• Seguridad

Por ambiguo, rechaza Rivera decreto de Barbosa en seguridad

  • Patricia Méndez
Señala que no se precisan los detalles del trabajo cotidiano entre el municipio y el estado
.

El plan del gobierno del estado para asumir el control de la seguridad pública en la capital está empantanado.

La alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, argumentó que es ambiguo el decreto que emitió el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta el pasado 13 de julio para tomar el mando de la Policía Municipal, motivo por el que no lo ha aceptado.

A su vez, Barbosa acusó falta de voluntad de Rivera para trabajar coordinadamente, y le recordó que ya solo le resta un año a su gestión como presidenta municipal.  

Fue en marzo pasado cuando el gobernador emitió un primer decreto para asumir el control de la seguridad en la capital, pero la alcaldesa acusó que se trataba de una violación a la autonomía del municipio y se inconformó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

A mediados de julio, el mandatario emitió un nuevo documento, con el mismo fin pero la comuna capitalina tampoco lo acató.

El documento es ambiguo

Interrogada sobre el tema durante una conferencia de prensa que realizó este miércoles para abordar temas de seguridad, Rivera Vivanco indicó que el documento que emitió el gobierno del estado es ambiguo y señaló que por eso su administración no lo ha aceptado.

La presidenta municipal indicó que desde que fue publicado el primer decreto, instruyó a la Secretaría de Seguridad Ciudadana a trabajar de forma coordinada con el estado, pero insistió en que no se han aclarado puntos que son “confusos” del documento.

“(…) hay aspectos que no se precisan y tendrá que darlos a conocer la parte estatal, en un primer momento se mencionó que hacía falta información, entiendo que por eso se plantea un segundo decreto pero le siguen faltando algunos aspectos pero en trabajo cotidiano”, comentó.

Acusa Barbosa falta de coordinación

Barbosa Huerta también fue cuestionado sobre el tema en su conferencia de prensa y acusó que el ayuntamiento no ha asumido el decreto por falta de coordinación y voluntad.

En ese sentido, resaltó que a la administración de Rivera Vivanco -con quien sostiene una pugna política- ya solo le resta un año dos meses, por lo que su gobierno trabajará de forma individual por la seguridad de la capital, mientras concluye la gestión municipal actual.

“Ya vamos al último año de los ayuntamientos, ya nadie puede decir que va a perfilar un nuevo rostro de los gobiernos en cada ayuntamiento, ya fue lo que fue, no hay ya otra forma de lo que ha sido. A mi gobierno le toca ser responsable de la seguridad pública en el estado, que debiera tener la colaboración de todos los ayuntamientos, pues sí, pero si no es posible, no me voy a detener, la capital es muy importante y vamos a seguir trabajando”, comentó.

El mandatario también indicó que la negativa por parte de la alcaldesa para asumir el documento, es una estrategia para victimizarse y acusar al gobierno estatal de persecución.

¿En qué consiste el decreto?

En el primero y segundo decretos, el gobierno del estado expone que en la capital ocurren “circunstancias de alteración grave del orden público” que ameritan que el gobernador asuma el mando de la Policía Municipal.

El gobierno del estado expuso primero en marzo que la incidencia delictiva en la capital iba en aumento, como ejemplo, se mencionó un crecimiento del 15 por ciento en robos a negocios entre 2018 y 2019, al pasar de 4 mil 443 y 5 mil 113 denuncias.

Se indicó también un alza del 20.3 por ciento en acusaciones por robo a casa habitación, al pasar de 2 mil 204 a 2 mil 652 casos.

En el segundo documento también se argumentó que en la capital se registraban “circunstancias de alteración grave del orden público” por lo que era necesario que el estado se convierta el rector de las fuerzas municipales por un año, es decir, hasta julio de 2021, cuando a la administración de Rivera le falten tres meses para concluir.

Visitas: 1,780

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: