• Política

Debe elegir sociedad al auditor superior y no el Congreso: Doger

  • Maribel Morillón
Señala que es necesario borrar la imagen de que el órgano se ocupa como un “garrote político”
.

Como ex titular del Órgano de Fiscalización Superior del Estado, José Doger Corte llamó a una reforma que permita a la sociedad elegir al auditor superior del Estado y quite esa facultad al Congreso local, en aras de borrar la imagen de que el organismo es un “garrote político”.

En el programa "Ante la Corte" de e-consulta, quien ocupó el cargo de 2001 a 2007 expuso que la autonomía del auditor existe, pero es tan real como quiere “aquel” que ostenta el cargo mayor.

En buenas manos, explicó, el poder del auditor puede lograr que las cosas se hagan con transparencia, pues a pesar de que se limitaron algunas capacidades con reformas a la ley, esta figura aún tiene facultades para aplicarla a través de las observaciones, sin distinciones políticas.

"La parte más importante de la Auditoría, ahora, tanto la Superior como antes el Órgano, es la autonomía que tiene de actor. Si tienes realmente autonomía puedes ejercerla y puedes obligar a que se hagan las cosas con transparencia", enfatizó y recordó que durante su gestión hubo decenas de observaciones a Ayuntamientos.

Nombrar al auditor como a la Comisión Anticorrupción

Con siete años al frente del órgano que en ese momento se encargaba de auditar las cuentas públicas, José Doger reconoció que existen las presiones de los presidentes municipales, de los diputados y, sobre todo, del gobernador, sin embargo hizo énfasis en que la ASE pude ser tan autónoma como su titular quiera.

"No tengo la menor duda que pueda funcionar como eso (garrote político), ya depende del auditor. Tendría que cambiarse el método de elección del auditor, que no sea uno que el Congreso elija, tendría que haber alguna posibilidad de que la sociedad pueda intervenir en la elección para que sea una persona de la sociedad", expuso.

José Doger abundó en esta propuesta manifestando que para evitar suspicacias, como las que envolvieron a Francisco Romero Serrano, recientemente electo como titular de la ASE, se debe de cambiar la ley y el método de elección del auditor, para alejarlo de cualquier vínculo con el poder Ejecutivo o Legislativo.

Métodos de elección como el del Sistema Estatal Anticorrupción, integrado por académicos de distinguidas universidades, miembros de la iniciativa privada y ciudadanos, es quizá uno de los modelos que José Doger propondría para terminar con los nombramientos a modo que pueda realizar el Congreso del Estado.

"Está ahora la fórmula de la Comisión Anticorrupción, que lo elige un grupo de personas destacadas, miembros del gobierno, de la iniciativa privada, de las universidades públicas, eligen a los miembros de la Comisión Anticorrupción, a lo mejor una fórmula similar que pueda pasar por un tamiz distinto", haciendo mención a que sería una fórmula aplicable hasta para la Comisión de los Derechos Humanos.

El auditor da cuentas a la federación, no al gobernador

Aunque el nombramiento de Francisco Romero Serrano como titular de la ASE podría verse como un pago político por su cercanía con el gobernador Miguel Barbosa Huerta y el diputado local Gabriel Biestro, Doger Corte insistió en que es el auditor quien debe de recordar que las cuentas las rinde a la federación, no a las administraciones locales.

"El auditor tiene que revisar los recursos de la federación, tiene que auditarlos y tiene que darle cuenta a la Auditoría Superior de la Federación, sino, tú te haces responsable jurídicamente frente a la Auditoría Superior de la Federación, que te puede demandar penalmente", recalcó.

Es justo la relación del auditor con el poder legislativo la que lo hizo recordar durante la entrevista situaciones que vivió en esa etapa al frente del órgano de fiscalización, donde el entonces presidente de la Junta de Gobierno y después gobernador, Rafael Moreno Valle, opinaba en torno a las multas por las observaciones detectadas.

"Nos decía: '¿Por qué estas multas?, no puede ser que pongan estas multas, nadie las va a poder pagar', yo decía 'señor, cambie la ley, mientras que la ley esté de esa manera yo tengo que poner lo que está ahí", en relación a las sanciones donde por una observación de 5 mil millones de pesos, la misma se aplicaba por el doble, es decir, 10 mil millones.

Despacho de Romero Serrano ya no debe de ser auditor externo

Respecto a la discusión que se generó por la participación que tenía el despacho de Francisco Romero Serrano como auditor externo de la ASE, José Doger consideró que esto es un factor que confirma experiencia, pero al momento de ser nombrado debe de dejar esa posición y todo aquello que tenga que ver con algún sujeto obligado.

"Es un tema de simple honradez, se tiene que decir 'en este momento mi despacho no trabaja con todos los sujetos de revisión', porque los sujetos de revisión no son los Ayuntamientos, son 320 en total y tendría que decir que sigue trabajando como auditor, pero en otro lugar, pero no en el orden público", recalcó.

Universidad de la Salud es viable, pero compleja

Antes de su trabajo en la administración pública, José Doger Corte estuvo al frente de la rectoría de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), de 1990 a 1997, tiempo donde además se comenzó a aplicar el modelo de los exámenes de admisión, el cual desde su perspectiva sirvió para mejorar la calidad, pero también frenó su crecimiento.

Con estas credenciales en la educación pública de nivel medio y superior, José Doger aseguró que el modelo de abrir la oferta académica con universidades públicas por parte del gobierno federal, aunque replicadas por el gobierno estatal, son buenas pero debe de cuidarse la calidad.

El ex rector de la máxima casa de estudios de la entidad hizo especial énfasis en la Universidad de la Salud, que si bien es propuesta de Andrés Manuel López Obrador, recientemente fue relanzada por el gobernador Miguel Barbosa.

"La idea no es mala, el problema es que no es tan fácil realizar porque tú puedes abrir cualquier espacio y poner a los jóvenes a estudiar, pero tú tienes que conseguir profesores calificados y luego montar una escuela, no es tan sencillo", explicó al analizar los beneficios y las complicaciones de un proyecto de este tipo.

Recordó que además todos los Reconocimientos de Validez Oficial de Estudios (RVOE) para planes del área de la salud deben ser previamente autorizados por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) nacional, además de que se debe de pensar en la calidad docente y en ofrecer instalaciones dignas.

En su análisis, puntualizó que no solo se debe de pensar en la creación de una escuela sino en donde se abrirán espacios para realizar prácticas profesionales y, una vez egresados, donde se ofrecerán empleos en una profesión que es de las más demandadas, aunque también de las más costosas y de las que mayores problemas tienen para encontrar trabajo.

Visitas: 713

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: