• Ciudad

Ven viable que las nuevas ciclovías sean permanentes

  • Laura Ruiz
Refieren especialistas experiencias similares en el mundo
.

Para urbanistas en pro de la movilidad sustentable, las ciclovías emergentes que anunció ayer el ayuntamiento de Puebla como parte del regreso a las actividades tras el confinamiento del Covid-19 tienen potencial para quedarse permanentemente.

Aunque los 26 kilómetros anunciados ayer son parte de las medidas sanitarias, explicó Iván Vega del Laboratorio de Espacio Público Mx, en el periodo en el que funcionen el ayuntamiento podrá evaluar su viabilidad y las mejoras necesarias.

"Habrá que hacer la medición correspondiente para conocer su alcance,  beneficios y otros factores para que se pueda determinar su permanencia.

"Por la experiencia en otros lugares, en otros países, la tendencia es que se queden permanentes pero habrá que esperar las evaluaciones; todo es perfectible", dijo.

Entre los países que han aumentado su red de ciclovías de manera permanente a partir de situaciones críticas, recordó el urbanista, se encuentran Colombia, Francia y Holanda.

En esos casos, no fue el Covid-19 o alguna enfermedad la que orillara a los gobiernos a esas políticas públicas sino el congestionamiento del parque vehicular y las dificultades para acceder a los combustibles.

"Obviamente el surgimiento de esta infraestructura fue a partir de la crisis energética que tuvieron en estos lugares, de las crisis de movilidad por congestionamientos o por atascos.

"Estas medidas que en su momento fueron consideradas como temporales hoy ya son una realidad permanente, son incluso una política pública", detalló.

Sobre el rechazo social que en el pasado han tenido estas medidas y su  infraestructura en la ciudad, Vega destacó que se debe tener empatía por los que no se mueven en automóvil particular y que representan casi 80 por ciento de la población.

El uso de las ciclovías, detalló, puede parecer contraproducente para la movilidad, pero puede incidir en quienes no cuentan con esos bienes y dependen de otras vías como el transporte público.

"Muchas veces las personas hablamos desde lo que a nosotros nos beneficia de manera individual . Y las personas tal vez se molesten porque se está reduciendo un poco el espacio para el automóvil o para estacionarse. Esto genera la percepción de que en vez de ayudar a la movilidad lo complica.

"Yo diría que es entendible el enojo de las personas, sin embargo también hay que ser empáticos, recordar que la mayoría de las personas se mueve en el transporte público, no en el auto particular", agregó.

Visitas: 634

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: