• Seguridad

Médicos salieron con sueños de Colombia y los asesinaron en Puebla

  • Alberto Melchor
Los cadáveres de Ximena Quijano y Antonio Parada fueron hallados este lunes en Huejotzingo, junto con el del veracruzano Javier Tirado y el chofer de Uber, Josué Emanuel Vital
.

Un intercambio académico de alumnos de la BUAP en Colombia forjó la amistad entre el veracruzano radicado en la angelópolis, Javier Tirado Márquez, y los colombianos Ximena Quijano Hernández y Antonio Parada Cerpa, que enamorados de las cosas buenas que escucharon de Puebla decidieron venir a hacer su residencia médica, sin saber que un viaje de esparcimiento los llevaría a la muerte.

Apenas en agosto del 2019, Ximena y Antonio salieron de Colombia a través de un programa de intercambio rotativo con ayuda de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), según explicó a e-consulta una de las amigas de las víctimas.

"Ellos llegaron aquí en agosto, iniciaron su internado rotativo y se iban a ir en mayo, regresaban a Colombia. Ellos estaban en el Hospital General de Cholula con el plan internacional de intercambio con la universidad Upaep", explicó.

Sin embargo, los estudiantes de la BUAP –que inicialmente fueron a Sudamérica- estaban decididos a retribuirles la hospitalidad que ellos tuvieron en Colombia, por lo que una de las metas era llevarlos a lugares turísticos y mostrarles la riqueza cultural de Puebla durante su estancia.

"Eran chicos muy alegres, con muchos sueños, con muchas metas, con ganas de conocer México porque nos conocieron en nosotros y ellos estaban muy contentos por nuestra amistad por nuestras personalidades que coincidían y la idea era que ellos pudieran pasarla tan bien como nosotros la pasamos allá en Colombia", narró.

Llegaron con una familia de Huejotzingo por seguridad

Al planear una visita al carnaval de Huejotzingo, una familia de ese municipio se encargaría de recibir a Javier, a Jimena y Antonio este fin de semana. "Ellos fueron con una familia que conocían, que los iban a acoger para que, precisamente, fuera más seguro", explicó la amiga.

Agregó que debido a que Jimena y Antonio tenían que presentarse al otro día en el Hospital General de Cholula y Javier lo consiguiente en su servicio social, regresaron desde el domingo sin importar la hora, por lo que solicitaron un servicio de Uber.

En una entrevista qué dio la mamá de Antonio, Angélica Cerpa, antes de partir de Colombia para venir a México, explicó que tuvo contacto con su hijo antes de que abordara el taxi, sin embargo se alertó cuando vio que el marcador GPS del celular no salía de Huejotzingo e intentó llamarlo, sin embargo no obtuvo respuesta.

Sin que las autoridades hayan dado a conocer una cronología aproximada desde que los jóvenes tomaron el servicio de Uber, las declaraciones de la madre hacen presumir que los jóvenes habrían sido ultimados junto con el chofer Josué Emanuel Vital desde la noche del domingo en un sitio cercano al aeropuerto Hermanos Serdán.

Amigos se alertaron cuando Javier no llegó

Los amigos de los jóvenes médicos explicaron a e-consulta que fue aproximadamente a las 11:00 horas de este lunes 24 de febrero cuando se enteraron que Javier no llegó a la clínica donde realizaba su servicio social, motivo por el cual comenzaron a buscarlo y fue así que se enteraron que la mamá de Antonio hacía lo mismo desde Colombia.

Fue precisamente ella quien les proporcionó la ubicación GPS que marcaba el celular de Antonio, permitiendo que uno de los amigos de Javier se trasladara hasta una vereda ubicada en la localidad de Santa Ana Xalmimilulco, sin esperar que a su arribo se encontraría con un intenso operativo de la policía debido a que desde las 9:30 horas habían sido localizados los cuerpos de los tres estudiantes y el del chofer de Uber con golpes y heridas de bala.

"Lo último que supieron es que ya venían de regreso, pero ya por la mañana de hoy nos dijeron que Javier no había llegado el servicio social, entonces empezamos a hacer la búsqueda y así fue como un compañero logró llegar al lugar de los hechos y pudo reconocer qué se trataba de ellos", explicó.

Médicos pasantes vivimos en estado de riesgo

Ante este panorama y la forma en la que fueron ultimados los tres jóvenes universitarios junto con un conductor de la plataforma Uber, de apenas 29 años de edad, es que los amigos de las víctimas consideraron que hace falta exigir a las autoridades locales que garanticen seguridad.

No obstante recalcaron que los estudiantes de Medicina y médicos pasantes viven todos los días en esta situación de riesgo, cuando deben ir a comunidades alejadas para realizar su servicio social como Javier, o sus residencias médicas como el caso de Ximena y Antonio, pues muchas veces no tienen garantías de que en el traslado puedan ser asaltados o incluso asesinados.

"A nosotros como médicos pasantes o estudiantes de Medicina estamos haciendo las labores necesarias para terminar nuestra carrera, por el compromiso social, y muchas veces en localidades alejadas por lo que pedimos que se nos brinde la seguridad y que como estudiantes nos protejan, porque no tienen por qué pasar estas cosas", recalcaron.

Reprocharon la saña con la que fueron ultimados debido a que ninguna de las víctimas fue despojada de sus pertenencias, más que el vehículo en el que viajaban, por lo que al momento del hallazgo tenían consigo cartera, celulares y demás objetos de valor, lo que hace evidenciar que fue algo más que un simple robo.

"No entiendo por qué mataron con esta saña a mis compañeros, si querían hacer un asalto al carro, no entiendo cuál fue la saña de no quitarle sus pertenencias y solamente balacearlos, se habla de una violencia generalizada que todos los días vivimos, pero no lo entiendo", sentenció.

Además de los respectivos pronunciamientos que en su momento ya hizo a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla  y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla , la comunidad universitaria de la Facultad de Medicina se pronunció en contra de este asesinato múltiple y reprochó el riesgo al que están expuestos todos los días con asaltos en el área de la salud.

Asimismo en redes sociales se ha convocado una marcha para este martes por la mañana la cual tiene como fin llegar hasta Casa Aguayo y exigirle al gobernador Miguel Barbosa Huerta que tome cartas en el asunto en materia de seguridad

Reportan a tres detenidos

De forma oficial, las autoridades solamente han reconocido que por este hecho fue recuperado el automóvil Chevrolet Beat de la plataforma Uber en el que viajaban las víctimas, además de que hubo tres personas detenidas junto con una camioneta que portaba estrobos y ropa táctica en su interior.

Derivado de dicha detención se giraron órdenes de cateo en al menos tres propiedades del municipio de Huejotzingo, las cuales están siendo revisadas por elementos de la Fiscalía General del Estado para detectar evidencia que pueda ayudar a relacionar a los sospechosos con este múltiple homicidio.

Visitas: 18,339

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: