• Seguridad

Destrozan en menos de 6 meses 8 patrullas nuevas de la SSP

  • Alberto Melchor
Sus conductores chocaron, volcaron o las unidades fueron dañadas por civiles
.

Al menos ocho de las nuevas patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) que fueron rentadas por el gobernador Miguel Barbosa Huerta como parte de su estrategia de combate a la inseguridad, se encuentran completamente destrozadas o fuera de circulación luego de que sus conductores chocaron, volcaron o fueron dañadas por civiles.

Aunque las unidades siniestradas cuentan con un seguro dentro del contrato de arrendamiento con la empresa Lumo Financiera del Centro S.A de C.V. por el que gobierno paga 1 mil 702 pesos diarios, fuentes dentro de la corporación explicaron que algunos de los vehículos no han sido reparados o restituidos al ser pérdida total, sin poder precisar cuáles y cuántos son.

 

En seis meses, siete choques

El acto oficial del gobierno del estado, en donde se hizo entrega de las primeras 250 patrullas rentadas, ocurrió la mañana del 16 de diciembre del 2020 en la explanada del estadio Cuauhtémoc. Los vehículos en su totalidad son camionetas Ram equipadas con cámaras y equipo de tecnología de última generación.

 

Pero apenas dos días después, la madrugada del 18 de diciembre, la primera patrulla de esta ‘camada’ se vio involucrada en un accidente con otro automóvil particular que, según el dicho de los uniformados, se dio a la fuga sin que ellos pudieran hacer algo para detenerlo. La patrulla en cuestión fue la que contaba con número económico 1037 y el percance ocurrió en la Prolongación Reforma, a la altura de la junta auxiliar de La Libertad.

En la revisión hemerográfica que realizó e-consulta se encontró que el segundo accidente de una de las patrullas de Lumo Financiera del Centro ocurrió la madrugada del 26 de enero de 2020, cuando la patrulla 1379 adscrita al área de Vialidad Estatal se vio involucrada en un percance vehicular con una camioneta particular en el Bulevar Aeropuerto del municipio de Huejotzingo.

 

Ese mismo día, pero ya por la mañana, ocurrió otro percance en el municipio de Francisco Z. Mena, involucrando a la patrulla 1498 de la misma dirección de Vialidad. En ambos casos los percances fueron con vehículos particulares de menor tamaño por lo que todo se limitó a daños aparatosos, pero materiales.

Para el 18 de febrero se registró nuevamente un choque doble que involucró a dos patrullas de la Policía Estatal, pero solamente una de las unidades siniestradas en calles de la colonia El Carmen correspondió a una de las unidades arrendadas con el número económico 1946, en un hecho que dejó a una civil y un oficial lesionado.

Apenas dos días después, es decir el 20 de febrero, durante la madrugada ocurrió un percance entre un particular y la patrulla 1687 de la Policía Estatal, donde la patrulla se pasó la luz roja del semáforo en el crucero de la Avenida Reforma y la calle 5 Norte. El choque fue aparatoso a pesar de que esas calles están dentro del cuadrante Zona 20 donde el límite de velocidad es de 20 kilómetros por hora.

El próximo percance vehicular ocurrió apenas la madrugada del 11 de mayo del 2020 cuando la patrulla 1389 del área de Vialidad Estatal volcó en el Periférico Ecológico a la altura del Bulevar Valsequillo. Se indicó que los dos uniformados iban en persecución de un vehículo que aparentemente violó el programa Hoy No Circula que arrancó ese día.

 

Mientras que los casos anteriores dejaron daños materiales y en algunos civiles o policías lesionados, el único que hasta ahora ha cobrado la vida de algún uniformado en esas patrullas ocurrió el 27 de mayo en la carretera Cuacnopalan-Oaxaca, a la altura del municipio de Cañada Morelos.

El oficial David Rocha González murió prensado al volante de la patrulla 1968 de la Policía Estatal la cual presuntamente invadió el carril contrario de la autopista mientras iba custodiando un camión cargado con huevo, esto ante los constantes robos en la zona.

 

Patrullas tampoco se salvan del vandalismo

Otra de las patrullas que ha resultado dañada, pero no precisamente por un percance vehicular, fue la que contaba con el número económico 1006 de la Policía Estatal, la cual atropelló a un menor de edad durante una persecución en calles de la unidad habitacional La Margarita.

En los hechos ocurridos el 27 de abril la gente de esta colonia atacó con piedras y palos la citada patrulla en represalia por el percance donde fue atropellado el menor. Aunque la unidad pudo retirarse circulando, los daños en cristales, carrocería y cámaras exteriores eran evidentes.

 

Foto: Archivo e-consulta

Visitas: 405

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: