• Cultura

Un día muy especial, Día del Libro, 23 de julio

  • José Alberto Vázquez Benítez
Los libros siempre merecen nuestro cariño y homenaje
.

Indudablemente los libros son ¡Espejo de la Vida! Eso escribe en su columna, Manuel Villa: cada vez que salgo de viaje, pongo más libros en la maleta, pero como sí eso no fuera suficiente  compro en las ciudades a las que viajo. Creo que me pasa por miedo a quedarme sin libros…¡ espejo de la vida! (El País -Cultura). En esta fecha 23 de julio, celebramos – debe celebrarse – con intenso júbilo el ¡Dia del Libro! Y no va de repetición del pasado 23 de abril Dia Internacional del libro.

NO, esto no se repite, es traslado hecho por los vendedores de libros por aquello de la pandemia en que las librerías de prácticamente todo el mundo permanecieron cerradas. Por ello, hoy a festejar al amigo libro, adquiriendo al menos un libro.

Un pasaje, parece escrito para los días que - ojalá - ya están cerca de terminar, y a lo que nuestro nuevo ser habrá que enfrentarse.  Del enorme Gabo en “Cien años de soledad”: “En lugar de pensar en lo que no podía hacer, estaba pensando en todo lo que haría una vez que llegara a tierra firme -  se trata de un marino confinado   en su bote -. Visualizada todas las escenas de cada día, las vivía intensamente y disfrutaba de la espera…Todo lo que podemos obtener en seguida, rápido, no es interesante. Esperar sirve para sublimar el deseo y hacerlo más poderoso. Me privé de comidas ricas, botellas de ron y otras delicias. Me habían privado de jugar a las cartas, de dormir mucho, de practicar el ocio, de pensar solamente en lo que me estaban privando. - ¿Cómo terminó, Capitán?  - Adquirí todos esos nuevos hábitos.  Me dejaron bajar del bote mucho más tarde de lo esperado.  – Te privó de la primavera, entonces? – Sí, ese año me privaron de la primavera y muchas otras cosas, pero aún así florecí, lleve la primavera dentro de mí y nadie me la pudo quitar.

De cualquier forma, los libros siempre merecen nuestro cariño y homenaje, va un fragmento de lo escrito por Luis Villoro en el texto “Leer en tiempos de crisis”: “Tengo la impresión de que los libros se acercan o se alejan según su voluntad. Me ha pasado que dejó un libro sobre la mesa y desaparece y aparece en otro lugar de la casa como si se descolocara por su cuenta, es un misterio equivalente a cuando desaparece un calcetín en la lavadora”, tal lo cuenta y llega a concluir: “lo cotidiano es una parte de la magia” que le lleva a tener este pensamiento “Los libros se acercan a nosotros cuando creen que los merecemos, cuando deciden que somos lectores”. Y perdón por reiterar la frase De cualquier forma, hoy a comprar uno o más libros”. En la foto vemos a la escritora británica Karem Amstrong en su biblioteca domiciliaria en Londres.

Apasionado de los libros y fértil escribidor, con 13 textos publicados, entre los que sobresalen Sabina, En carne viva “ sus poemario “Ciento volando de 14” y el más reciente “Muy personal “ que publicará Planeta en noviembre próximo. Por algo tiene licenciatura en Letras con Maestría en Filología Románica. Le vemos en la foto en su nutrida biblioteca en casa. Y ahora que todo pase,  cantaremos con Joaquín…y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen sentido.

Visitas: 162

Versión para impresión

Comentarios de Facebook: