• Política

Armenta pide a gobiernos eliminar contaminación en el Río Atoyac

  • Norberto López
Presenta Punto de acuerdo en el Senado de la República
.

A través de un punto de acuerdo, el senador de Morena, Alejandro Armenta Mier, exigió al gobierno federal, a los gobernadores de Puebla y Tlaxcala, así como a presidentes municipales de los mismos estados, acciones contundentes para eliminar la contaminación ambiental de la sub-cuenca hidrológica del Alto Atoyac, en lo particular de los ríos Atoyac y Xochiac y sus afluentes.

“Se exhorta respetuosamente al Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales; al Director General de la Comisión Nacional del Agua; al Procurador Federal de Protección al Ambiente; al Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios; a los Gobernadores de los Estados de Puebla y Tlaxcala; a los Presidentes Municipales de los ayuntamientos de San Martín Texmelucan y  Huejotzingo, en el Estado de Puebla; y a los Presidentes Municipales de los ayuntamientos de Tepetitla de Lardizábal, Nativitas e lxtacuixtla de Mariano Matamoros, en el Estado de Tlaxcala, a que implementen medidas urgentes para atender y eliminar la contaminación ambiental de la b-cuenca hidrológica del Alto Atoyac, en lo particular de los Ríos Atoyac, Xochiac y sus afluentes, derivada del desarrollo industrial y del crecimiento desmesurado d 1 región”.

Asimismo, pidió a las mismas autoridades, implementen medidas de coordinación institucionales para el cabal cumplimento de la recomendación 10/2017 que les fue formulada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por actos y omisiones contra la contaminación ambiental de la sub-cuenca hidrológica del Alto Atoyac.

Lamentó que a dos años de haberse formulado la recomendación 10/2017 de la CNDH, “lejos de observarse avances en la lucha contra la contaminación de los ríos referidos, se puede constatar una evidente indolencia de las autoridades municipales, estatales y federales para atender y resolver dichas recomendaciones”.

“Se sospecha, así, que el problema no ha sido atendido, básicamente, por la falta de interés y voluntad política de los actores involucrados. No se han realizado acciones que denoten avances concretos para resolver el problema de contaminación, por lo que la degradación ambiental y los problemas de salud se multiplican en forma alarmante”.

En el punto de acuerdo, que también suscriben los senadores, Joel Molina Ramírez de Tlaxcala y Miguel Navarro Quintero de Nayarit, señalan que la contaminación del río Atoyac ha llegado al grado de desaparecer por completo la vida acuática; al surgimiento de enfermedades vinculadas con la polución que, incluso, y según pruebas documentadas en nuestro poder, han costado la vida a diversas personas.

Las descargas de aguas residuales por más de 2 mil empresas de diversos giros; el uso indiscriminado de pesticidas en la agricultura y la irrigación de los sembradíos con aguas saturadas de metales pesados, heces fecales y de todo tipo de químicos utilizados principalmente por empresas textileras, han convertido al río Atoyac en un peligro real para la salud pública, digno de declaración de emergencia v nacional.

Sin embargo, se observa que no solo las empresas contaminan, los municipios he incluso los propios gobiernos estales son sujetos activos en este proceso de degradación ambiental; por una parte, han omitido hacer cumplir la regulación en materia de descargas de aguas residuales y, por otro, se han convertido en agentes activos de la misma contaminación que, estando obligados a combatir, descargan sus propias aguas sin el debido tratamiento previo.

En el documento publicado en la Gaceta Parlamentaria del Senado, exigieron que los tres órdenes de gobierno están obligados a  coadyuvar al logro del objetivo 6 de la Agenda 2030 (Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos) y de sus metas 6.3 y 6.6, con sus correspondientes indicadores.

Foto: Agencia Enfoque

Visitas: 309

Versión para impresión

Comentarios de Facebook: