• Municipios

Atlixquenses visitan plazas comerciales sin aplicar sana distancia

  • Angelina Bueno
A estas actividades se suma la reapertura de restaurantes
.

Luego de que el gobierno del Estado dio luz verde para que los comercios con venta de productos no esenciales reabrieran al público aplicando las medidas de prevención contra el covid-19, los atlixquenses salieron a las calles y a la plaza comercial ubicada en las afueras de la mancha urbana.

Es preciso recordar que los ciudadanos de esta entidad hicieron poco caso al confinamiento por lo que el centro de la localidad nunca quedó vacío, de tal forma que este fin de semana el movimiento fue mayor o casi normal en el Centro Histórico.

Pese a las indicaciones dadas a conocer por el mandatario Miguel Barbosa, los restaurantes del zócalo, se mostraron cautelosos y continuaron vendiendo solo para llevar y a domicilio los alimentos, algo que decepcionó a algunos turistas que llegaron este fin de semana esperando encontrar a Atlixco con las puertas abiertas, pero lo primero que encontraron fue el zócalo aún acordonado.

Otros restaurantes alejados de la mancha urbana anunciaron que ya se encontraban abiertos, pues contaban con espacio de terraza o jardín para poder proporcionar el servicio y mantener la sana distancia entre los comensales.

El caso de la apertura de la sucursal de Liverpool, fue algo que también generó alta movilidad en esta tienda departamental, que sacó de las bodegas toda la mercancía atorada con atractivos descuentos del 50 por ciento más el 20 por ciento, por ello desde el pasado viernes registró una fuerte afluencia de clientes, quienes dentro de la tienda poco respeto hicieron a la sana distancia, pese a que en el piso del lugar están marcados los pasillos para dirigir el flujo de personas.

En cuanto a las iglesias, las cuales durante el confinamiento funcionaban con grupos pequeños a puerta cerrada, este lunes abrieron, en el caso de la iglesia de Santa Cecilia, solo se habilitó uno de los dos portones en el que se colocaron miembros de esa comunidad religiosa para vigilar que a quienes llegan se les tome la temperatura, se les entregue un poco de gel y se les pida usar el cubrebocas en todo momento.

La primera misa fue a las 8 de la mañana después de eso en el lugar llegaron a estar máximo 12 personas antes del mediodía, con la condición de no tocar las imágenes religiosas.

Visitas: 301

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: