• Saludable

Desvelos recurrentes podrían hacerte subir hasta 1 kilo por semana

  • Edwin G
Dado que el descanso óptimo ha sido desplazado, uno de los principales reemplazos que encuentra el cuerpo para esta acción es el de satisfacer el hambre
.

Con el transcurrir de los meses desde que fue decretada la emergencia sanitaria, los padecimientos como estrés, ansiedad, depresióntrastornos del sueño han incrementado de manera considerable.

Esto se genera principalmente ante la incertidumbre de no saber qué esperar de la pandemia por Covid-19, además de que, al menos en México, la cuarentena se extendió a un periodo más prolongado.

Entre los padecimientos más recurrentes se encuentran los trastornos de sueño, que tienen múltiples repercusiones en la salud de las personas y algunos efectos suelen presentarse como incremento de peso, lo que se tornaría más delicado si no se detecta en un momento oportuno para poder revertirlo o al menos tratarlo.

De acuerdo con Eve van Cauter, directora del Centro del Sueño y Metabolismo de la Universidad de Chicago, el hecho que una persona duerma menos de 7 horas al día puede generar consecuencias como el incremento del peso corporal.

 

Falta de sueño altera la alimentación

De acuerdo con una investigación liderada por dicha universidad, la razón del incremento de peso se encuentra en no lograr conciliar el sueño de manera adecuada, lo que genera que la persona tenga más hambre durante el día; en consecuencia, provoca que coma de forma más periódica y con mayor desorden.  

Aquí, la persona consume alimentos menos balanceados y poco saludables, pues lo único que persigue es el objetivo de saciar su apetito, lo que conduce a que ingiera hasta 300 o más calorías en un solo día, cantidad que la llevaría a subir hasta un kilo semanal.

 

¿Sientes mayor apetito?

La investigación liderada por la Universidad de Chicago, señaló que la razón del incremento en la ingesta de alimentos se debe principalmente a que en el momento en el que la persona no duerme bien, el cuerpo se siente fatigado, por lo que exige mayor energía.

Esta energía la consigue en la comida y termina por básicamente ‘remplazar’ el descanso que se requiere para permanecer funcional en el transcurso del día. Además, al no dormir de manera adecuada, se libera la hormona Ghrelin, conocida como la hormiga de la ansiedad, la cual conduce a comer más durante el día de manera desesperada.

Es por ello que se sugiere dormir al menos 8 horas cada día para mantenerse saludable y no se alteren los hábitos cotidianos en el cuerpo, entre ellos el régimen alimenticio.

 

Foto: Captura de pantalla de YouTube

Visitas: 148

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: