• Cultura

Encuentros en la lectura del Realismo Mágico del gran Gabo

  • José Alberto Vázquez Benítez
“Bajo los lienzos de letreros colgados".
.

En estos días de encierro en casa, horas enteras volcado en las páginas de los libros que conforman aquello que alguien dijo: “somos lo que leemos” me encuentro en las páginas de “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada” escrita en 1972 por Gabriel García Márquez, edit., Hermes, México, 1972., (Tiraje de 100 000 ejemplares así se vendían los libros del Gabo). Algo que aquí reproduzco después de que el libro por poco caé de mis manos por la sorpresa, la sorpresa de lo premonitorio, por algo se le llama “Realismo mágico”, recordemos que lo terrible, sorprendentemente triste y preocupante que hoy estamos viviendo dio inicio por la ingesta en China de un guiso a base de murciélago.

Escribe García Márquez, ya casi al final del libro – y aquí debe de haber algo autobiográfico, o por él vivido y llevado a tinta con su genial arte de relator o cuenta- cosas. Dice, que viajaba con su colega, amigo y compinche Álvaro Cepeda Samudio – “La casa grande, 1962- : “Yo andaba vendiendo libros de medicina por la provincia de Riohacha, Álvaro andaba también por esos rumbos vendiendo máquinas de cerveza, me llevó en su camioneta por los pueblos del desierto con la intención de hablarme de no se que cosa y hablamos tanto de nada y tomamos tanta cerveza que sin saber cuándo ni por donde atravesamos el desierto entero y llegamos hasta la frontera”.

“Ahí estaba la larga carpa del amor errante…”  -  En la que la desalmada abuela vendía por manojos de pesos las caricias y los favores sexuales de la cándida Eréndira “bajo los lienzos de letreros colgados:<<  ERENDIRA ES MEJOR, VAYA Y VUELVA ERÉNDIRA LO ESPERA. ESTO NO ES VIDA SIN ERENDIRA>>.   La fila interminable y ondulante, compuesta por hombres de razas y condiciones diversas, parecía una serpiente de vértebras humanas…”  Y, aquí lo sorprendente, que entre otras cosas, Gabo describe que vieron:

“Estaba un enviado de la vida eterna que anunciaba la venida inminente del murciélago sideral, cuyo ardiente resuello de azufre había de trastornar el orden de la naturaleza”.

¿Premonición, Realismo Mágico? Vaya Usted a saber amigo lector. Pero en esas estamos.

El gran Gabo, máximo exponente del Realismo Mágico.  FOTO El País. 

La abuela desalmada y Eréndira.  Interpretación gráfica de : “Astral Proyection How To Travel Beyond The Normality” Autor, A.P.

De la cándida Eréndira en “Expresión oral y escrita”.

Visitas: 204

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: