Puebla registraron daños por el peso de la estructura colocada a finales del año pasado y principios de este, los cuales siguen sin repararse a más de siete meses de que la exposición fue retirada.

A fin de conocer la postura de las autoridades que intervinieron en el proyecto de la Capilla Sixtina, se solicitó una entrevista con representantes de la Arquidiócesis de Puebla que cuida del inmueble religioso.

Sin embargo a través del área de comunicación social se señaló que la Iglesia Católica no tiene nada que ver con los daños ni su reparación, pues era un tema competente exclusivamente al INAH, al ser la dependencia a cargo de su vigilancia.

Lo mismo ocurrió al buscar una postura por parte de la Gerencia del Centro Histórico, encabezada por María Graciela León Matamoros, donde el área de comunicación social respondió brevemente que el tema es competencia del INAH, esto a pesar de que esa dependencia también solicitó un informe de daños a esa dependencia federal.

A fin de abundar en el tema, la dependencia se comprometió a otorgar una segunda entrevista en la que pudiera responder a los cuestionamientos del tema, sin embargo descartó que sea su competencia, pues el atrio y la Catedral están a resguardo de la federación a través del INAH.

INAH también hace mutis

En la delegación INAH se buscó a algún funcionario a través de los teléfonos de sus oficinas, al carecer de un área específica de comunicación social en Puebla, sin embargo no se tuvo respuesta.

Hay que recordar que el 21 de noviembre pasado, durante la instalación de la réplica de la Capilla Sixtina, personal del INAH acudió al atrio de la Catedral para clausurar las obras por unas horas y después se retomó el trabajo con la maquinaria pesada que se introdujo para el montaje.

En un recorrido realizado por este medio el pasado lunes se pudieron contabilizar al menos 295 lajas nuevas, identificables porque su color es distinto a las originales, de las cuales parte están mal colocadas pues se mueven al momento de pisarlas.

Otras más ya empiezan a quebrarse y en algunas zonas no se volvieron a colocar las lajas, provocando hundimientos en espacios que ahora solo tienen tierra y hierba crecida.

Visitas: 101

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: